La historia del cine contada en pictogramas

La historia del cine contada en pictogramas

Publicado por el Jan 15, 2018

Compartir

El cine se basa en un principio de secuencias de fotografías que se disponen de forma continua, consiguiendo así la representación- a través de dichas fotografías- de un movimiento sin interrupciones que se aprecia a través de un aparato, el cual, proyecta dichas imágenes en una superficie que a su vez se transforma de forma mágica en una ventana abierta a múltiples mundos.

Todo comenzó en París como un espectáculo. En 1895 los hermanos Lumière crearon ese aparato que servía como cámara y como proyector: el cinematógrafo, que se basaba en el efecto de la persistencia retiniana de las imágenes en el ojo humano. Ese mismo año, los Lumière rodaron su primera película, La sortie des ouvriers des usines Lumière à Lyon Monplaisir (Salida de los obreros de la fábrica Lumière en Lyon Monplaisir) de 46 segundos y Llegada de un tren a la estación de la Ciotat. Aunque los hermanos dijeron que «el cine es una invención sin ningún futuro», aprovecharon todo lo que el nuevo invento les ofreció para montar un negocio rentable. Si levantasen ahora la cabeza.

Desde su creación hasta hoy el cine ha ido evolucionado en sus diferentes géneros, como en su tecnología como medio de expresión así como medio de reproducción. Una tecnología que no había cambiado en los últimos 70 años aproximadamente, y que ha dado un salto evolutivo en la forma de reproducirse como en la forma de consumirlo en las últimas décadas. Ahora, hemos entrado en una nueva era, la digital, que supone un cambio -entre otros muchos- en los hábitos de las personas. Internet, el teléfono móvil, las tablets, han abierto nuevas formas de consumo audiovisual, por lo que la reproducción clásica de una película en una sala de cine, se ha visto afectada en el hecho de espectadores, ya que la red de redes permite realizar estrenos de los que ya las salas no son monopolizadoras. Por lo que éstas están buscando nuevas formas de convertir la experiencia del cine en algo más que en un ejercicio intelectual, están buscando convertirlo en una experiencia de ocio el que asistir a una sala de cine se convierta en algo más que poder disfrutar en el visionado de una película.

Esa evolución cinematográfica se ha recogido a lo largo de los años en diferentes publicaciones. Entre ellas está el gran libro Historia del cine (Anagrama) de Román Gubern o de forma audiovisual con la monumental serie La historia del cine: Una odisea (The Story of Film: An Odyssey) un documental sobre la historia del cine, de más de 900 minutos dirigido y narrado por el crítico de cine Mark Cousins.

Ahora, podemos disfrutar de una nueva visión e interpretación de la historia del cine con Cinegráfics. La gran historia del cine, en síntesis (Flow Press) con prólogo de la directora Isabel Coixet, está escrito por Matteo Pavesi, autor, crítico de cine y director general de la Fondazione Cineteca Italiana en Milán, e ilustrado por Matteo Civaschi, diseñador gráfico e impulsor del fenómeno Shortology, un proyecto en el que la visión de la vida se realiza en icónos dibujados y no lingüísticos, que representan figurativamente, de forma más o menos realista, un objeto real, o un significado, esos icónos los llamamos pictogramas. Además Shortology, de ser una extensa colección de libros internacionales, es un movimiento artístico que ha encontrado su eje de divulgación y experimentación en una página de Facebook, mantenida por un enorme ejército de fans. Crea, experimenta y diseña cada día, cada vez que un suceso puede inspirar una nueva creatividad, siempre cargada de síntesis y con una buena dosis de cinismo visual.

Los pictogramas de Cinegrafics representan hechos conocidos -y no tanto- de la historia del cine con distinguidas infografías e ilustraciones que asombran, entretienen e informan sobre algunas de las películas más relevantes del cine realizadas prácticamente hasta hoy. El lector descubrirá desde cómo ha cambiado el cine, hasta cómo se hace una película, pasando por un capítulo “101 Películas en 5 segundos”, que es un juego visual fascinante en sí mismo y que a todo amante del cine enganchará desde la primera página hasta la última, queriendo adivinar de forma individual o en grupo, todos los pictogramas cinematográficos, muy conseguidos por los autores, ya que condensar en unos cuantos icónos horas de películas es bastante complicado, aunque algunas puedan ser perfectamente reconocibles.

Este proyecto compartido con Shortology, lo resumen en dos palabras de Italo Calvino: exactitud y ligereza. Una historia resumida del cine que explica las grandes corrientes estéticas y lingüisticas que atraviesan el cine desde una perspectiva visual, empleando en todo momento el contexto cinematográfico, ya sea a través de dar forma al contenido mediante el empleo visual y disposición de elementos, como de carteles evocadores de ese aura cinéfilo que anuncia una de las películas que están en pantalla.

No hay fotos, ni títulos, solo referencias iconográficas que funcionan como un gran catalizador de la memoria visual cinematográfica del lector. En una sola página, observamos la historia del color en el cine, su consumo, la técnica de sonorización, los autores y sus películas más importantes, la historia del cine en 10 escenas, anécdotas y récords, las shorts movies, frases de películas, directores de todo el mundo, miscélanea. En ellos podemos ver los primeros pasos del cine, el Hollywood y el Star System, el cine mudo, la creación de un nuevo lenguaje cinematográfico mediante el cine europeo, corrientes cinematográficas, el cine de propaganda política. Imágenes fijas que evocan imágenes en movimiento reproducidas a 24 imágenes por segundo.

Cinegrafics funciona como una obra de consulta diferente, de un visionado rápido, y sobre todo, como relato visual ingenioso de la historia del nacimiento de un nuevo arte y medio de comunicación audiovisual, que ha configurado un lenguaje artístico, para un imaginario colectivo y que hace de moldeador de costumbres sociales e ideales, y además, ha servido -y lo sigue haciendo- de entretenimiento masivo. Luego cada uno debe ser capaz de separar el polvo de la paja, sumergiéndose en la historia del cine y no quedándose en la superficie de ver al séptimo arte como un mero entretenimiento, ya que si el lector y/o espectador conoce los orígenes y su desarrollo llegará a apreciarlo, y sobre todo, a disfrutarlo aún más, porque esto le ayudará a levantar su espíritu crítico.

En definitiva, es un libro diferente, visualmente cautivador y que atrapa al lector en su trama pictográfica de lectura más que ágil, y una reinterpretación radical de las historias de las películas, mediante un signo claro, visual y esquemático que sintetiza el mensaje, sobrepasando la barrera del lenguaje cinematográfico a través de esa agrupación de elementos en secuencia que forman un cierto tipo de historia, que nos ha llegado a cautivar en algún momento determinado de nuestra vida y que claramente identificamos de las 101 películas “pictografiadas”.

Cinegráfics. La gran historia del cine, en síntesis // Matteo Pavesi y Matteo Civaschi // Traducción: Gema Moraleda // Flow Press // 2017 // 264 páginas // 21,95

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2018

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»