Dos enmiendas al paro

Publicado por el may 15, 2013

Compartir

Evolución del paro registrado

Evolución del paro registrado

El paro, además de una tragedia, es un arma de destrucción social que la política partidaria emplea sin rubor. Por ello resulta tan complicado tratar del paro, comenzando por los sindicatos. Las organizaciones sindicales miran por los empleados, que es el público al que se deben. Los pocos trabajadores que pagan una cuota sindical suelen dejar de hacerlo a los pocos meses de perder su trabajo…

Reaccionan hablando de precariedad cuando el sistema genera algún empleo; ha ocurrido hace una semana. Parece como si prefirieran que los parados siguieran parados antes que tener la oportunidad de desarrollar una actividad, a tiempo parcial, con contrato temporal o de prácticas; como sea. La aportación sindical se reduce a blindar a los empleados actuales frente a cualquier cambio de status; dure lo que dure el status en cuestión lo que, como la crisis viene demostrando, no suele ser demasiado.

Los partidos caen en inconsecuencias similares. Cuando el temporal les coge gobernando dan la cara protegidos por el paraguas de las circunstancias globales y haciendo ejercicios de fe en que pronto escampará. Y como no hay mal que cien años dure, la primavera acaba llegando.

Desde la oposición cada mala noticia es recibida con indisimulable regocijo; una muestra más de la nefasta política gubernamental; las malditas reformas, etc. Y así endilgaron parados a la laboral antes de que llegara a ser efectiva, e incluso a sabiendas de que, efectivamente, la flexibilidad de las reglas laborales facilita tanto los despidos como la creación de nuevos empleos, según venga la realidad.

La realidad, tremenda palabra. Ayer el presidente de la confederación empresarial mostraba sus dudas sobre la realidad de las cifras del paro. Apuntaba Rosell un dato muy concreto: si la EPA excluyera las prejubilaciones, se contarían 300.000 parados menos. Y eso es real; por mucho que gustara a algunos encontrar un trabajo, quienes cobran su jubilación anticipada no son parados. Por ello no figuran entre los demandantes de empleo en la Seguridad Social.

Como real es el estudio que William Chislett publicó recientemente en El País, según el cual, el terrorífico 53% de paro juvenil que la EPA y Eurostat atribuyeron a España al comenzar el año se quedaría en realidad en un 22%. La diferencia estriba en buscar desempleados entre todos los jóvenes de 16 a 24 años, incluidos los que están estudiando (bachillerato, enseñanzas profesionales, universidad…), o considerar como tales a quienes, fuera ya del circuito formativo, buscan un puesto de trabajo. Según se adopte uno u otro criterio, los presuntos parados pasarían de 4,1 a 1,7 millones.

Y concluye el investigador del Real Instituto Elcano que si a los 6,2 millones de parados que arroja la EPA se reducen así hasta el entorno de los 4 millones, un tremendo 19% pero lejos del 27% proclamado. En cualquier caso no nos sacaría del segundo puesto en el ranking europeo pero quizá contribuirían a explicar por qué no arde España.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2013

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930