Viñetas de periodismo 

Viñetas de periodismo 

Publicado por el Jun 28, 2017

Compartir

¿De qué hablamos cuando hablamos de periodismo? ¿De qué hablamos cuando hablamos de realidad? ¿Cómo se cuenta mejor la guerra? se pregunta Alfonso Armada . El director de ABC Cultural nos advierte sobre las palabras del reportero Plàcid Garcia-Planas (Sabadell, 1962), con quién coincidió en Sarajevo durante el cerco a la ciudad: «Poco podemos hacer, salvo hacer clic con una cámara fotográfica o coger un bolígrafo e intentar escribir lo que no acabamos de entender. Lo que describimos. Burbujas de un anuncio de Pepsi en Libia. (…) Burbujas de champán: la sombra de un globo aerostático pasando sobre las antiguas trincheras de la Primera Guerra Mundial en la Champaña».

¿Cuál es la situación de un periodista frente a un acontecimiento que está ocurriendo ante él? ¿Debe informar? ¿Contar lo que está ocurriendo? ¿Mostrar los detalles en particular para que luego el lector forme su opinión frente a esa historia o acontecimiento excepcional?

En el año 2010, Sarah Glidden (Boston, 1980), una joven dibujante se embarcó en un viaje de dos meses por Turquía, Iraq y Siria con dos amigos de un colectivo de periodismo sin ánimo de lucro llamado Seatle GlobalistLa idea era que iba a ver y escuchar cómo se informa en primera línea de la búsqueda de una noticia. Así, para su próximo libro, esperaba ver cómo es el periodismo en un mundo en el que muchas empresas informativas con grandes medios, se encuentran cada vez más reacios a pagar por una producción de noticias del extranjero, bajo la “amenaza” del contenido libre de otros lugares y la rápida desaparición de los ingresos por publicidad.

“Oscuridades programadas: crónicas desde Turquía, Siria e Iraq” (Salamandra) es una historia basada en esos hechos y diálogos reales que la autora observó, se documentó y recopiló a lo largo de la convivencia en el viaje, con las personas que son retratadas a lo largo de la obra. Un grupo de amigos que decidieron ahorrar, dejar sus trabajos y viajar a Asia a través de una ruta desde Turquía, Siria e Iraq con el fin de descubrir historias que ilustren el efecto causado por la guerra de Iraq en Oriente Próximo en general, y en los refugiados en particular. Atravesando prácticamente toda Turquía en tres días para informar sobre esos problemas que los medios mayoritarios ignoraban, con una misión: comprometer, educar e informar a estadounidenses de todas las edades sobre las cuestiones humanas fundamentales de nuestro tiempo mediante un periodismo innovador y accesible.

Pero, ¿cómo se llega a hacer ese tipo de periodismo? La guerra civil en Siria aún no había comenzado y Damasco era entonces todavía un lugar seguro y acogedor; en Sulaymaniyah, la ciudad kurda del norte de Iraq, donde pasó varias semanas en su nuevo y reluciente hotel que estaba lleno de turistas, en los últimos días de viaje los periodistas del Globalist, Sarah y Alex se encuentran con la sensación de que su viaje sería poco más que una costosa pérdida de tiempo, ya que como tema principal Dan O’Brien, el veterano de Iraq (y ahora estudiante universitario) que había sido invitado a venir con ellos, esperaban hacer de su regreso a tierras hostiles pacificadas a una manera particular, objeto de la función principal del reportaje. Pero, a Dan le cuesta abrirse y expresar aquellas experiencias, al conocer a algunos de aquellos (iraquíes) en cuyo nombre -supuestamente- había luchado y cuyas vidas habían sido interrumpidas tan dolorosamente, por tener que pasar de ciudadanos de un país con sus rutinas, a ser refugiados sin casa, por la inseguridad en la que quedó Iraq o por la muerte de gran parte de sus familiares.

Glidden, en esta obra se pregunta ¿qué es el periodismo? Una pregunta de la que deberíamos diferenciar entre la profesión/vocación y su industria. Como periodistas buscan el creer en la información para poder formar opiniones más matizadas y que ayuden a no cometer siempre los mismos errores entorno a los conflictos armados, basándose en el convencimiento de que al exponer información e ideas la gente se cuestionará cosas que se dan por sentadas. Un periodista que busca la verdad jamás se embarcará en un reportaje sabiendo de antemano la conclusión, ya que la gente nunca dice lo que el periodista quiere oir… y la revelación que se produce nunca es la que esperaba.

¿Es posible acaso informar sobre la vida de alguien sin intervenir en ella? Hay reglas periodísticas que son de sentido común: no mentir, ser independiente, minimizar los perjuicios. Pero a partir de ahí los limites se desdibujan. ¿Qué es la distancia periodística? ¿Puede medirse? ¿Qué importancia tiene en realidad? Muchos factores están contribuyendo al declive del periodismo tal y como lo conocemos. Internet y los modelos económicos tienen mucho que ver. Pero también el elitismo y la arrogancia, y la desconfianza en los periodistas y los medios.

La obra es un relato gráfico intenso bañado en las acuarelas realizadas por la autora, en la que da a sus páginas el matiz de un Oriente Próximo difícil, en el que muestra un tono dramático que han adquirido las vidas de miles de refugiados que han sido desplazados de sus hogares, por la invasión de Iraq por parte de Estados Unidos para estar a salvo de la violencia. Aunque en la búsqueda de la paz en otros países no indica estar a salvo al cien por cien y que esa persona recupere la vida que tenía antes. Uno de los mayores peligros para un refugiado es la falta de esperanza en el futuro, siendo su única y verdadera esperanza real la de volver a su casa algún día. Pero ¿cómo regresar a un país donde han torturado a tu hermano y violado a tu madre?

Un periodismo en viñetas en donde el formato cómic/novela gráfica, es enormemente intensivo, práctico y cercano en comparación con muchas otras formas de presentación de datos de refugiados en informes y, es una pequeña gran muestra de parte de las preocupaciones de Glidden, que mientras ella estaba ocupada en la realización del dibujo (tardó seis años en acabarlo), las cosas empezaron ha cambiar de forma irreconocible en dos de los tres países que representa en la obra, como la actual situación de Siria.

En definitiva, el lector sentirá una vez terminada la obra, que es un libro construido para durar en el tiempo, una novela gráfica constructiva y funcional para mostrar aquellos puntos de vista de las principales víctimas -las civiles- que sufrieron antes, durante y después de la guerra de Iraq.

“Oscuridades programadas: crónicas desde Turquía, Siria e Irak” // Sarah Glidden // Salamandra // 2017 // Traducción Regina López // 25 euros

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»