Y Felipe habló: Gabilondo

Publicado por el Feb 19, 2015

Compartir

El refundador dicta

El refundador dicta

“¿Puede la democracia interna estar en contra o ser prioritaria sobre la democracia de los ciudadanos con sus votos?”. La pregunta la hace Felipe González en un artículo titulado “Madrid: superar la endogamia”.

Por si cupiera alguna duda sobre la autoría intelectual de la crisis abierta en la federación madrileña de los socialistas, el refundador del partido en los años 70 ofrece hoy sobrada prueba del peso de su sombra.

Hay una dura realidad: la desnortada comisión ejecutiva no ha sido capaz de sacudirse de encima las malquerencias adquiridas durante la etapa Zapatero. Su sucesor hubo de rendirse bajo el peso de la misma tara. Y las primarias que Rubalcaba convocó no alumbraron en la persona de Sánchez al mirlo blando deseado. Ante ese panorama la intelligentsia del partido se ha sentido empoderada (anglicismo tan del gusto de la parroquia) para tomar parte en su gobierno. Desde la sombra, naturalmente, que las reglas y órganos son sagrados.

Más numeritos como el de las elecciones europeas podrían dar al traste con la alternativa socialdemócrata que ha venido suponiendo en la política española. Demasiada agua hace ya la nave, dañada por el nacionalismo en su federación catalana, por la corrupción sistémica instalada en su feudo andaluz y sobre todo por la carencia de discurso, como para dejarla irse con la corriente.

Sánchez no supo explicar, quizá porque no ser el autor del golpe de mano, lo que hoy González asienta como razón política. Él, como la mayoría de los componentes de la élite intelectual del partido, no es precisamente un fan de las primarias: “es imposible evitar que se degraden y/o manipulen” si no se dan determinadas condiciones, llega a decir.

El cáncer se llama endogamia; y para combatirla hay que evitar la confusión entre los votos de la agrupación y los de los ciudadanos, explica. “Por eso a los compañeros que piensan que la democracia interna está por encima de los resultados electorales debo decirles que se equivocan; que tenemos que recuperar con las personas adecuadas nuestra voluntad de representar a las mayorías”.

Obviamente Tomás Gómez no era “persona adecuada”. Y para representar a las mayorías son precisos un candidato y un programa capaces de “ocupar el espacio de centralidad” y de llenar el vacío “producido por el desplazamiento de los populares a la derecha más reaccionaria”.

Más claro, agua. Ángel Gabilondo es el hombre; del programa, ya hablaremos. Además, a quién le va a importar si todos dirán más de lo mismo.

Compartir

Siguiente

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2015

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31