Una de hip hop gráfico

Una de hip hop gráfico

Publicado por el May 21, 2018

Compartir

En nuestra cultura, el hip hop es una parte algo minoritaria de ella a nivel general, pero en muchos jóvenes desde que empiezan a conocerlo van de la mano. Por ser un estilo musical creativo e innovador en el que la improvisación verbal ante un micrófono es esencial y enriquecedora y que a su vez va acompañada de pedazitos de canciones que son sometidas a diversos arreglos junto con letras que hacen a medida como medio de expresión para esos jóvenes, además de artistas.

Dicen los estudiosos que el hip hop comenzó durante la década de los 70, en esas fiestas públicas y multitudinarias que congregaban a muchos miembros de un mismo barrio, ya sea para observar un evento de cierta importancia o simplemente para el disfrute mutuo de juntarse. Dichas reuniones vecinales eran conocidas como las block parties, haciéndose cada vez más populares en la ciudad de Nueva York y especialmente en el Bronx, dónde las influencias afroamericanas eran la parte esencial de todo.

El hip hop es una corriente musical basada en rimar a gran velocidad sobre una base rítmica, y engloba toda una nueva cultura artística, no quedándose así, en el simple hecho de cantar, ya que también en las artes plásticas empieza a surgir el grafiti. Este movimiento cultural se produjo en las calles del distrito del Bronx, como respuesta a la opresión en la que vivían los ciudadanos africanos.

El dibujante Ed Piskor (Pittsburgh, 1982) que se dio a conocer por su colaboración con el pionero del cómic underground Harvey Pekar, creó un cómic épico e histórico en el que trata la historia del hip hop desde un punto de vista innovador, acorde al movimiento cultural y musical, generando un hito editorial gráfico, ya que con el éxito de Hip Hop Family Tree (ahora en español por Flow Press), con la que ha ganado un Premio Eisner al mejor trabajo basado en la realidad, consigue acercar un estilo musical diferente, y sobre todo, representarlo de manera entretenida y práctica.

Desde su estilo gráfico, Piskor nos muestra los orígenes del movimiento hip hop convertido en global, con los Disc-Jockeys que se dedicaban a crear y reproducir pistas musicales en una mesa de mezclas. En aquellos años 70 se empezaba a experimentar con esta práctica de mezclar música. Estos DJ’s eran y son figura esencial, por ser base para la rima del MC, persona que interpreta el género musical con sus rimas. Dando como resultado sonidos nuevos y distorsionados como la técnica común empleada por el DJ conocida como scratching, que consiste en mover de adelante a atrás el vinilo repetidas veces mientras se reproduce, para generar un sonido de transición entre ritmos. Los MC’s emplean una lírica fluida y veloz para transmitir su descontento social y su inconformismo en un contexto de lucha de clases.

El cómic es irresistible y descollante, está muy bien documentado, mostrando ese valor añadido de poder resumir de forma visual años de historia e historias en torno al movimiento musical. Hip Hop Family Tree traza los retratos de raperos, DJs y artistas del grafiti legendarios, de los que Piskor traza un retrato gráfico que nos traslada a esa estética setentera y ochentera, con suma agudeza gráfica. Recrea una atmósfera única de las noches neoyorquinas de la época envueltas por ese típico color de los primeros televisores en color, transitadas por figuras míticas como Grandmaster Flash & The Furious Five, The Sugarhill Gang y su gran éxito Rapper’s Delight, que empezó a cambiar todo creando una gran popularidad del género. Todos los pioneros se conocían entre sí, pero nadie sabía quiénes eran aquellos tipos que estaban vendiendo millones de discos a base de copiar a las figuras. Gracias a ellos el estilo dio el salto a las radios de medio mundo. Eso sí, al principio los verdaderos iniciadores se encontraban tan desconectados de la industria musical que casi ninguno pudo aprovechar la explosión. Baste decir que el primer rapero en obtener un contrato con una gran discográfica fue Kurtis Blow, un DJ que por entonces apenas tenía veinte años.

 

Piskor representa a personalidades de la música como Keith Haring, The Clash o Blondie que con su Rapture, un tema pop que contenía una larga parte rapeada empezó a beber de esa nueva fuente, nombrando a algunos pioneros del hip hop como Fab Five Freddy y Grandmaster Flash. De hecho invitaron a ambos para que apareciesen en el videoclip y gracias a ello podemos ver a Fab Five Freddie tras una mesa de DJ, aunque Grandmaster Flash no acudió al rodaje y fue sustituido a última hora por Basquiat (sí, el artista). Los miembros de Blondie habían conocido las fiestas hip hop antes de que el estilo fuese popular, así que cuando Debbie Harry se puso a rapear no era sencillamente un intento de hacerse la moderna, lo conocía. por lo que Blondie no se estaban subiendo a la nueva ola, sino que estaban homenajeando una escena que admiraban.

Por lo tanto Hip Hop Family Tree no es solo una gran lectura, sino una maravillosa historia visual de uno de los géneros musicales más influyentes de los últimos 40 años, en la que Piskor consigue que cada página sea una puesta en escena al más estilo hip hop, en las que cada viñeta rezuma música y rimas con ritmos acompasados facilitando una visión global y exacta de lo ocurrido.

La tradición de los primeros días del hip hop se ha convertido en material del mito, así que ¿qué mejor manera de documentar esta fascinante y épica historia musical y real que en otro gran medio como el cómic? Una gran historia explosivamente entretenida y enciclopédica de los años formativos del género musical que formó una cultura, escrita como “who-begat-who” y dibujada con un toque b-boy. Un cómic esencial para este año.

HIP HOP FAMILY TREE. La historia del hip hop como nunca la habías visto // Ed Piskor // Flow Press // 2018 // 25,95

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2018

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»