Adiós Sánchez, adiós

Publicado por el Feb 25, 2015

Compartir

Sánchez hundido

Sánchez hundido

Tenía la oportunidad de haber demostrado que su partido sigue siendo una alternativa de Gobierno seria, fiable, con metas definidas; la desaprovechó. Él mismo disponía de una ocasión única en la que revelar la enjundia necesaria para hacerse cargo de las riendas del país, mostrar el horizonte que quiere conquistar, y convencer de que en su cabeza lleva la brújula para no perderse entre eslóganes y picardías; se la cargó. Esa fue la realidad, aunque a media tarde el aparato socialista se pusiera a votar lo contrario en la encuesta de El País.

Probablemente éste haya sido el primero y último debate sobre el estado de la Nación en el que participa Pedro Sánchez. No parece que la presidencia del Gobierno esté a su alcance, pero tampoco seguir ejerciendo el liderazgo de la oposición que hoy detenta.

Desde que Felipe González se sometió en 1983 al primer debate de este género veinticinco ediciones se han sucedido. Todas ellas polarizadas en torno a los dos partidos con capacidades de gobierno, socialistas y populares; el resto vienen siendo comparsas, actores de carácter, cuando más. Pues bien, nunca como ayer un opositor salió tan castigado de la sesión. La carencia de un esquema medianamente trabajado, el temerario juego con cifras erróneas, un guión hilvanado sobre cuatro latiguillos y el inevitable “en qué país vive usted, señor Rajoy”, dio ocasión al presidente para vapulearlo sin remedio.

Un listillo del partido filtró que durante el fin de semana Sánchez había estado trabajando su discurso ¡con el concurso de Felipe González! Imposible. Alguna influencia de ese tipo cabría intuir en las cuartillas que leyó para terminar su réplica y contrarréplica, pero ni su peor enemigo habría avalado un discurso propio de un calentón en cualquier tertulia televisada, no para presentar una alternativa en el Congreso.

Muchas cosas exige la política: sentimientos, audacia, inteligencia, dedicación, pero también profesionalidad. Y ésta está por ver en Sánchez, como también en la mayoría de los oponentes que ayer hablaron. Resulta desolador oír hablar a los comunistas de libertades, y de nada a la señora magenta, todo ello entre insultos.

Liderar un partido como el socialista en la España de nuestros días no está al alcance de cualquiera; no es cuestión de simpatía y buenas maneras, ni de telegenia probada en un programa de televisión. Y requiere en cualquier caso arroparse con un equipo capaz de mejorar al propio líder; así ha sucedido en los casos de éxito vividos en nuestra democracia. No parece que eso curse hoy en la secretaría general del PSOE, a  juzgar por lo visto ayer.

Abrir dos frentes de batalla provocó el eclipse de Napoleón y que Alemania perdiera las dos guerras mundiales en el siglo XX. Sánchez desestimó experiencia tan contrastada y quiso abarcar en su discurso los dos frentes que le atenazan: uno, el Popular de Rajoy y la amenaza de Podemos por su flanco izquierdo. Y, además, un tercero: sus propios compañeros. Lo que consiguió fue un cuadro desenfocado de la realidad que habrá desconcertado a muchos de los votantes no militantes de su partido.

Un socialdemócrata no puede mantener por mucho tiempo ese doble frente. Pugnar con Iglesias por ver de quién es la calle, quien más rojo y demás, es insensato. Los votos que por ahí pudiera retener o recuperar no compensarían los que se le fueran por su derecha. Cuestión de estadística, la función gaussiana.

El PSOE tiene un problema. Su actual dirigente resultó patético, como apuntilló el popular.

Compartir

ABC.es

El blog de Federico Ysart © DIARIO ABC, S.L. 2015

Política, economía y nuevas tendencias y corrientes de pensamiento son los ejes de esta bitácora. Y su marco, el de la Constitución de la Concordia, la Española de 1978 Más sobre «El blog de Federico Ysart»

La entrada más popular

El enigma Valenciano

464... Lee la entrada completa

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31