Fragmentos de Steiner

Fragmentos de Steiner

Publicado por el Feb 11, 2016

Compartir

Italia, lugar de encuentros y civilización romana, que ha marcado a la humanidad, sobre todo, por el legado intelectual y arquitectónico que dejaron a generaciones posteriores. En el sur se encuentra  la región de la Campania y en concreto Herculano antigua ciudad romana conocida por haberse conservado, al igual que Pompeya, enterrada en las cenizas tras la erupción del Vesubio el 24 de agosto del año 79 d. C. En 1997 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, junto con Pompeya y otros yacimientos arqueológicos de la zona. A finales del siglo XVIII comenzaron a descubrirse en Herculano una gran diversidad de objetos, como pinturas murales, trípodes, braseros, estatuas de bronce, botellas de perfume y cerámica. La más famosa de las lujosas villas herculanas es la Villa de los Papiros, identificada como el fastuoso retiro con vistas al mar de Lucio Calpurnio Pisón Cesonino, suegro de Julio César.

El hallazgo ficticio de un pergamino dañado por el fuego en las ruinas de una villa de Herculano (a lo mejor podría haber sido en la Villa de los Pápiros) invita a George Steiner a interpretar el sentido del texto original a través de los ocho aforismos que componen dicho pergamino y que algunos atribuyen a Epicarno de Agra. El legado de este supuesto moralista y retórico del siglo II a. C. se confunde con lo que podría ser una síntesis de los intereses intelectuales y vitales del propio Steiner y que nos expone de forma didáctica, con una prosa ensayística muy limpia y entendible que cuando vas avanzando por cada uno de los aforismos, su interpretación te hace reflexionar sobre las diversas vicisitudes que acompañan al ser humano a lo largo de su existencia:

1. Cuando el rayo habla, dice oscuridad.  Es una elocuencia del silencio (de lo no expresado). Diferencia entre hablar y decir. Parménides formula la pregunta ¿Hay existencia fuera de la gramática? Lo que no se puede conceptualizar no se puede decir, lo que no se puede decir no puede existir.

2. Amistad, homicida del amor. La amistad como recompensa humana que nada puede ser superada. La amistad nos autoriza a decir “yo soy porque tú eres”. Al mismo tiempo no hay peor dolor que el de la amistad traicionada. Se puede definir la amistad como el acto gratuito, pero profundamente significativo de quienes están en “libertad” o como diría Dante “es el motor del cosmos”.

3. Hay leones, hay ratones. Diferencia entre personas. La creatividad de primer orden -a menudo comparada con la divinidad- escapa al entendimiento, no digamos ya a la predicción. ¿Cómo debemos hallar sentido a la abierta injusticia de la distribución de talento entre los seres humanos?  ¿el potencial de la educación y la rareza del talento es solo accesible para unos cuantos? Tal como es la humanidad según en dónde naces puedes acceder o no a la formación y por lo tanto a desarrollar el talento. En raras ocasiones podrás destacar como león sin talento y por lo tanto te quedaras como ratón.

4. El mal es. La ausencia y privación del bien. ¿Existe realmente el mal?

5. Canta dinero a la diosa. Las consecuencias de la búsqueda de la riqueza a toda costa. Esto es lícito siempre y cuando sea gracias a tu esfuerzo. La riqueza no debe envidiarse ni condenarse. En la infinita escalera de la democracia y la libre empresa, es algo que se lucha por alcanzar. La transmisión de ganancias, de ahorros, de una generación a otra es también legítimo, fin de la crianza de los padres.

6. Desmiente al Olimpo si puedes. Nuestro concepto de Dios como una constante dinámica en la génesis y la evolución de la conciencia determina su realidad. El debate del siglo XXI concede que hasta ahora ninguna prueba de la existencia de Dios ha resultado satisfactoria-no digamos concluyente- ¿qué prueba tenemos de su no existencia? Este es el desafío que plantea el hombre de Agra. El reto de Epicarno persiste.

7. ¿Por qué lloro cuando canta Arión? ¿Qué le ocurre a la razón, a nuestra voluntad, a nuestra templanza psicológica y moral cuando escuchamos música? Para Platón trastoca la razón humana y el autodominio de la psique. Por lo tanto constituye una amenaza directa a la disciplina moral y mental, indispensables para el orden cívico y privado. Es perfecta y trascendentalmente inútil ¿pero podemos vivir sin ella?

8. Amiga muerte.

Estos aforismos, fragmentan y afrontan los pensamientos que a través de las palabras de Steiner, el ser humano como individuo ciudadano y civilizado lleva dentro. Pensamientos que en algunos momentos de la existencia salen y al leer las palabras de Steiner pueden arrojar luz sobre aquella oscuridad que no se expresa y que debería expresarse, para celebrar una amistad que puede ser causante de ausencia de amor pero que ambos pueden estar en una misma persona, que ayude esta a a ser diferenciada y creativa de primer orden, afrontando el bien para que este no desaparezca y así no caer en un mal que puede ser causa de la indómita búsqueda de riqueza, separando todo aquello relacionado con la religión y la moral y que sin ausencia de música el camino recorrido pueda llegar a ser mejor hasta que toque a su fin. Steiner consigue una pequeña gran obra de palabras llenas de sentido y pragmatismo y como sugiere a través del principal poeta representante de la llamada poesía pura, Valéry “el pensamiento debería bailarse”.

George Steiner (París, 1929), Premio Príncipe de Asturias 2001 de Comunicación y Humanidades, es uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura europea y ha ejercido la docencia en las universidades estadounidenses de Stanford, Nueva York y Princeton, aunque su carrera académica se ha desarrollado principalmente en Ginebra e Inglaterra.

Fragmentos // George Steiner // Siruela // 88 páginas // 2015

fragmentos Steiner

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»