La reconquista de Rajoy

Publicado por el Mar 18, 2015

Compartir

Hablando en la radio

Hablando en la radio

Al cabo de tres años en estado de crisálida Rajoy comienza a volar. La incógnita estriba en si en un año podrá reconstruir el sistema de adhesiones y apoyos que proporciona el triunfo en las urnas. Caso curioso el de este hombre.

Ha ejercido sus funciones presidenciales con la pulcritud propia del funcionario que anota el cambio de titularidad de una finca en la oficina del Registro de la Propiedad. La displicencia frente  a lo que no fuera el objeto de su interés, salir de la crisis, ha sido utilizada por propios y extraños para labrarle una imagen fría, extraña, lejana; el reverso del perfil de un político.

No son tiempos éstos de grandes líderes, aquí como en el resto del mundo. Las sociedades libres, y tampoco hay tantas, se conforman con ser administradas con eficacia y transparencia por “uno de los nuestros”, ciudadanos en los que la mayoría pueda sentirse representada. Así sucedió durante la transición a la democracia con Suárez y González, frente a Fraga y Carrillo. Y por la misma razón no tendrá aquí demasiado futuro Iglesias, personaje excéntrico a la realidad sociológica del país.

Realmente el primer vuelo fuera de la carcasa donde parecía estar hibernando se produjo el lunes de mañana, en una entrevista radiofónica en la que habló liberado de las cauciones y prejuicios con que se ha producido durante su presidencia. No hubo tabúes, el cajero infiel se llamaba Bárcenas, Gurtel existió, las cajas fueron rescatadas y la buena marcha de las bases económicas permitió dejar en paz a la herencia recibida.

El calendario lo tiene complicado. Andalucía será para “esta presidenta”, como Díaz se auto titula cada vez que habla… de Rajoy; porque a su adversario inmediato no se dirige si no es para interrumpirle en los debates a los que la llevan forzada.

Las regionales que tocan en mayo son la ocasión para que los partidos de oposición se cobren el precio de los ajustes y de la carencia de empatía con que se han ejecutado.

Las catalanas, si se llegan a producir, importan bastante menos de lo que sueñan sus convocantes, en buena medida gracias a la frialdad con que Rajoy ha aplicado su pregonada proporcionalidad.

Y para las nacionales faltará poco menos de un año si, como cabe esperar, el presidente estira lo más posible su convocatoria. Dispone de entre treinta y sesenta días desde la terminación del mandato de la X legislatura, que se constituyó el 13 de diciembre de hace cuatro años, tras las elecciones del 20 de noviembre de 2011. O sea que las urnas podrían abrirse en enero, o incluso febrero de 2016.

¿Es tiempo suficiente para crear ese medio millón de nuevos empleos, abrir mejores expectativas, rebajar impuestos… y su índice de rechazo? Más allá de encendidas adhesiones, de las que nunca disfrutó, su reto estriba en reconquistar el respeto de su público; cuanto menos. Con ello tendría suficiente.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2015

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031