Visitas poco recomendables

Publicado por el Sep 5, 2011

Compartir

Este es un país acogedor. Hace ciento cincuenta años dejó huella don Jorgito el inglés, pese a que su propósito de vender biblias protestantes fuera un fracaso. “Entablé conversación con varios individuos a los que encontré muy ignorantes. Ninguno sabía leer ni escribir y sus ideas respecto a la religión eran totalmente insatisfactorias, rayanas en una absoluta indiferencia” dejó escrito en “La Biblia en España”, que tradujo Manuel Azaña.

De aquí al día de las elecciones otras gentes nos visitarán; uno ya está aquí, y pronto vendrán otros tan poco recomendables como Stéphane Hessel. Me refiero a Brian Currin y a Philip Pettit. No vienen de turismo, ni a vender biblias como George Barrow o a hacer poesía en Ronda como R.M. Rilke. Los de ahora parece que nos hubieran tomado por una colonia en proceso de autodeterminación donde hay euros por ganar. 

Hessel, llegado la pasada semana para sacarse unas perrillas con la venta de su segundo panfleto, se permite inmiscuirse en la vida nacional como si esto fuera Zambia, con perdón de los zambios. Hace unos meses dejó su tarjeta de visita editando en castellano la guía espiritual de los indignados con prólogo de Sampedro. Y llega ahora para atizar los rescoldos del cabreo -“Comprometeos” es el título de la obrita- como aportación a la campaña electoral del 20-N.

Lo grandioso es verle agasajado por gentes del sistema, caso del superministro Blanco, y cómo corresponde el anciano franco alemán proclamando tanta admiración por Zapatero y Pérez Rubalcaba como desprecio de Rajoy, a quien en ningún caso hay que votar, grita.

El otro, el surafricano Currin, viene con experiencia descolonizadora labrada en su país y otros como Ruanda o Sri Lanka, precedentes sustanciales para resolver lo del derecho a decidir de los vascos.

Así como a Hessel, en principio y sin meternos en honduras, le asisten sus derechos de autor, en el caso de Currin, además del Centro Henry Dunant que preside honoríficamente Javier Solana, no se sabe bien quién paga sus cuentas; los fondos reservados tienen eso, la reserva.  En todo caso sus gestiones algún fruto han dado: los etarras están de nuevo en las instituciones locales vascas, ahora bajo el paraguas de Bildu, y tras el 20-N estarán en el Congreso, porque la Justicia anda justa de voluntades.

Y por último, el profesor visitante irlandés. “Leyendo a Pettit descubrí que de lo que hablábamos era de republicanismo”, confesó hace algunos años Zapatero. Dado que en su día le encargó analizar el estado de nuestra democracia y su gobierno, parece claro que este viene con gastos pagados.

¿Y qué tiene dicho Pettit? Por ejemplo, que la democracia ideal no está basada en el consentimiento de las gentes sino en la contestación.

De tal principio cuelgan una serie de curiosas condiciones que las democracias han de cumplir para realmente serlo, y así surge la “emocracia antimayoritaria”, basada en las dificultades establecidas con el fin de impedir que la voluntad mayoritaria pueda modificar las leyes fundamentales.

Con este tipo de personajes ¿necesitaremos campaña electoral?

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2011

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031