Sánchez, Rivera ¿queda algo más?

Publicado por el jul 28, 2016

Compartir

Mesa del Parlament

Mesa del Parlament

¿Qué más ha de pasar para que los príncipes opositores declinen tantos melindres para asumir sus responsabilidades? Las urnas, o sea los españoles, dictaron hace mes y pico una realidad que se resisten a asumir.

Si estuviéramos en el mejor de los mundos, el país podría seguir sin leyes nuevas, o gobierno que presupuestara gastos e inversiones y zanjara conflictos. Pero no estamos en esas.

Ayer los catalanes sediciosos celebraron el día de San Pantaleón, haciendo una butifarra a la Constitución. El desafío es tan absurdo como el terrorismo; supera las previsiones de cualquier análisis racional.

Unos matan un cura en el altar o masacran paseantes por el paseo marítimo de Niza; otros dan coces contra el Estado de Derecho que garantiza nuestras libertades. Todos con un mismo propósito: cargarse el sistema democrático en que viven las sociedades más prósperas y libres del mundo.

Sánchez tuvo ayer el reflejo de salir del retiro en que ha vegetado desde el 26-J para mostrar su disposición a trabajar en un frente común con el Gobierno, hoy en funciones, para poner en su sitio los desbarres del secesionismo catalán. Por algo se empieza. La cuestión es hasta dónde llega su ofrecimiento: postureo o adelanto de que algo puede comenzar a cambiar. Pronto lo sabremos.

Mejor ocasión no puede hallar el secretario socialista para dejar paso franco a un gobierno formado por el único que reúne alguna de las condiciones precisas para gobernar.

¿Y Rivera? Al adalid de la Cataluña constitucional no se le ocurrió ayer mejor mensaje que pedir explicaciones en la cámara a Rajoy por aquel sinvergüenza que tuvieron como tesorero. Hay que estar fuera de foco para ver en Bárcenas el gran problema nacional. Y como el lorito de la tía Mercé, repite que populares y socialistas deben reflexionar para desatascar el país que él mismo tiene bloqueado con su estrafalaria manía de situarse por encima del mal.

Cuando la UE exige mayores ajustes económicos, un parlamento regional embiste contra el ser nacional, los antisistema suponen el tercer grupo parlamentario del Congreso y, sobre todo, la sociedad española siente la necesidad de resetear la política del país, los príncipes opositores no pueden llamarse andana.

No caben amenazas mayores a las que dar cumplida respuesta. Volver a perder otro medio año por ver si en el próximo reparto tocan mejores cartas es disparatado.

Con tipos como estos, ni a heredar.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2016

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031