Cuidado con la basura que tiras

Cuidado con la basura que tiras

Publicado por el Feb 8, 2017

Compartir

Según un informe del Banco Mundial cada español genera casi 500 kilos de residuos en su hogar siendo la suma de todos los hogares del país unos 21 millones de toneladas de desperdicios al año. Estas enormes magnitudes nos deberían hacernos sonrojar al ponerlas en la balanza planetaria ya que en el mundo se contabilizan al día más de 3,5 millones de toneladas de desechos, ¡al día! Al año la cifra se eleva a unos 1.300 millones de toneladas en total. Un dato que además no para de subir.

Cada vez vamos generando una mayor cantidad de residuos, pero ¿de quién es la responsabilidad real de estos desperdicios? En principio, somos cada uno de los ciudadanos: los que compramos, consumimos y desechamos productos a diario, y por lo tanto, somos los principales agentes como generadores de basura; luego están las empresas y las fábricas que generan una mucho mayor -pero detrás está la mano del hombre-. ¿Y si realmente la solución estaría en hacer productos mas duraderos en el tiempo, menos contaminantes y combatir también la obsolescencia programada de toda clase de productos, no solo los tecnológicos, sino también los tejidos? Con todos los avances que hay actualmente ¿por qué tenemos que estar renovando cada año la ropa porque se desgasta? Por el negocio. Como la basura. Al fin y al cabo es como la muerte, siempre habrá clientes, porque no paramos de desechar y contaminar.

¿Dónde va toda esa basura? En España el 60% de la basura va directa al vertedero, una tasa que dobla la media comunitaria. Los residuos mal gestionados conllevan contaminación, olores, molestias, mala imagen en las ciudades y contribuyen al efecto invernadero. De ahí lo importante de convertir la basura en recurso y cerrar el círculo lo más próximo a donde se genera. La idea de vertido cero pasa por el concepto de residuo cero. Hay que cambiar los hábitos de consumo de la población española para evitar el despilfarro y para ello es necesario no solo la concienciación del individuo sino también de empresas e instituciones públicas.

basura_1

Muchas veces me pregunto cuando voy a comprar al supermercado ¿qué necesidad hay de empaquetar los yogures -por ejemplo- en un cartón que lo que hace es estorbar, o las botellas de leche en cartón o cubiertas de plástico? Hay un  gran aumento del empaquetado innecesario, sobre todo en las urbes, que generan así unos residuos innecesarios.

“Basura” (Astiberri), es también el nombre de la obra del autor e ilustrador Derf Backderf (Ohio, 1959). Tengo que reconocer que antes de empezar a leer la obra iba con una perspectiva algo escéptica sobre el tema del que trata, pero siendo del autor de Mi amigo Dahmer (Astiberri, 2014), la historia del asesino en serie conocido como El carnicero de Milwaukee, que fue todo un éxito, seguro que tenía una perspectiva fresca y elocuente, y así ha sido, no me ha defraudado. Desde su estudio en Cleveland, y bajo la influencia de haberse criado en un pequeño pueblo rural, en Ohio, Backderf nos cuenta en “Basura” -con tintes autobiográficos- las estridentes aventuras y peripecias de tres amigos de veintitantos años que consiguen trabajos en los servicios municipales de su ciudad limpiando las calles de montones de basura, al mismo tiempo que sufren a los insoportables burócratas de una ciudad pequeña de los Estados Unidos. También tienen que soportar a sus extravagantes vecinos, el asfixiante calor del verano y las gélidas tormentas de invierno. Toda una ficción y no ficción, ya que está inspirada en las propias experiencias del propio Derf como basurero, siendo así un trabajo de campo de lo más explícito y riguroso. En el que podemos ver cómo una generación de jóvenes con todo un futuro por delante se buscan la vida al dejar sus estudios universitarios pero, al enfrentarse a la realidad, y ver lo que es un trabajo realmente duro se plantean volver a coger los libros, entre otras cosas. Además de enfrentarse a un modo de vida algo deprimente.

basura_2

“Basura” es más que un relato costumbrista de estos jóvenes norteamericanos. Retrata una microsociedad en la que, los que no son tan jóvenes a través de la experiencia vivida, van cumpliendo un ciclo en el que se van moviendo y prevalecen sobre los más débiles. Backderf nos adentra mediante un sentido pesimista en la vida de los jóvenes, con una aventura en toda regla que se desarrolla sobre las calles de una ciudad apestada de basura, en la que los vecinos no son conscientes de todos aquellos residuos que generan y que a la mañana siguiente desaparecen por arte de magia. Backderf consigue con su dibujo característico en el que predomina un tono caricaturesco con figuras alargadas y mentones prominentes, cargado de detalles realistas, además del empleo muy inteligente del bitono, dotando así a la historia de una atmósfera más fría y dramática para que llegue al lector de una forma más clara y concisa y le haga pensar sobre un hecho que nos afecta de forma muy directa, y mucho más a aquellas  “personas invisibles” que emplean parte de su vida a limpiar lo que nosotros ensuciamos.

Con un trasfondo dramático “Basura” está envuelta en un tono cómico que la hace muy divertida y por consiguiente muy entretenida, que desde que empiezas a leer quieres saber más de la historia de su protagonista -se nota que lo vivió en primera persona el autor-, ya que no se le escapa detalle alguno sobre el funcionamiento del tratamiento de las basuras y de todo aquello que se encuentra en su camino, dando como resultado una novela gráfica didáctica que nos enseña el funcionamiento de la recogida de basuras en una ciudad no muy grande y su posterior tratamiento. De un marcado carácter social, ha sido de lo mejor que he leído últimamente y recomiendo al cien por cien; por su carácter de denuncia y concienciación social ante un problema global que nos afecta a todos y por ser detallada, estridente, desconcertante, intrigante y -vuelvo repetir- muy, pero que muy  divertida. Toda una oda a la basura y de cómo se gestionan, y a la buena novela gráfica. Así que no lo dudéis subiros a Betty -el camión de basura- y recorrer con vuestros propios ojos, lo guarros y desastrosos que pueden llegar a ser algunos seres humanos y cómo otros cumplen con su deber. Y sobre todo, si no os gusta (que lo dudo mucho) no la tiréis a la basura, ser conscientes y pensar antes de actuar.

Basura” // Derf Backderf //  Astiberri // Traducción: Santiago García// 240 páginas // Bitono // 2016 // 20 euros

basura

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2017

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»