El arte de pactar

Publicado por el May 31, 2013

Compartir

Hablando terminaron entendiéndose

Hablando terminaron entendiéndose

Alcanzar un acuerdo entre gobierno y oposición requiere condiciones que no siempre están disponibles; comenzando por la buena intención. No es sencillo el proceso porque llegar a un consenso entre fuerzas opuestas obliga a salvaguardar las líneas rojas que acaban definiendo las diferentes sensibilidades sentadas a la mesa.

Y también cuestiones menos medulares, como refrenar el cainismo en que hoy está sumido el juego de la política nacional.

Ese resguardo de lo intocable para unos y otros es fundamental para que el acuerdo posible no acabe en mero papel mojado. Poco importa que las aproximaciones y primeros pasos estén rodeados de la discreción precisa; a la postre lo acordado se hará público, como público ha de ser su reconocimiento y aceptación por ambas partes.

El mejor de los pactos es aquel en que el de enfrente acaba saliéndose con tu razón. Ahí radica una de las claves que asegura un buen acuerdo. Merecerá la pena todo cuanto se haga en ese sentido, comenzando por el gesto de otorgar al otro el mérito de la iniciativa. En aras de un gran valor cualquier precio resulta barato.

Después de la literatura vertida sobre la necesidad o conveniencia de un pacto nacional para solventar los problemas acarreados por la crisis parece que el camino se ha abierto. No será un gran pacto global como los de la Moncloa de 1977, pero populares y socialistas sí parecen dispuestos a hacer frente común ante cuestiones como el fomento del empleo, pensiones y salarios o reforma de la administración; a llegar a unos acuerdos básicos con los que restaurar la confianza ciudadana en la política, y la de los socios europeos en el compromiso español para salir del hoyo.

Ese objetivo restaurador de la confianza popular tropezará indudablemente con el rechazo de minorías como las comunistas y otras que vienen pescando en el río revuelto por la crisis. El precio que socialistas y populares hayan pagar seguramente puedan amortizarlo pronto; la vuelta a la normalidad, convertirá los costes en dividendos.

El arte de pactar requiere la inteligencia suficiente para no preguntar al otro si estamos de acuerdo en todo, sino tan sólo si marchamos por el mismo camino. Goethe escribió algo parecido, y parece que en ello andan los dos grandes partidos.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2013

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930