Ser perseverante como un oso

Ser perseverante como un oso

Publicado por el Dec 20, 2016

Compartir

La perseverancia es un valor humano fundamental que permite al individuo no rendirse y continuar una tarea hacia adelante, a pesar de las dificultades, los obstáculos, la frustración, el desánimo, el aburrimiento, o la tendencia a la aparición de deseos de rendirse o abandonar esa situación. La perseverancia es muy positiva ya que ayuda, o aumenta la probabilidad de alcanzar metas difíciles y conlleva a apreciar con optimismo los logros obtenidos. También aumenta la sensación de autoestima cuando tienes éxito, y ayuda a mejorar las capacidades y habilidades, y a desarrollar nuevas técnicas para superar los obstáculos para así aprender de los errores.

Por lo tanto, la perseverancia permite al individuo conseguir grandes logros individuales, en cualquier ámbito de su vida, bien sea amorosa, profesional, económica, cultural, social, entre otras. Pero esa constancia que se viste de firmeza, tesón y dedicación para conseguir buenas ideas o actitudes, es la clave del éxito en muchas situaciones, aunque se debería decir que la clave del éxito es saber cuándo perseverar y cuándo no. Una persona debe saber no sólo cuándo perseverar, sino también hasta qué punto abandonar y centrar sus esfuerzos en algo diferente con otras estrategias que le permita no volver a caer en los mismos errores que lo llevó al fracaso pero que de igual manera dejó un aprendizaje en esa actividad.

cuentos osos

En esa perseverancia la “buena”, y la “negativa” en la que debemos parar o que alguien nos diga que ese no es el camino, la editorial A Buen Paso nos trae “Cuentos de osos ” de Gustavo Roldán. Una fábula de composición breve, en la que los personajes principales son estos mamíferos carnívoros que se caracterizan por su gran cabeza, orejas pequeñas, redondeadas y erectas, con ojos pequeños y un cuerpo pesado y robusto que termina en una pequeña cola, hacen suya esta característica humana de la perseverancia. En concreto son padre e hijo. El padre es un ferviente y prolífico escritor que según el mismo escribe con sensibilidad de oso, poesía de oso y delicadeza de oso. No cesa en crear cuentos y enviarlos a las editoriales para que se publiquen, pero con tan mala suerte que no consigue que ninguna le haga caso. En esa perseverancia por la escritura, entra su hijo que harto de que le lea todas las noches unos cuentos escritos por su padre, intenta ayudarlo para que no sean tan aburridos y tengan así algo de entretenimiento, siendo la actitud del hijo oso una intención didáctica que proporciona una enseñanza o aprendizaje, que puede ser útil para su padre, pero que este no llega a enterarse. Por lo cual ¿cómo reaccionarán papá oso y su hijo a las inesperadas consecuencias de este acto?

Una historia deliciosa traída en una edición cuidada y dibujada por el argentino Gustavo Roldán (1965). En la que sus dibujos de una gran carga humorística (casi de tira cómica de periódico) y de trazos sutiles, son complementados con una gran expresividad originando un resultado grácil, que ayuda a mostrar la ternura en esta historia entre padre e hijo en la que predomina -además de la mencionada perseverancia- la complicidad entre los dos protagonistas. Figuras “oseznas” que aunque parezcan hostiles al ser de color negro y puntiagudas, transmiten complicidad e incluso suavidad que dan ganas de abrazarlos. En definitiva, es una hermosura de cuento para pequeños a los que enseñar el valor del trabajo y para mayores que nos dice que debemos aprender de aquellos a los que tenemos más cerca. Un clásico actual muy recomendable para esos jóvenes lectores que están empezando a descubrir el grandioso e inconmensurable mundo de la palabra escrita.

“Cuentos de osos” // Gustavo Roldán // A Buen Paso // 14 euros // 48 páginas // 2016

cuentos de osos portada

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»