Podemos ¿o no podemos?

Publicado por el Mar 10, 2016

Compartir

¿Podremos?

¿Podremos?

En Galicia el 20-N dio un buen susto a los socialistas. El complejo Podemos desbancó al PSOE como referente de la izquierda; sesenta mil votos más, nada menos. Y allí se plantó Sánchez hoy en función de quitamiedos: “Los alcaldes que representan a En Marea pueden estar tranquilos aunque Iglesias me haya votado en contra”. El maquiavélico Divide y vencerás de Sun Tzu, Filipo, Julio César, Fernando el Católico, y un largo etc. al que Podemos replica en Valencia amenazando la presidencia que, con sus votos, ostenta el socialista Puig.

Hay demasiados indicios de que hurgando entre sus entretelas Sánchez trata de minar el muro con que Iglesias taponó su investidura. Vista la rocosa resistencia con que la extrema izquierda impedía el gobierno de la izquierda, las terminales del partido centenario comenzaron a actuar desde las entrañas de su rival. Es la ventaja del partido organizado sobre el asamblearismo, de la disciplina sobre el alboroto, de la ideología sobre el despelote institucionalizado a medias.

El instinto de conservación ha reconducido las diferencias, si es que realmente las hay, entre los dos cabecillas visibles de Podemos. Como es propio de los sistemas en que se miran, desde el leninismo hasta el chavismo, Iglesias y Errejón sentaron el principio de que no tienen más fisuras que las inventadas por los medios socialistas: “Pablo y yo hemos estado hoy un buen rato juntos pensando cómo salir al paso de este ataque, y lo vamos a parar“.

Eso sí, con la estúpida gramática que imponen estos cursis, el portavoz parlamentario del bloque se dolía: “Todo lo que está ocurriendo en Madrid me entristece igual que a todos nosotros y nosotras”. Una ternura oírle hablar en femenino.

Monedero, la tercera persona de la trinidad fundacional, interpreta que esta “guerra sucia” contra Podemos tiene como fin “presentarlo como el comienzo de una fragmentación que justifique la gran coalición“.

Coalición que a su juicio tiene dos obstáculos, “uno es Mariano Rajoy, y ya ha empezado la ofensiva para que su sacrificio sea una Pasión añadida esta Semana Santa; el otro obstáculo es Podemos: los intentos de presentar una división interna no buscan tanto una abstención de Podemos al Gobierno de gran coalición como enlodar su nombre e intentar debilitar su función de oposición“.

Todo eso estaría bien traído si no fuera por la invencible resistencia de Sánchez a contar con los populares, sea o no Rajoy su abanderado. Su socio Rivera tampoco parece dispuesto a honrar las protestas en favor del diálogo que ha convertido en arma de su blasón.

Interrogante a modo de conclusión: ¿acabará Podemos como palafrenero del Gobierno que persigue Sánchez sobre la grupa de Ciudadanos?

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2016

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031