Y ahora…con corbata

Publicado por el feb 16, 2016

Compartir

Como la casta...

Como la casta…

Iglesias se puso corbata para dar a conocer sus ganas de que haya nuevas elecciones.

Con la mayor naturalidad del mundo, con la misma que pasa del comunismo bolivariano con que incendiaba a la muchachada indignada en la Puerta del Sol, a las formas socialdemócratas con que embelesó al par de millones de votantes que arrancó a Sánchez. Con la misma astucia que vistió de esmoquin en la gala de los Goya; con la desfachatez de autonombrarse vicepresidente del Gobierno socialista que está haciendo imposible. Un fenómeno.

Ante el nuevo desplante de Pablo los edecanes de Pedro trasmutaron sus semblantes de exultantes a sombríos. Y van… Pocas veces se habrá visto frescura tal en el ruedo político. Esta es la esencia de lo que llaman “nueva política”, porque lo demás, lo que ofrecen para resolver los problemas del país, es tan viejo como las bolas de alcanfor para acabar con las polillas.

Muchas ganas, “ansias infinitas” que decía Zapatero, ha de tener Sánchez de calzarse la presidencia del Gobierno para aguantar insolencias sin fin, una tras de otra, dándoles la callada por respuesta. Más que análisis, lo que viene ocurriendo es más propio de una reseña teatral; que a eso han arrastrado la política políticos, medios y espectadores.

La telecracia ha impuesto sus reglas, las del espectáculo: entretenimiento. Llaman política a lo que hoy es puro teatro, diversión para distraer al público de los asuntos realmente importantes, los intereses generales. Viejo tema éste. Ya los cásicos griegos advirtieron que la comedia divierte a los ciudadanos impidiéndoles la reflexión, proceso al que sólo la tragedia induce.

El tancredismo con que Rajoy se adornó ante el aspirante que hace unos días le tendía la mano se convirtió en pieza argumental de la farsa que se representa non stop en el nuevo coliseo de las redes sociales. Sin embargo apenas suscitó comentarios el que, durante mes y medio y ante cuestiones más relevantes, Sánchez hiciera el mismo papel desatendiendo dieciocho llamadas al dialogo o ignorando los cinco puntos para un entendimiento que veinticuatro horas antes le había enviado el popular.

Esta especie de vodevil en el que personajes sin mayor fundamento entran y salen desde el sofá a las cámaras de televisión es ejemplo cabal de la jibarización a la que ha sido sometido lo político. En esta especie de comedia pirandelliana que escribe, dirige y protagoniza el actual mandamás del partido socialista, y las redes sociales jalean como las viejas clacs teatrales, todo son artificios para alejar la atención ciudadana de lo que realmente importa.

“A cualquier precio” podría ser el titulo de la obrita aún inconclusa pero cuyo final, conocido el talento de su autor, ya adivina la mayoría de los espectadores: fachada del palacete de La Moncloa, Pedro sale del coche oficial, con paso elástico sube los cinco peldaños que le separan de la puerta principal… que Pablo le abre desde dentro. “Todo en orden, Presidente”. Se vuelven hacia las cámaras para despedirse del cortejo que les ha dado vida durante los últimos cien días; siempre las cámaras, sin cámaras no hay vida. Y tras acomodarse entrambos  a un mismo paso se pierden en el interior.

¿Sueño, pesadilla? Sólo teatro, Calderón, “que toda la vida es sueño / y los sueños, sueños son”.

Todo un mundo de ficción que va desde la Tragedia, donde se mezclan las lágrimas de malvados y virtuosos, que decía Diderot, hasta la Comedia para reír el ingenio con que Don Mendo explica a Magdalena lo de las Siete y Media: “un juego vil / que no hay que jugarle a ciegas, / pues juegas cien veces, mil… / y de las mil, ves febril / que o te pasas o no llegas. / Y el no llegar da dolor, / pues indica que mal tasas / y eres del otro deudor. / Mas ¡ay de ti si te pasas! / ¡Si te pasas es peor!”. (Pequeño homenaje a Muñoz Seca, hoy a punto de ser eliminado del callejero madrileño por los secundarios de Pedro y Pablo, precisamente).

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2016

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031