Ni 130 ni 161, que sean 199

Publicado por el Apr 8, 2016

Compartir

Sánchez/Hernando

Sánchez/Hernando

El negociador de Sánchez, o sea del Partido Socialista Obrero Español, con sus barones y baronesas, refundadores y padres constitucionales, dice que la reunión tripartita celebrada ayer fue positiva porque se dijeron a la cara lo que ya sabían por los periódicos. Y que ahora ha quedado claro que ya no son viables las fórmulas de 130 ni de 161; es el momento de los 199. Insólito.

Traduciendo: según Antonio Hernando está claro que la combinación PSOE-Ciudadanos (130 escaños) no va a ninguna parte, y que la de PSOE-Podemos-IU (161), tampoco; pero que la solución está en que voten todos, adherencias incluidas (199) la investidura del tal Sánchez.

Aquellos timadores de feria que antaño subastaban crecepelos y cuchillas de afeitar no lo hacían mejor: “ni por diez, ni por siete ni por cinco; por doce señoras y señores se lleva usted a casa el lote completo más este bonito perrito para el niño”.

La conferencia de prensa no tuvo desperdicio. La cosa está difícil pero sudaremos hasta la última gota para conseguir el gobierno de progreso, decía Hernando una y otra vez dado que no tenía nada diferente que decir. Tan difícil que la conclusión de las dos horas largas de conciliábulo fue escueta: hoy hablarán por teléfono para ver cómo quedar la próxima semana. Pero que no desfallezcan las esperanzas de la mayoría social, estamos trabajando por un proyecto de intersección y lo conseguiremos, reiteró.

El lenguaje lo dice todo: proyecto de intersección –“Conjunto de los elemenos que son comunes a dos conjuntos”-. Pero sin embargo no encontró palabras el portavoz del socialismo español para responder a una pregunta cuatro veces repetida: dado que Ciudadanos dice que con Podemos ni a heredar, “¿Irían a la investidura con Podemos?”.

Cuando no hay respuesta a cuestión tan sencilla es que no se quieren dar cuartos al pregonero; es decir, que sí, que dejarían en la calle a los ciudadanos para irse con quienes les den los votos necesarios, desde los podemitas a los separatistas vascos y catalanes; todo vale para desterrar a los populares.

Lo extraño es ese empeño en hablar de los imposibles 199 votos a favor cuando les bastarían los de Podemos y otras adherencias siempre, claro está, que Rivera les hiciera un último favor absteniéndose, no sumando sus 40 escaños al PP (163).

En todo caso, esto no es serio. Tres minorías haciendo encaje de bolillos para dejar fuera de juego al grupo más numeroso de la Cámara en una investidura. Pero más allá de la investidura ¿alguien está pensando en que luego hay de gobernar?

Resulta indignante que un aspirante a gobernar España lleve dos meses con un ábaco bajo el brazo sumando y quitando los escaños que necesita. ¿Sabe lo que está viviendo nuestra sociedad más allá de lo que dicen los medios que alimentan a su camarilla?  No creo que le hayan advertido de la parálisis inversora que ya está afectando la economía, de la desconfianza de los emprendedores y de que aquí no se mueve una hoja como dicen hasta en las notarías. El milagro ya no sólo va a ser cómo cuadrar las cuentas sino por dónde va a seguir creciendo el empleo.

Pero no, cada cual a lo suyo. Sánchez a cubrir el agujero que causó a su partido en las últimas elecciones. Ese es el motor de su ambición. Y pocas definiciones mejor de ese motor que la que dejó escrita Oscar Wilde: “La ambición es el último refugio del fracaso.”

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2016

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031