Historia de un secuestro

Historia de un secuestro

Publicado por el Mar 28, 2017

Compartir

El dibujante canadiense Guy Delisle (Quebec, 1966) es conocido por ser autor de unas magníficas novelas gráficas que cuando se publican alcanzan una repercusión importante. Entre sus trabajos más famosos se encuentran Shenzhen (2000), Pyongyang (2003), Crónicas birmanas (2007) y Crónicas de Jerusalén (2011), título que le valió el premio a la mejor obra del Salón Internacional del Cómic de Angoulême en 2012 -todos ellos en Astiberri– en donde nos mostró su personal visión de uno de los conflictos más enquistados de la actualidad. Son relatos que narran sus experiencias de sus viajes a Asia y Oriente Medio. En Pyongyang, también nos mostró, mediante anécdotas y situaciones reales aderezadas con un toque de humor, el choque cultural con la sociedad norcoreana bajo el régimen político de Kim Jong-il, uno de los más herméticos del mundo.

Ahora ha publicado su última historia, Escapar (Astiberri), en la que cuenta el secuestro del cooperante Christophe André. Un secuestro por el que pasó un total de 111 días en manos de unos secuestradores chechenos que pidieron un millón de dólares por él. Apenas hablaban inglés y él no sabía checheno, por lo que el aislamiento tanto físico como mental aumentaban a medida que iban pasando los días.

Tras numerosos encuentros con Christophe, Guy Delisle decidió contar esta interesante, dura y dramática historia. Un testimonio desgarrador, angustioso y, a veces, impredecible, en el que cada viñeta muestra las dudas y la larga espera de un hombre cuya vida puede interrumpirse en cualquier momento del día en el que sus secuestradores traspasaban el dintel de la puerta de la habitación en la que se encontraba esposado.

“Ser rehén es peor que estar en la cárcel. En la cárcel, sabes por qué estás allí y en qué fecha saldrás. Cuando eres rehén, ni siquiera tienes esas referencias. No tienes nada”, asegura Christophe André, miembro de una ONG médica en la región del Cáucaso y secuestrado durante su primera misión humanitaria en 1997. Así da comienzo un cautiverio que no sabe cuándo terminará ni siquiera si saldrá vivo.

escapar_5

El lector se encontrará con una historia relatada de forma brillante a través de las viñetas dibujadas por Delisle, que nos transmiten las reflexiones y los altibajos en el estado de ánimo de un hombre sometido a un suspense y esa tensión continua de incertidumbre ante los acontecimientos que no controla. A pesar de que su vida cotidiana se reduce a estar esposado en una pequeña habitación: unos rayos de sol que se cuelan a través de las planchas que tapian su única ventana constituyen su escaso contacto con el exterior. El autor nos muestra como un ser humano es capaz de adaptarse a las situaciones más extremas. En ocasiones a punto de perder el control, consigue mantener la clama y la cabeza fría, intentando no perder el sentido del tiempo. Christophe da muestras de ser una persona fuerte que no le pierde la cara a la situación.

Escapar es un relato épico acompañado a la perfección por una traducción gráfica excepcional, en la que los trazos escuetos transmiten una inmensa personalidad en cada viñeta, además bien complementada por los colores grises y azules apagados que van de la mano en una trama narrativa ágil, que desde el primer momento ya transmite la tensión de una situación excepcional y que no abandonará hasta su última viñeta. Una historia no dialéctica, parca en palabras o explicaciones que transmite fielmente la historia de un secuestro vivida en primera persona. Se caracteriza por una gran unidad por la voz que sostiene el relato, los pensamientos del propio Christophe. Esta -voz- es su verdadero eje y el centro conformador de la historia, que si por un lado roza zonas próximas a un compromiso casi humano por parte de los secuestradores (aunque le hayan arrebatado aquello que nunca se debe arrebatar a una persona, su libertad) al no privarle de sus necesidades primarias, por otro, no renuncia a una investigación formal y gráfica muy interesante ni a un culturalismo historicista que utiliza el monólogo de forma dramática. Es una novela gráfica en donde nace la posibilidad de contar un tiempo, el de un secuestro que es traspasado a un “personaje” -Christophe- con una identidad fundada en la diferencia y el coraje.

escapar_2

Delisle está al altura de un gran Joe Sacco, aunque dice que este trabajo está muy alejado del cómic-periodismo que practica éste. Basado en lo que sucedió tras la Primera Guerra de Chechenia, no trata el contexto histórico ni la situación socio-política en la que transcurre la historia, ya que se centra de lleno en la situación personal que vive Christophe. Denunciando así el hecho de un secuestro, independientemente de quién es el secuestrado o en dónde se hubiera producido dicho cautiverio, ya que nunca sabe -el secuestrado- quiénes son realmente sus secuestradores y por qué causa luchaban.

Me atrevo a aventurarme en decir que Escapar es una de mis favoritas para el galardón en la categoría a Mejor Obra de Autor/Autora Extranjero en el próximo Salón Internacional del Cómic de Barcelona que da comienzo este jueves día 30 hasta el 2 de abril, por su fuerza narrativa, por aquello que transmite al lector tanto gráfica como textualmente, y sobre todo, por ser una novela gráfica en la que te pone en la piel de un secuestrado, compartiendo sus pensamientos y su dramatismo ante una situación que lleva al límite al ser humano.

Escapar. Historia de un rehén” // Astiberri // Autor: Guy Delisle // Traducción: María Serna // 23 euros // 2016

escapar

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»