Reinventar el cómic

Reinventar el cómic

Publicado por el Jun 26, 2017

Compartir

El hecho de hallar o descubrir algo nuevo o no conocido es siempre fascinante, sobre todo para el que llega a descubrirlo. A lo largo de la historia de la humanidad el ser humano ha ido descubriendo nuevas formas de vivir y adaptarse al mundo en el que vive. Desde su alimentación hasta la forma de comunicarse. Una evolución que es continua, desde el descubrimiento de signos que le llevaron a la realización de un lenguaje hasta las nuevas formas de expresión realizadas a través de la tecnología y la ciencia. El lenguaje, que en un principio formaba parte primaria de la relación entre iguales, con el paso de los siglos el hombre consiguió comunicarse a través de nuevas formas, convirtiendo el lenguaje en algo tan natural para cada hombre, que subió un escalón más, para recabar en el mero hecho de utilizarlo como una forma de entretenimiento.

Sobre la gran base alfabetística, así como gráfica, a día de hoy tenemos varios formatos por los que podemos acceder al conocimiento y a la cultura. Podemos viajar, soñar, conocer, sentir, a través de formatos contenedores como el libro, el cine, la televisión y últimamente con el resurgir del cómic. Un cómic que ha evolucionado y que se ha transformado, no solo en su formato (digital) sino también en su expresión (nuevas historias), pasa entonces de ser un formato asociado a las tiras de humor de los periódicos de principios del siglo XX y los superhéroes, a ser un contenedor de historias que van mucho más allá de esas etiquetas, llegando así a un público más amplio, no solo en cantidad de lectores potenciales, sino en un rango de edad mucho más abierto.

Con la revolución tecnológica que ha supuesto internet, y que está suponiendo un quebradero de cabeza para los editores que editan en papel, el cómic puede ser ese valor añadido que necesita un contenedor de historias en papel. Por ello, la palabra reinventar va más allá de su concepto intrínseco. Buscar una nueva función que aplicar.

El historietista y ensayista Scott McCloud (Boston, 1960) en su obra Reinventar el cómic -aunque sea una obra escrita en el año 2000 y reeditada por Planeta Cómic este año-, busca esa reinvención a través de reflexiones constructivas sobre todos los elementos que rodean al mundo del cómic. Se puede decir que es una continuación de su obra Entender el cómic (Astiberri) en donde McCloud nos mostró que el cómic se merecía sobradamente un estudio en profundidad. Fue considerada como una obra definitiva sobre la teoría del cómic como forma artística y medio de comunicación en la que el autor exploró la definición de “cómic”, el desarrollo histórico del medio, su vocabulario y las diversas formas en las que se han usado esos elementos.

En Reinventar el cómic, McCloud ve el futuro del arte secuencial  -como lo define Will Eisner- en su máxima expresión como forma que pertenece a un reducido grupo de firmas artísticas básicas y medios de comunicación en los que ansía ver cómo reclama su lugar en ese grupo tras convertirse en una opción viable para el. Es probable que nunca llegue a gozar de la popularidad de esos formatos como la imagen en movimiento o de  la omnipresencia de la palabra, pero tampoco lo necesita. Aún relegado a un estatus minoritario el cómic ofrece una ventana inigualable desde la que observar nuestro mundo.

“El cómic resulta vital para diversificar nuestra percepción de la realidad. Necesita apelar a necesidades y deseos humanos básicos. Precisa ofrecer una imagen del mundo digna de ser revisitada, creando cómics para un público mucho más amplio e incorporar un espectro temático y estilístico más diverso. Ofrecer al lector un mundo más vívido y perdurable que el cómic le aporta ahora mismo, y establecer entre autor y lector un intercambio de ideas y experiencias directo y significativo. La conexión entre autor y lector es, y siempre será el eslabón imprescindible de la industria del cómic, sin importar el ejército de intermediario que la establezca.” Apunta McCloud. Esta es la idea principal de este ensayo en el que se ve una evolución y reflexión de una forma de expresión que va ganando enteros. Por lo que McCloud hace especial énfasis en esa forma de distribución y publicación del cómic. Desde que el autor empieza a dibujarlo hasta que le llega al lector final haciéndose la pregunta -en el año 2000- si el formato digital abre mayores posibilidades al cómic, pero que con la tecnología del momento le generaba ciertas dudas (ordenadores, ancho de banda de internet y las tablets todavía no habían empezado a asentarse).

Un ensayo gráfico muy interesante por su formulación visionaria de un formato artístico que se puede adaptar a la perfección en la actualidad a las nuevas tecnologías y que en esta obra, la parte gráfica pasa a un segundo plano, ya que los dibujos en blanco y negro pasan a ser meros acompañantes de un texto que para ser un ensayo McCloud lo hace ameno y muy constructivo, que a pesar del creciente número de cómics y novelas gráficas al alcance de los lectores, el número de ensayos sobre el medio es increíblemente escaso pero muy necesario, ya que es totalmente igual de válido su estudio, para así conocer su alcance, ideas, formas, expresión e influencia, igual que lo conocemos en la literatura, el teatro o el cine.

“Reinventar el cómic” // Scott McCloud // Planeta Cómic // 2017 // 20 euros

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»