El cierre de un diario

Publicado por el feb 27, 2012

Compartir

Hay ocasiones que traen a la memoria aquello de “detesto lo que escribe, pero daría mi vida por que continuara escribiendo”. No es preciso ser tan cínico como Voltaire para lamentar el silenciamiento de una voz pública, como sucedió este fin de semana en España. El cierre de la edición impresa de “Público” ha venido a ser como el último estertor de una muerte anunciada desde la caída de Zapatero. No la del PSOE, el 20-N, sino desde la rendición del expresidente a los intereses de su partido, medio año antes.

Él fue su impulsor, del citado diario y del canal “La Sexta“, también hoy en otras manos, por un afán naif de zafarse de los dictados del grupo Prisa, guía del socialismo cuajado en la Transición que el zapaterismo consideraba obsoleto; a la postre “aquellos fueron víctimas del miedo”, decían los jóvenes adanistas aún sin saber lo que decían. 

Se trataba de sustituir aquella ortodoxia felipista por una visión supuestamente joven, de un izquierdismo más radical que socialista, la memoria histórica como pretexto gauchista, promotor de nuevos derechos y liberador de deberes. Justamente la idea con que Carme Chacón se estrelló en el reciente congreso del partido. Su mentor, Barroso, perdió frente a lo conocido, Rubalcaba y su grupo mediático amigo.

La empresa, meritoria como cualquier otra, ha caído víctima de su nacimiento, demasiado dependiente de una coyuntura política que el tiempo y los hechos han demostrado carente de solvencia. Más que dinero de nuevos inversores lo que a la empresa le ha faltado es la confianza de un público suficientemente representativo dentro de la sociedad española. Ese es el oxígeno indispensable en toda iniciativa editorial.

Sus lectores, que los tenía y muchos seguirán su edición electrónica mientras dure, no sumaban la masa crítica suficiente como para hacerla sostenible. Una aventura que habría podido seguir adelante si no hubieran cambiado radicalmente las circunstancias. La pérdida del Gobierno y luego la del control del partido, acabó por espantar a los pocos paganinis con que contaban Roures y cía. ¿Quién iba a agradecerles ahora los favores prestados?

Así es la realidad. Nació en el último trimestre de 2007 con la crisis de las subprime, el peor momento posible; en un mercado saturado y perturbado por cabeceras de difusión gratuita; con una plantilla desmesurada, y un exceso de dirigismo. Quizá haya servido más de altavoz de sus promotores que de portavoz de los lectores.

En todo caso falta una voz, y el recuerdo a Voltaire.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2012

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930