Richard Sapper, eficencia alemana con gusto italiano

Richard Sapper, eficencia alemana con gusto italiano

Publicado por el Jan 15, 2016

Compartir

Richard Sapper nos dejó el pasado 31 de diciembre a los 83 años de edad, en la ciudad de Milán. Alemán nacido en Munich en 1932. Después de seguir cursos de filosofía, anatomía, e ingeniería, se graduó con un título en empresariales de la Universidad de Munich. Diseñador industrial reconocido mundialmente, Sapper fue uno de los creadores de lo que se conoce como diseño italiano. Comenzó su carrera en el departamento de diseño de Daimler Benz en Stuttgart, antes de trasladarse a Milán, donde trabajó primero para el arquitecto Gio Ponti, y luego en la división de diseño de “La Rinascente”. 

Sus productos suelen mostrar una innovación técnica y simplicidad en la forma, a menudo revelando un elemento de humor y sorpresa. Entendía el diseño de los objetos como una combinación de funcionalidad y belleza a partir de líneas puras y elegantes llevándole a la cumbre del diseño italiano, aunque él era alemán. Richard Sapper pasará a la historia como el creador de una de las primeras lámparas halógenas para escritorio (Tizio, 1972) o de la cafetera Coban 9090 (1978) de Alessi, la tetera Bollitore en la que llega a reproducir el sonido de una locomotora antigua norteamericana, pero también podría ser recordado como el diseñador que le dijo «no» a Steve Jobs.

lampara tizio

Lámpara tizio.

Con un afán perfeccionista, y una necesidad de crear objetos que resolviesen problemas, la función y la imagen iban muy relacionados y variaban dependiendo de su propietario. Sapper, que trabajó hasta el último momento, entendía que con los años el diseño dejó de entenderse como la revolución de lo cotidiano para convertirse en un elemento más para justificar el precio de un producto. Su capacidad para crear sinergias entre el arte y la ingeniería para proporcionar soluciones pensadas en estructuras hermosas, acentúa la eficiencia y racionalidad alemana con el estilo y la elegancia del estilo italiano.

espresso alessi

Espresso Alessi.

En 1959, comenzó a trabajar de forma independiente en la creación de radios para Telefunken y relojes Lorenz. A principios de 1960, Sapper comenzó a colaborar con el arquitecto italiano Marco Zanuso, una asociación que duraría muchos años. Juntos actuaron como consultores de diseño para Brionvega, una empresa de electrónica italiana, para lo cual se desarrollaron una serie de televisores y radios. Gracias a Sapper y Zanuso, por primera vez, los dispositivos electrónicos del hogar se convirtieron en piezas de escultura, creando un entorno doméstico moderno y chic italiano, que causó un gran impacto en todo el mundo.

hervidor

Kettle Alessi.

Uno de los clientes más importantes de Sapper fue la firma italiana Alessi, para la que diseñó dos cafeteras. La primera – 9090 – fue una reelaboración de aluminio clásico Moka, cafetera del abuelo de Alberto Alessi desde la década de 1920. La 9090 no es solo la primera cafetera espresso de la historia de Alessi, sino también el primer objeto de Alessi para la cocina después de los años 30. En 1979 recibió el primero de numerosos premios Compasso d’Oro, fue el primer objeto de Alessi que entraba en la Colección de Diseño Permanente del MOMA de Nueva York. La cafetera Alessi es la más amada por el público, así como el primer “objeto anfibio”, que se usa en cocina pero también, gracias a su alta calidad formal, se presta para servir directamente en la mesa. La reinvención era el fuerte de Sapper y consiguió una versión elegante que se ha mantenido en la producción desde entonces.

Más experimental y divertida era su 9091 Alessi el hervidor de agua que ha sido, para Alessi, el primero de los hervidores de autor. El elemento central del proyecto es el silbato de latón el cual, en el momento que sale el vapor, produce una delicada y simpática melodía. Richard Sapper quería evitar el típico ruido impaciente que producían otros hervidores que se comercializaban en aquella época y, siguiendo esta orientación de naturaleza exquisitamente poética, nacía, probablemente, el primer objeto multisensorial para la cocina.

Aunque profundamente comprometido con la idea modernista que “la forma sigue a la función”, Sapper fue capaz de cruzar la frontera hacia el posmodernismo y añadir un nivel de humor a su hasta entonces bastante trabajo de carácter serio.

En 1968, junto con Pío Manzu y William Lansing Plumb, Sapper organizó una exposición sobre los límites de la tecnología para la Trienal XIV. Durante la década de 1970, Sapper fue contratado como consultor en el desarrollo de automóviles experimentales para FIAT y en estructuras neumáticas para Pirelli

Desde 1980, Sapper ha actuado como jefe consultor de diseño industrial para IBM y más tarde para Lenovo, supervisando el diseño de los ordenadores personales de la compañía en todo el mundo. Creó el diseño para el primer ordenador portátil ThinkPad en 1992, así como la larga serie de modelos que le siguió. El principal interés de Sapper en su trabajo de diseño se ha centrado en los problemas técnicamente complejos. Ha desarrollado y diseñado una amplia variedad de productos, que van desde barcos y coches, a los ordenadores y la electrónica, muebles de cocina y electrodomésticos. A lo largo de su carrera, Sapper ha permanecido profundamente involucrado en el mundo académico, impartiendo clases en universidades y dando conferencias por todo el mundo.

ThinkPad 700C

 ThinkPad 700C.

Ha recibido numerosos premios por sus productos, y sus diseños están representados en las colecciones permanentes de los museos a nivel internacional. Ha sido un miembro honorario de la Royal Society of Arts desde 1988, y miembro de la Academia de las Artes de Berlín desde 2001. En 1992, Sapper recibió el Premio Lucky Strike de la Fundación Raymond Loewy para su trabajo de diseño. El Consejo Alemán de Diseño le otorgó una destacada trayectoria en el año 2009, y se le concedió un doctorado honorario de la Universidad de Carolina del Norte en 2010. En 2012, Sapper recibió la Cruz al Mérito de la Orden de Mérito del Presidente de la República Federal de Alemania.

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»