Diseño Eames, genialidad estética e inventiva técnica

Diseño Eames, genialidad estética e inventiva técnica

Publicado por el jul 11, 2016

Compartir

Estamos rodeados de ellos, vamos a una oficina o a una casa e incluso en muchas tiendas de hogar y ahí los vemos, diseños que nos resultan totalmente familiares que creemos que nos han acompañado siempre y sobre todo que los sentimos y observamos como actuales. Sillas con patas de aluminio realizadas en una pieza, de fibra de vidrio con asiento moldeable, la típica silla con la mesita de brazo, diseños que vemos cotidianos y actuales pero ¿son nuevos? ¿han salido por la inspiración de muchos otros? Si indagas un  poco en la historia del diseño, esa silla que creías que la han fabricado en esta década, resulta que ya se había diseñado hace unos sesenta años. Son diseños insprados e inspiradores en una forma que ya tuvo su precursor, creando una modernidad que perdura hasta hoy y seguirá perdurando. Este es el diseño Eames.

La obra de los Eames es esa modernidad en el diseño. Fuente de experimentación el matrimonio creativo compuesto por Charles Eames (1907-1978) y Ray Kaiser Eames (1912-1988) transformó la estética estadounidense. Aunque se les conoce más por su mobiliario, también fueron precursores en el ámbito de la arquitectura, el diseño textil, la fotografía y el cine.

Charles Eames estudió arquitectura en la Washington University de St. Louis y abrió su primer estudio con Charles M. Gray en 1930. En 1935 fundó otro estudio de arquitectura con Robert T. Walsh. En 1940, él y Eero Saarinen ganaron, con su presentación conjunta, el primer premio del concurso «Organic Design in Home Furnishings» organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Durante ese mismo año, Eames se convirtió en el jefe de departamento de diseño industrial de Cranbrook, y en 1941 se casó con Ray Kaiser. Ray Eames estudió en la escuela May Friend Bennet School de Millbrook, Nueva York, y continuó sus estudios de pintura hasta 1937. Durante ese año expuso su obra en la primera exposición de artistas abstractos estadounidenses en el Museo Riverside de Nueva York.

Definieron una modernidad nueva y polivalente, todo un ejemplo por su modo de integrar la artesanía y el diseño, además del uso de materiales modernos, sobre todo la madera contrachapada y los plásticos. Desde el 901 de Washington Boulevard en Venice, California, proyectaron su visión de cómo funciona el mundo y cómo el diseño puede mejorar las vidas de quienes lo habitan. “Llevar la mayor cantidad de lo mejor al mayor número de personas por el menor precio”, era una de las premisas fundamentales de Charles Eames.

Charles y Ray usaban a menudo la expresión “diversión seria” y aplicaban este concepto a todo lo que abordaban como las desconcertantes exposiciones que realizaron, en las que conseguían transmitir grandes cantidades de información de una manera atractiva.

Diagrama Charles Eames

Diagrama conceptual de Charles Eames del proceso de diseño exhibido en la exposición “qué es el diseño”.

Desde la publicación realizada por Taschen en su serie menor arquitectura, no por ello en calidad y rigor editorial, ya que cuidan como en todos sus libros la edición y sobre todo la presentación; “Eames” editada por Peter Gössel que dirige una agencia de diseño para museos y exposiciones, y escrito por la historiadora de arquitectura Gloria Koenig, nos adentran de forma sutil en el universo Eames. Nos abren nuevas puertas para indagar y estudiar de forma más detallada estas carreras apasionantes en torno al diseño y la arquitectura. A través de ensayos introductorios que exploran la procedencia, vida y obra de los artistas, pasando por las obras más importantes en orden cronológico, y con aproximadamente 120 imágenes, entre las que se incluyen fotografías, bocetos y dibujos el lector se puede hacer una idea generalizada de sus obras.

Desde 1940 en donde empezaron ha realizar los primeros experimentos de madera contrachapada para el concurso de diseño orgánico del MOMA, siendo éste el pistoletazo de salida para la producción en madera contrachapada moldeada (1940-1945) y para el cambio de perspectiva en el diseño del mobiliario para el hogar, abriendo así nuevos caminos para una funcionalidad sin precedentes.

En la edición de Taschen encontramos perlas como la “máquina ¡Kazam!” diseñada para dar forma curvilínea a los muebles de madera contrachapada. Se montaban las láminas de madera con capas de cola alternando la fibra de la madera para una mayor solidez. Las chapas se colocaban en un molde de yeso electrificado, enfundado en una mebrana inflable en forma de globo, y permanecían firmemente sujetas en el aparato por un período de cuatro a seis horas hasta que la cola se hubiera secado. Durante este tiempo se insuflaba regularmente aire dentro de la membrana para mantener constante la presión sobre las láminas en proceso de secado. Una máquina diseñada por Charles que es el alma del diseño moldeado juntando así tecnología y sentido artístico. Muchas de las esculturas en madera con ellas creadas, constituyen obras de arte realmente bellas. El arquitecto, diseñador industrial y director de Diseño Industrial del MOMA Eliot Noyes (1910-1970) llegó a describir el mobiliario Eames producido en madera contrachapada como “una combinación de genialidad estética e inventiva técnica”.

arch_eames_ba_gb_open_0058_0059_49209_1506011118_id_970973

Otro hito interesante fue su aportación al mundo editorial a través de las portadas realizadas por Ray para la publicación Arts & Architecture. Fueron 28 portadas en las que transmitió su convincente representación de una filosofía modernista de vanguardia y reflejo de la influencia de su temprana formación en Nueva York con el artista y profesor Hans Hofman. Esta relación con la revista propició una gran amistad con su director John Entenza, desencadenando así otros proyectos que marcarón, esta vez en la arquitectura, otro gran hito de modernidad y vanguardia, el programa promovido por el propio Entenza llamado Case Study House (1945-1949). Una gran oportunidad para que los Eames pusieran en práctica toda su filosofía en torno a la funcionalidad de los objetos y su relación con el entorno físico.

El programa Case Study Houses, fue un experimento sobre el uso social de la tecnología para las casas. Tras la Segunda Guerra Mundial un principio fundamental del programa era pasar de las armas a aprovechar la tecnología industrial de tiempos de guerra para construir casas para soldados que regresaban y paliar así el problema de falta de vivienda. Desde Arts & Architecture pagaron a los mejores arquitectos del momento como Richard Neutra, Raphael Soriano, Craig Ellwood, Pierre Koenig, Eames, Eeero Saarinen. Empezó en 1945 y terminó en 1966. Las primeras seis casas fueron construidas en 1948 y atrajeron más de 350.000 visitantes. Aunque no todos los 36 diseños fueron construidos, la mayoría de los que fueron construidos se realizaron en Los Ángeles, pero hay también unos pocos en San Francisco Bay Area y uno se construyó en Phoenix, Arizona. Algunos de ellos han quedado retratados en icónicas fotografías en blanco y negro y  acolor del fotógrafo de arquitectura Julius Shulman.

Charles y Eero Saarinen, con quién estuvo en más de un proyecto, fueron los elegidos para diseñar la CSH nº8 y la CSH nº9. La CSH 8 de Eames fue montada de forma manual en apenas tres días y sería el lugar de residencia del matrimonio, la nº9 fue realizada para el propio Entenza que fue quien adquirió el terreno para su construcción. La arquitectura que proyectaban los proyectos de Eames y Saarinen, era una sensación de ligereza que los historiadores a menudo han comparado con la tradición japonesa. Las aberturas de la homogénea estructura reticular formada de vigas, fueron cerradas con materiales laminados de una llamativa variedad de colores en ventanas y puertas con diversos tipos de vidrio. El resultado era la versión arquitectónica de una pintura de Mondrian con la naturaleza como marco. Aunque a Ray Eames, perecursora de esta solución, se molestaba que la comparasen con el famoso pintor argumentando que el efecto de la fachada era un “resultado inevitable” del diseño orgánico. El matriomonio también desarrolló una planta adaptable de espacios multiusos que se convertiría en un sello característico de la arquitectura moderna en la posguerra.

arch_eames_ba_gb_open_0032_0033_49209_1506011117_id_970945

El libro abarca todos los aspectos del ilustre repertorio de los Eames, desde los primeros experimentos en la creación de muebles hasta su esencial cortometraje Powers of Ten, y el gran impacto revolucionario en la vida de la clase media norteamericana. Podemos apreciar la continuación lógica del proceso en el que los Eames estaban inmersos, desde las ya mencionadas versiones en madera contrachapada moldeada, pasando por las sillas experimentales de metal estampado o el innovador uso de la tecnología industrial en las sillas de fibra de vidrio, hasta el nuevo material que convertía un entramado abierto de alambre negro en una silla, sin dejar de lado los aramarios Eames Storage Units en donde confluyen todos los principios básicos de su filosofía de diseño: pureza de líneas minimalista, practicidad, asequibilidad, materiales industriales y un uso inteligente de las superficies internas y externas.

Los Eames son en definitva, la imagen de la genialidad del diseño modernista, que comenzó a desarrollarse en Estados Unidos, marcando una época que ha influido en generaciones posteriores mediante soluciones funcionales que perduran en el tiempo y que en la edición de Taschen se ve a la perfección esa evolución e influencia de sus diseños, como la joya de la corona la Lounge Chair and Ottoman. Un sillón que en la actualidad se sigue fabricando pudiéndose adquirir por unos 3.400 dólares, siendo además fuente de imitación inigualable. Charles buscaba con este sillón “el aspecto cálido y receptivo de un guante de béisbol bien usado”.

hero_eames_lounge_chair_ottoman_1

El archivo de palabras, dibujos e imágenes de Charles y Ray Eames se conserva en tres secciones de  la Bilblioteca del Congreso y el Museo de Diseño de Vitra en Alemania. Guarda de ellos una colección de experimentos, prototipos y mobiliario. Su muebles continúan siendo fabricados y vendidos por la Herman Miller Furniture Company, y también son vendidos por el Museo de Diseño de Vitra, bajo la supervisión del nieto de Charles, Eames Demetrios. La casa y estudio de los Eames se abren mediante cita previa a estudiantes e investigadores de todo el mundo, al igual que la Eames Gallery and Store en Santa Mónica. En 2004 se creó la Fundación Eames para preservar su casa y su obra para futuras generaciones, por lo que el diseño Eames está a buen recaudo. Un diseño vital que nunca pasará de moda.

Eames //Gloria Koenig / Peter Gössel / /Taschen // 9,99 euros // 96 páginas / Español, inglés, francés, alemán

eames taschen

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»

julio 2016
L M X J V S D
« jun   ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031