La abstracción natural de RCR Arquitectes

La abstracción natural de RCR Arquitectes

Publicado por el Feb 14, 2018

Compartir

Escribe Luis Fernández-Galiano en el libro editado -por el mismo y su gran revista Arquitectura VivaRCR arquitectes. 1988-2017, son “la arquitectura del paisaje y de la tierra”. Un estudio de arquitectura que recibió el último Premio Pritzker 2017, obteniendo un reconocimiento Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta por su obra condensada en lo local, por sus construcciones cercanas que no se entienden ni comprenden sin una experiencia directa.

Voluntariamente alejados de la atención mediática, desde su retirado estudio en Olot, los ganadores del Pritzker llevan tres décadas desarrollando una arquitectura tan radical en su lenguaje como anclada al lugar, y sobre todo, comprometida con la naturaleza. Con motivo de la concesión del prestigioso galardón —que hasta ahora solo había logrado un español, Rafael Moneo, en 1996—, la editorial Arquitectura Viva aporta a la biblioigrafía arquitectónica en español, un único volumen de 240 páginas, encuadernado con tela, en tapa dura y en edición bilingüe (español-inglés), en donde reúne 40 de las principales obras del estudio tales como el Parque de Piedra Tosca, la Casa Horizonte, el restaurante Les Cols o las bodegas Bell-lloc, todos ellos en Cataluña —mayoritariamente en la comarca de La Garrotxa—, y recoge también las construidas fuera de España, como el Museo Soulages y el centro La Cuisine en Francia, o el crematorio de Hofheide y la mediateca de Waalse Krook en Belgica.

El libro consta de dos partes, envuelta en la maqueta tipo de sus monografías y con un diseño funcional y efectivo los elementos transcurren con fluidez intercalando grandes fotografías, con los textos contextualizadores de la siempre elocuente y didáctica perspectiva que se encuentran en las palabras de Fernández-Galiano que ofrece su itinerario a través de toda la obra de los arquitectos desde sus inicios en 1988; Richard Ingersoll, reflexiona sobre la condición exigente y esencial de sus proyectos; Carlos Jiménez se detiene en la particular simbiosis entre su obra y la naturaleza; William Curtis examina uno de los edificios más significativos del estudio, el Museo Soulages; y Josep Maria Maontaner desvela las claves de la creciente proyección internacional de RCR. Ellos nos ayudan a interpretar, conocer, estudiar y desgranar una arquitectura esencial y provocadora que ha llevado a RCR a lograr el máximo reconocimiento de la profesión. La segunda parte consta de numerosos proyectos realizados por el estudio

El libro reúne material anteriormente publicado en sus dos excepcionales monografías aparecidas en 2009 y 2015. La popularidad y prestigio que otorga el Pritzker hace de La Garrotxa un destino esencial para el peregrinaje de la buena arquitectura. Como comenta Fernández-Galiano, los textos aquí reunidos son anotaciones de un viaje en el que las experiencias de encuentros con la realidad física y de las construcciones es total y esencial.

El paisaje volcánico de La Garrotxa alrededor de la pequeña localidad de Olot, en el norte de Cataluña, sirve para el trío RCR a hacer de esta localidad el marco idóneo en dónde desarrollar un lenguaje personal, influido tanto por el rigor geométrico del arte minimal como por la sensibilidad hacia el paisaje del land art. Desde el rigor racional de su arquitectura han conseguido crear un lenguaje arquitectónico en completa simbiosis con la naturaleza que la rodea. Un modelo de integración que no desvirtua un paisaje característico de composiciones abstractas y gran depuración constructiva en refinamiento de unos detalles que ensamblan materiales de violenta tactilidad.

Una arquitectura esencial y elocuente, influenciada por Mies Van der Rohe o Donald Judd que provocaron un idioma constructivo propio, poco frecuente y que hace hincapié en el diálogo entre arquitectura y arte. formas austeras semejantes a esculturas minimalistas en el paisaje, mediante el uso de materiales como la piedra local, el acero cortén y el vidrio transparente, un esfuerzo por purificar la arquitectura.

Son quizás los regionalistas más críticos de la presente generación de arquitectos, comprometidos al mismo tiempo con las condiciones del lugar y experimentando con sensaciones extremas que contradicen la noción de un confort que siempre va ligado al de hogar o lugar de trabajo. Se aproximan a la arquitectura interesándose en aquellos proyectos que les permitan explorar los aspectos más abstractos y esenciales del diseño. Una arquitectura que evoca intuiciones sensuales, refracciones y densidades de las condiciones materiales más elementales que forman composiciones cuidadosas que fijan su mirada en el esplendor de la naturaleza. Dicha mirada siempre ha explorado un campo intermedio entre la abstracción y la materialidad, lo natural y lo artificial. Junto al espacio, la luz y la proporción hacen de herramientas centrales de RCR, pero su principal método de construcción es la piedra y el acero, empleado de manera sincera y a menudo con sus manchas de óxido natural y que evoca lo arcaico y expresa el paso del tiempo al curtirse con los años.

El punto de partida de su arquitectura es siempre una mediación entre las escalas del ser humano y la naturaleza. Paisaje y arquitectura se conciben de forma integrada, y la naturaleza es captada, interpretada y puesta en valor de diversas formas. De este modo, la estructura del ecosistema y de los campos de cultivo inspira sus intervenciones en el paisaje, existiendo a su vez un interés especial por el edificio público y la función social de la arquitectura, potenciando lo existencial y comunitario.

RCR en cada una de sus obras, la arquitectura se siente como estructura abstracta. La esencia de cada intervención es la materia, los materiales y la materialidad, percibidas desde una visión cercana, háptica, táctil y rugosa, buscando una arquitectura transparente, sin limites en un puro espacio de simbiosis con el entorno.

En definitiva, la arquitectura de RCR reflexiona sobre la época contemporánea, que no está hecha de certezas sino de búsquedas constantes, abierta a un futuro imprevisible y definida por paradigmas tales como el pensamiento complejo de Morin o la modernidad liquida de Bauman: un sistema arquitectónico en el que predominan el concepto y el proceso, que renuncia a la forma como premisa y que consigue que la materia sin forma se convierta en una proteica fuente para inventar y experimentar espacios que mejoren las condiciones de vida de los seres humanos.

Una antología textual, gráfica y arquitectónica de uno de los elementos principales y esenciales que está dando la arquitectura en nuestro país, a añadir y complementar la biografía de los arquitectos de referencia contemporánea.

RCR arquitectes 1988-2017 // 2017 // Arquitectura Viva // Luis Fernández-Galiano

 

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2018

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»