Orwell y la tabarra catalana

Publicado por el May 29, 2013

Compartir

Lo que sea, pero asimétrico

Lo que sea, pero asimétrico

Día sí y día también los gestores del gobierno autónomo catalán se ven en el compromiso ¿histórico? de amenazar al resto del país con aparatosas ocurrencias. Para cada asunto tienen su remedio; el último, la insumisión para parar la LOMCE. Pronto llegará cualquier otra barbaridad para detener los procesos a los niños de Pujol; de momento no la tienen. Envolverse en la señera como hizo el joven Oriol, nada menos que número dos del partido que gobierna aquello, pasó tan rápidamente que no llegó a marcar tendencia. Quizá se produjo un quiebre en el pastueño seguidismo con que la alta burguesía catalana da alas a sus jóvenes turcos. O no, que diría Rajoy; tal vez el clan decidió dejarlo para más adelante, que nunca se sabe hasta dónde puede llegar la marea.

No es de recibo tener encima a unos pedigüeños incapaces de sacarse las castañas del fuego como lo hace más de media España; casi toda salvo las regiones de la cuenca mediterránea. Resulta duro de soportar su insolidaridad con el resto de los españoles que son, precisamente, quienes ya vienen pagando sus embajadas y otros dislates. Pero el pedigüeño que se siente llamado a hacer historia, fer pais, no se para en trabas y reclama lo que dice ser suyo. ¡Qué coñazos!

Lejos de lo que algunos pueden pensar, y de ahí lo del déficit asimétrico y demás melindres, estos tipos no tienen medio pase. Lo más que puede pasarnos es que Cataluña vaya despoblándose porque la gente se lance a cruzar el Ebro. Otros nos llegan de Rumanía o Bulgaria, que están mucho más lejos, sin que nada les pase. Y esos sí que son Estados.

El Estado propio es la gran monserga nacionalista que ha desquiciado, de momento, a los dirigentes socialistas que han visto la panacea en el federalismo, lo que no deja de ser una tontería más de las que ensombrecen la actualidad. ¿Sabrán unos y otros, las diferencias entre federación y confederación?

Lo que los nacionalistas catalanes andan buscando no es un Estado propio, un imposible, ni una España federal, aunque les suene bien lo del federalismo asimétrico; lo que de verdad les gustaría es una España confederal, con un poder central sumamente limitado y unas partes voluntariamente adscritas al todo. Por una sencilla razón, y es que las federaciones cuajaron para garantizar la unidad de un Estado; bien entre otros previamente independientes, caso de los Estados Unidos, o bien de regiones a las que una Constitución reconoció su autonomía, México o Canadá… y España.

Pues los nacionalistas catalanes seguirán machacando sobre el mismo clavo porque sin la tabarra del martilleo diario dejarían de ser centro de atención. Y eso debe de resultar francamente frustrante para quienes piensan, como el burro Benjamín y el último cerdo de la granja orwelliana que sí, que todos los animales son iguales, pero unos animales son más iguales que otros.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2013

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031