En Halloween, cuidado con el hombre del traje negro

En Halloween, cuidado con el hombre del traje negro

Publicado por el Oct 31, 2017

Compartir

En las sociedades occidentales el color “negro” es utilizado casi siempre con connotaciones negativas. Existen varias razones para ello, pero la que está más aceptada es, que la noche a lo largo de la historia ha sido una experiencia humana negativa y peligrosa. Sin embargo, en varios contextos y culturas el negro puede simbolizar también cuestiones positivas.

Pero aquí y ahora este no es el caso. Con el color negro, asociamos también el miedo o temor, una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. Y la máxima expresión del miedo es el terror, el sentimiento de miedo o fobia en su escala máxima.

Para ello, el escritor estadounidense Stephen King (Portland, 1947) es uno de los máximos exponentes de la literatura del género actual. King, que describe su estilo de escritura como de gran longitud y profundidad. Cree que para crear buenas historias es mejor poner una pequeña “semilla” y dejar que la historia crezca y se desenvuelva desde ahí. Esa “semilla” es la que acompaña al suspense por aquello que se desconoce, al miedo por lo que no se ve y por lo que se puede ver.,

Conocido por su calidad en los detalles, hace pasar al lector un miedo real cuando su dimensión está en correspondencia con la dimensión de la amenaza. Como en el cuento recuperado por Nórdica Libros titulado El hombre del traje negro. King reescribe uno de sus relatos favoritos, rindiendo así, homenaje al creado por Nathaniel Hawthorne llamado El joven Goodman Brown, un magnífico texto que trata sobre la presencia del diablo. Una figura que King expone e inserta en la vida de sus relatos de forma estremecedora y eficaz, por cómo cuenta esos detalles que describen una figura que transmite miedo y terror.

En El hombre del traje negro, Gary, el protagonista de la historia, recuerda con miedo, cuando siendo niño tuvo un encuentro con un hombre de ojos anaranjados y vestido con un traje negro de tres piezas que le causó horror y le dijo cosas terribles. Esta experiencia le marcará toda la vida y ya en el ocaso de la misma la recordará con el temor de volver a reencontrarse con él.

Un relato, que además está ilustrado por la genial y Premio Nacional de ilustración en 2010, Ana Juan (Valencia, 1961). En el, la ilustradora reconocida internacionalmente (es una de las portadistas de la mítica The New Yorker), nos sumerge en dos universos paralelos que van de la mano, el suyo propio y el de King. Nos dibuja el otro lado de la vida, sin perturbar lo que el autor quiere contar, dibujando de forma magistral los silencios que acompañan a la obra. Sin necesidad de representar la figura del diablo, ya que King lo hace de forma muy específica. Juan escolta el texto con ilustraciones muy bellas y elegantes que hacen que el lector se sumerja en la lectura, y pueda llegar a estremecerse con la intensidad de los negros realizados a lápiz junto con colores ligeramente apagados pero de gran fuerza. Hacen que cada ilustración salpique de cierto misterio todas las páginas que están ilustradas, mezcladas de un posible ataque de miedo -figurado- ante lo desconocido, junto con la gran sensación de peligro que experimenta el protagonista del relato, Gary.

Pero creo que este cuento de King encierra algo más. A través del modelo de la psicología profunda, el miedo existente en el texto, corresponde a un conflicto básico inconsciente y no resuelto, al que hace referencia. Aunque más que un conflicto, es un anhelo del protagonista ante la perdida de uno de sus seres queridos.

La aceptación de ese miedo y cómo vivir haciéndole frente es uno de los temas centrales de este estremecedor y gran relato. Además, estoy de acuerdo con Diego Moreno -el editor- que se ha esmerado en crear un libro bello, digno de coleccionista, en una edición cuidada, en la que define el estilo de Juan como “oscuro”, que ha llenado de más misterio e intriga este relato que cuenta el terror que vive un niño por creer que el diablo vive dentro de él.

Un texto escrito en 1995 por el que King recibió el prestigioso Premio O. Henry que constituye uno de los premios literarios más importantes de los que se conceden en Estados Unidos y van dirigidos anualmente a cuentos o relatos breves de elevado mérito. Lo hace ideal para la noche de Halloween, una gran ocasión nocturna para experimentar de forma visual junto con las palabras un miedo que espero no llegue a terror. También es una ocasión excepcional para tener una edición diferente de Stephen King, presentada ahora en edición de lujo, ya que el escritor sólo ha permitido en tres ocasiones convertir en libros ilustrados sus creaciones.

El hombre del traje negro // Stephen King y Ana Juan // Nórdica Libros // Traductor: Íñigo Jáuregui // 25 euros // 2017

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»