Gloria Fuertes y su juego poético

Gloria Fuertes y su juego poético

Publicado por el Dec 12, 2017

Compartir

Este año, que ya va tocando su fin, entre los acontecimientos literarios que se han desarrollado, uno de ellos ha sido el de recordar a una de las poetisas de nuestro país -algo olvidadas-, pero sobre todo ha servido para ponerla en el sitio que le corresponde. Un recordatorio o descubrimiento, para aquellos que no estaban tan inmersos en el mundo de la poesía, y han podido conocer que con cerca de un centenar de títulos de libros infantiles publicados, Gloria Fuertes (Madrid, 1917-1998) fue en vida un personaje literario de gran fama. Su popularidad la llevó a ser considerada una escritora clave del género poético en lengua española, por lo que no desmerece estar entre las mejores. Si a eso le añadimos su presencia en programas televisivos desde los años 60, se comprende esa enorme popularidad. Pero hay una auténtica poeta no solo para esos niños que han crecido con sus versos en televisión sino también para una generación marcada en el cambio. En Gloria Fuertes hay una poesía desmitificadora que a través del humor, esconde grandes secretos interiores tan asumidos como ocultados.

Aunque era una escritora identificada con la infancia, en muchos de sus versos desnudó sus verdades, sus amores, sus pesares, sus miedos, sus críticas a una época y una sociedad en la que tuvo que crecer y guardarse esos secretos que fue sacando gracias a la poesía, convirtiéndose así en esa figura de la literatura de primer orden. Fue mucho más que hacedora de rimas con chispa que muchos hemos intentado imitar con su inimitable voz. En literatura infantil lo ganó todo, incluido el Premio Hans Cristian Andersen, el ‘Nobel’ de la literatura infantil.

En los versos en la poesía de Gloria Fuertes nos encontramos con frases hechas, de máximas y proverbios, de registros infantiles y coloquialismos, con todo lo cual ella juega ingeniosamente para darles un nuevo significado. Juega de forma prominente con el lenguaje como jugaría un niño con una pelota.

Cerrando el año y por lo tanto su homenaje al centenario de su nacimiento, Nórdica Libros ha recuperado uno de sus primeros libros infantiles, El hada acarameladaUn pequeño compendio de líneas de gran belleza acompañadas por las ilustraciones de Rocío Martínez (Madrid, 1966). Una iluystradora con una dilatada carrera dentro de la ilustración infantil. Aporta al texto de Gloria Fuertes, un mundo mágico y colorido con dibujos y collages graciosos que acompañan a los versos de forma onírica y de gran belleza gráfica.

El hada acaramelada abre con el cuento-poema que da título a la obra y en el que Gloria Fuertes desgrana esa ternura y ese humor que le fue acompañando de cara al público a lo largo de su vida, transformado en una niña dulce y algo atolondrada como ella se definió. Acompañan al texto inicial, otros llenos de una magnífica comicidad, que al leerlos suenan como canciones, con un ritmo vivaz y dicharachero que hace disfrutar de una melodía poética que al lector tanto adulto -si aún no lo ha leído- como infantil, además le sacará más de una sonrisa cómplice de unos versos sencillos y cargados de encanto y fascinación.

Un hada es una criatura fantástica y sutil. Se la representa generalmente en forma de una mujer hermosa y bella que lleva una alas de mariposa a la espalda. Según la tradición son protectoras de la naturaleza, producto de la imaginación, de la tradición o las creencias, pertenecientes a ese fabuloso mundo de los elfos, gnomos, duendes, sirenas y gigantes que da color a las leyendas y mitologías de todos los pueblos antiguos. En la versión de Gloria es…

(…) pequeña atolondrada
pues soñaba con ser Hada
de cucurucho y varita.

Su madre doña Rosita,
dándole beso tras beso,
le dijo: ¡Nada  de Hada,
que ya no se lleva eso!

¿Cómo vas a ser un Hada
con ese flequillo tieso
y esos ojos de ratón,
si ya no se lleva eso?

-Somos pobres, no hay castillo,
tu padre suda en el trillo,
yo sudo en el lavadero (…)

Por lo que no se parece a esas Hadas que todos conocemos de las películas de Disney, por ejemplo, busca un Hada más acorde a una realidad no tan mágica.

En definitiva, hablar hoy de poesía para niños es hablar de Gloria Fuertes. Muchos de los poemas de la carismática autora se siguen utilizando como paradigma de poesía infantil, pues su poesía, además de estar hecha con mucho mimo, un ritmo evidente y unos mensajes inocentes, esconde algo más: un mundo fascinante en el que por sus páginas pasan niños, niñas, animales, profesores, montañas, arroyos, lápices, números y payasos.

Gloria cambiaba el humor fácil por la risa amarga, complicaba las figuras de estilo y aumentaba las metáforas y los dobles sentidos, aunque su lenguaje se puede considerar claro, sencillo y llano como fue ella misma.

Por lo que El hada acaramelada es una curiosa metáfora, un juego lingüístico lleno de encanto, frescura y sencillez, que dota a cada uno de sus poemas una gran musicalidad y cadencia cercana al lenguaje oral. Una pequeñita obrita de gran mérito para adentrar a los más pequeños en el mundo Gloria Fuertes.

El hada acaramelada // Gloria Fuertes // Nórdica Libros // 2017 // 48 páginas // 15 euros

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»