Orígenes del libro tipográfico ilustrado

Orígenes del libro tipográfico ilustrado

Publicado por el jul 23, 2015

Compartir

Los xilógrafos y los tallistas en madera temían a la impresión tipográfica, por considerarla un grave peligro para su medio de vida (esto me suena que está pasando en la actualidad con la batalla entre lo digital y el papel); sin embrago, al comienzo de la evolución del libro tipográfico, Albrecht Pfister, un impresor de la ciudad alemana de Bamberg, comenzó a ilustrar sus libros con xilografías (técnica de impresión con plancha de madera. El texto o la imagen deseada se talla a mano con una gubia o buril en la madera. Se utiliza habitualmente una sola matriz para cada página. A continuación se impregna con tinta y presionándola contra un soporte se obtiene la impresión del relieve). Alrededor de 1640, utilizó cinco xilografías y los tipos de la Bilblia de treinta y seis líneas de Gutenberg para imprimir una edición de Der Ackerman aus Böehmn (El campesino de Bohemia) de Johannes von Tepl.

Pfister hizo nueve ediciones de cinco libros de literatura popular, en contraste con las obras teológicas y eruditas publicadas por la mayoría de los impresores de la época. A medida que fueron pasando las décadas, los impresores tipográficos aumentaron de forma significativa el uso de ilustraciones xilografiadas, con lo cual la demanda de bloques de madera estuvo en auge y mejoró la talla de los ilustradores gráficos.

Albrecht Pfister (impresor), ilustración de la segunda edición de "El campesino de Bohemia" 1463. La muerte está sentada acomo un rey en su trono, flanqueada, a la izquierda por un viudo y su hijo y, a la derecha, por la difunta esposa.

Albrecht Pfister, ilustración de la segunda edición de “El campesino de Bohemia” 1463. La muerte está sentada acomo un rey en su trono, flanqueada, a la izquierda por un viudo y su hijo y, a la derecha, por la difunta esposa.

Augsburgo y Ulm, los centros de producción de naipes xilografiados y estampas religiosas, se conviertieron en centros de libros ilustrados. En la década de 1470, Günther Zainer estableció una imprenta en Augsburgo y Johann Zainer, que era pariente suyo, estableció otra a unos 70 kilometros al este en Ulm. Los dos eran escribas e iluminadores y habían aprendido a imprimir en Estrasburgo.

Cuando quiso ilustrar sus libros con bloques de madera, Günther Zainer se topó con la resistencia del gremio de leñadores de Augsburgo, pero en 1471 llegó a un acuerdo que le permitía usar ilustraciones xilografiadas si las encargaba a miembros del gremio. Sus primeros libros ilustrados utilizaban un tipo gótico redondeado y bloques de madera dispuestos en una columna de tipos del mismo ancho. En 1475, sus libros ilustrados, usaban bloques de madera con zonas texturadas y algunos negros homogéneos, lo cual amplió la gradación de tonalidades del diseño de la página. La fortuna sonrió a Zainer, porque la venta de alrededor de treinta y seis mil libros impresos en más de un centenar de ediciones lo convirtió en uno de los ciudadanos más destacados y acomodados de Augsburgo.

Günther Zainer (impresor), ilustración de "El especjo de la vida humana", 1475. En esta ilustración de un profesor de voz, el motivo triangular de los azulejos del suelo introduce un contraste tonal vivo.

Günther Zainer, ilustración de “El especjo de la vida humana”, 1475. Ilustración de un profesor de voz, el motivo triangular de los azulejos del suelo introduce un contraste tonal vivo.

En Ulm, Johann Zainer empleó ochenta xilografías para su edición de 1473 de De claris mulieribus (Las mujeres ilustres) de Bocaccio. Estas ilustraciones tienen el peso de la línea muy bien repartido y las iniciales mayúsculas, impresas en lugar de añadidas posteriormente a mano, son hermosas letritas xilografiadas, formadas por aves, serpientes y plantas. Las xilografías se utilizaban una y otra vez en libros distintos. Muchas de estas ilustraciones no están totalmente rodeadas por bordes rectangulares, con lo cual el espacio en blanco fluye desde los márgenes anchos hacia las imágenes. Unas iniciales que parecen meros esbozos aumentan la impresión de ligereza del diseño. Las marcas de párrafo tipográficas no dejan  nada para el rubricador en este volumen; el libro impreso se independizaba cada vez más del manuscrito.

Johann Zainer, página de "Las mujeres ilustres" de Bocaccio, 1473. En este libro sobre mujeres famosas, todas las xilografías están diseñadas en rectángulos que tienen la anchura de la columna de tipos y descienden hasta alinearse.

Johann Zainer, “Las mujeres ilustres” de Bocaccio, 1473. Libro sobre mujeres famosas. Las xilografías están diseñadas en rectángulos que tienen la anchura de la columna de tipos y descienden hasta alinearse.

El primer ilustrador identificado como tal en un libro fue Erhard Reuwich, por su trabajo  en Peregrinationes in Montem Syon (Viajes al monte Sión), impreso en 1486 con los tipos de Schöffer, éste resolvió la técnica de los tipos movibles ya que encontró la regla fundamental de la tipografía según la cual la combinación de los caracteres movibles no se basa en las formas alfabéticas sino en un sistema de proporciones espaciales que permiten su intercambiabilidad.

El autor de este primer libro de viajes, Bernadus de Breidenbach, deán de la catedral de Maguncia, partió hacia Jerusalén en abril de 1483 y llevó consigo a Reuwich para dejar constancia de lo que viera. Cuando regresaron a Maguncia en enero de 1484, Breidenbach escribió un libro acerca de su viaje y el volumen publicado contenía xilografías hechas a partir de los dibujos de Reuwich, gran observador de la naturaleza, que en este volumen introdujo la ilustración sombreada a rayas.

Sus ilustraciones incluían mapas regionales, edificios significativos y vistas de las ciudades principales. Fue el primer libro con ilustraciones desplegables, como la vista panorámca de Methoni en cuatro páginas que vemos en la imagen principal del post, y una xilografía de Venecia de casi un metro y medio de largo.

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»

julio 2015
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031