The Architectural Review, un clásico de las revistas británicas

The Architectural Review, un clásico de las revistas británicas

Publicado por el Jun 28, 2015

Compartir

Architectural Review (ar) es una revista mensual que expone una visión profunda, crítica y a veces provocadora de la arquitectura mundial actual. Fundada en 1896 esta influyente publicación británica presenta artículos sobre el entorno construido, paisajismo, diseño de interiores y urbanismo, además de textos teóricos sobre dichos temas.220px-Architectural-review-logo.svg

Surgió como una publicación encargada de recoger artículos relacionados con la arquitectura y con las Arts & Crafts, descrita como “Una revista para el artista y el artesano”. Los primeros números eran de gran formato y buscaban establecer una discusión entre los diferentes aspectos de la arquitectura. Con el paso del tiempo fue cambiando para dedicarse más a la arquitectura clásica y buscando recoger cualquier acontecimiento internacional. Se convirtió en un ejemplo práctico de arquitectura que proporcionaba a los arquitectos, a través de dibujos y fotografías, patrones universales de los diversos estilos arquitectónicos de la época.

Imagen 4

En 1913 se adaptó a los nuevos medios de impresión y reproducción fotográfica, editando un formato nuevo y lujoso. Durante la Primera Guerra Mundial se fijó la tarea de documentar la destrucción acaecida en Bélgica y Francia. En las décadas de 1920 y 1930 se comprometió de forma más activa con los nuevos movimientos arquitectónicos. Propuso ideas y planes para la Sociedad de Naciones, reimprimió discursos de Louis Sullivan y encargó piezas a Le Corbusier, Walter Gropius, entre otros. También en aquel entonces Pevsner inició su carrera como . A partir de aquellos años, Architectural Review se convirtió en la revista de arquitectura en lengua inglesa líder.

Imagen 6

Tras la Segunda Guerra Mundial, el historiador del arte y de la arquitectura Nikolaus Pevsner, fue sucedido por Colin Rowe, que también realizó contribuciones notables a la revista. La década de 1950 fue testigo de un nuevo cambio producido por la concienciación de los arquitectos británicos para reconstruir un país destrozado.

Durante la década de 1970 AR descendió hasta una situación de crisis y autocrítica propia del final del modernismo. No sería hasta 1980 cuando recuperaría su estatus bajo la dirección de Peter Davey. Empezó a editar números especiales sobre medio ambiente, paisaje, el arte y la ecología, la arquitectura y el clima, buscando posicionarse a favor de los temas medioambientales.

Imagen 7

La revista ha sufrido varios rediseños a lo largo de su vida, en uno de esos últimos rediseños, los miembros del equipo se preguntaron qué creían que significaba ar. Sabían que la clave era disponer de una dirección clara en su postura editorial. Esta postura incluye desde intereses tradicionales (contexto, ciudad, definición amplia de arquitectura como praxis social y cultural) hasta una posición más actual (cosmopolitismo, un interés por la cultura popular o pasión y disciplinas de diseño). Esta sensibilidad definió todas las elecciones, desde la tipografia de la revista hasta las decisiones sobre el contenido.

La combinación de imágenes magníficas, un texto accesible y una maquetación atractiva consigue ofrecer una visión global del paisaje arquitectónico moderno. En el aspecto visual su apogeo gráfico se produjo bajo la dirección de arte de William Slack. Abrazaron el pasado de la revista, pero introdujeron una nueva orientación moderna transformando las letras en una unidad fusionada, algo imposible en la época de Slack, ya que se usaban tipos de metal.

Imagen 8

El nuevo diseño incorporó dos fuentes, la Mercury con serifas diseñada por Tobias Frere-Jones y la T-Star de palo seco, diseñada por Mika Mischler, de Gestalten. Ambas se utilizan en la publicación en diferentes grosores y tamaños para añadir textura, claridad y variedad a la revista.

La revista se divide en tres secciones principales: Vistas, Edificios y Notas al margen. Estas secciones ofrecen una estructura flexible que permite páginas con mucho texto técnico o con historias fotográficas basadas en imágenes.

La publicación lleva más allá las expectativas del lector, usando fotografías sorprendentes y críticas perspicaces, ensalzando una nueva y amplia arquitectura. convirtiéndose no sólo en una guía esencial y motivadora

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»