La gastro-estética daliniana

La gastro-estética daliniana

Publicado por el Oct 7, 2016

Compartir

La proporción y la correspondencia de unos objetos con otros, en el conjunto que componen un contexto determinado, generan una armonía, y por lo tanto una apariencia agradable a los sentidos desde el punto de vista de la belleza. Esto proporciona la creación de una estética que ante un observador, busca generar unas sensaciones concretas que pueden llegar a ser físicas, intelectuales o emocionales.

Actualmente se recurre mucho a la estética por parte de una sociedad que está enmarcada en ella y solamente para ella. Que vive por y para una estética irreal a la que se aspira para adquirir un reconocimiento social. ¿Cómo nos vemos ante los demás? ¿Ellos cómo nos ven? Esta estética visual se ha trasladado a otros ámbitos como el de la gastronomía, desde unos comienzos rompedores del chef Ferrán Adriá, pasando por los franceses, hasta llegar a los hermanos Roca, pretenden transmitir no solo el placer por comer, sino también de aportar experiencias visuales, a esa necesidad vital para el ser humano, acompañada de dicho placer dionisiaco.

Pero años atrás otros genios proporcionaron una lectura diferente que seguramente ha servido de fuente de inspiración para generaciones posteriores. Una lectura a través del arte combinando con la sensación física de probar y comer una posible “obra de arte”. A través del recetario que publica Taschen “Dalí. Les Dîners de Gala”. Un recetario único en el mundo, en el que esta “rara avis” del planeta gastrónomico, que Dalí publicó en 1973, se produce un ecuentro magistral entre la comida y el surrealismosiendo unos amantes perfectos: sexo y langostas, collage y canibalismo, el encuentro de un cisne y un cepillo de dientes en una pastelería. Muestra las cenas opulentas -asi que los que busquen un menú equilibrado, abstenerse- que organizaban Salvador Dalí (1904-1989) y Gala (1894-1982), su mujer y musa, cuya presencia vincula la vida y obra del creador catalán.

Les dîners de Gala, desvela algunos de los ingredientes sensuales, imaginativos y exóticos que confluían en tan célebres encuentros y que dió lugar a la gastro-estética daliniana. A través de las fotografías que se muestran en la obra, podemos apreciar que cada cena era un lienzo cargado de color, vida, movimiento, siendo los elementos gastrónomicos los protagonistas en cada marco, estando ellos en una posición de reposo y expectantes ante el siguiente paso que es el de la incursión de las mandíbulas, cambiando totalmente su estética primaria para pasar a otra estética más de desolación que aquí no se muestra.

va-dali_diners_de_gala-image_01_04639

“Atribuyo especialmente a las espinacas, y a toda clase de alimentos en general, valores estéticos y morales esenciales”.

Como ya sabemos, Dalí empujó su carrera desde los antros y subterráneos cafés de una ciudad como París que, en el reducto surrealista de Montparnasse, dio sentido al término mundano. Aquel primer artista, ante la permanente mirada de una Gala que pronto asumiría dichas tareas de musa y agente y no siempre en este orden, se codeaba con la alineación titular de la vanguardia. Además de las numerosas pinturas que hizo Dalí de ella mostrando el profundo amor que le profesaba ese arte característico de Dalí es transportado a estas páginas. 

La gastro-estética daliniana constituye un elemento del todo constante y característico del pensamiento daliniano al condensar en una sola esencia parejas de nociones habitualmente opuestas, dispares, contradictorias e incompatibles, llevando a cabo la “coincidencia de los opuestos” tan del agrado de la escolástica medieval y de la experiencia mística, y que hemos indicado pertenecen a la naturaleza “dioscúrica” de Dalí. Actividad gastronómica que connota marcadamente un punto de partida existencial, vivido en la inmanencia vulgar y materialista para el no iniciado en el aspecto profundo, real, esencial trascendental de las vivencias dalinianas.

Esta reimpresión agrupa las 136 recetas en 12 capítulos, compuestos por 12 portadillas con detalles que proceden de “El jardín de las delicias” de El Bosco, están ilustrados especialmente por Dalí y organizados en función de los distintos platos, así como una sección dedicada a los afrodisíacos. Las ilustraciones y las recetas se acompañan de las extravagantes reflexiones de Dalí cual asuntos tratados en las conversaciones durante las cenas:

“La mandíbula es nuestra mejor herramienta para aferrarnos al conocimiento filosófico”.
“Todas mis experiencias son viscerales”.
“De hecho, tan sólo me gusta comer aquello que tiene una forma clara y comprensible para la inteligencia”.
“Las mandíbulas de mi mente están en movimiento perpetuo”.

va-dali_diners_de_gala-image_03_04639

Todas las valiosas recetas del libro, jamás publicadas con anterioridad, han sido elaboradas con gran precisión por un “chef” que desea permanecer en el más alto anonimato, pueden prepararse en casa, aunque en algunos casos se requiera buena mano en la cocina y una despensa bien surtida. Son platos de la vieja escuela, con especialidades de los mejores chefs franceses de restaurantes de París condecorados con estrellas Michelin como Lasserre, La Tour d’Argent, Maxim’s y Le Train Bleu. El buen gusto, por voluptuoso que sea, nunca pasa de moda.

TASCHEN aporta con este libro/recetario una pieza única presentada en un formato prácticamente de lujo, una teología gastronómica en la que el dios supremo es el paladar acompañado de la estética daliniana sublime de lo que se come siendo la forma clara un elemento principal. Es una obra inolvidable que te trasnporta a ese maravilloso mundo gastro-estético que solo Dalí conoce y sabe dar a conocer. Un mundo paralelo y surrealista creado a través de sus dibujos sublimes. El que tenga en sus manos este recetario no solo experimentará con las recetas escritas una sensación gastronómica, sino que además el placer visual de encontrarse ante pequeñas obras de arte pictórico.

“Dalí. Les Dîners de Gala” // Taschen // 49,99 euros // 2016

va-dali_diners_de_gala-cover_04639

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»