Rafael Sanz Lobato y su mirada antropológica

Rafael Sanz Lobato y su mirada antropológica

Publicado por el Jun 2, 2015

Compartir

La mirada antropológica del ser, es lo que me viene a la cabeza cada vez que miro, observo o incluso intento estudiar al ponerme delante de una fotografía del gran Rafael Sanz Lobato. Nacido en Sevilla y fallecido recientemente (22 de abril) en Madrid, se aficionó a la fotografía desde la infancia, desarrollando como amateur gran parte de sus extraordinarias series documentales.

La calidad que buscaba para sus imágenes le llevó a revelar sus carretes y a positivar sus imágenes. Fue pionero del fotoperiodismo y del documentalismo antropológico y maestro del blanco y negro. La fotógrafa Cristina García Rodero lo considera uno de sus maestros. Pero ha sido durante mucho tiempo un fotógrafo  incomprensiblemente olvidado. Un reconocimiento tardío para alguien que compró su primera cámara en 1953 y comenzó lo que él denomina su trabajo de “documentalista de fin de semana”.

Bercianos. Sanz Lobato

Bercianos con las capas, que se ponen al superar los 60 años para la procesión del Jueves y Viernes Santo. © Rafael Sanz Lobato

Ese reconocimiento tardíole vino a través del Premio Nacional de Fotografía en 2011 por “su forma de contar la transformación del mundo rural tradicional y su influencia en el fotoperiodismo contemporáneo”, según el jurado. Tras el fallo del jurado Lobato comentó en los medios sus sentimientos hacia este reconocimiento: “No me lo esperaba. Me lo han dado tarde, a destiempo. Todo el mundo me decía ‘qué bien, menudo premio’. La verdad es que no. Mi premio fueron los 15 o 16 años durante los que estuve haciendo fotografías por los pueblos. Ese momento en el que descubres una situación o una persona que es justo lo que estabas buscando, es un momento impagable. No hay nada igual. El premio me ha dado un dinero que me ha venido muy bien. Pero si no me lo hubieran dado, pues no habría pasado nada de nada. Yo no busco reconocimiento”.

Hizo fotografía comercial y creativa. Uno de sus trabajos más conocidos y conmovedores es el retrato que hace de la Semana Santa en Bercianos de Aliste. Unas imágenes cargadas de solemnidad y simbolismo en dónde se puede apreciar totalmente el silencio del momento acompañado por el embrujo del blanco y negro, junto con unos magníficos encuadres generando composiciones que se pierden en el infinito.

0632 IMPRENTA- 047

Viernes Santo. Bercianos de Aliste, 1971 © Rafael Sanz Lobato

Estas imágenes junto con otros trabajos que ha realizado Sanz Lobato como “La caballada”, “A rapa das bestas”, “La Alberca”, entre otros, los recoge en la edición que realiza La Fábrica Editorial en su colección PhotoBolsillo. Libro que se presentó unas dos semanas antes de su fallecimiento. Con el fotógrafo Paco Gómez, en el prólogo, cuenta que «cualquieraque tenga ojos puede comprobar que las fotografías que generó [Sanz Lobato] en los años sesenta y setenta, en esos pueblos olvidados de España, están en el altar mayor de la fotografía española». El libro recoge, en 63 imágenes en blanco y negro,tomadas entre 1966 y 2007, las principales facetas creativas del autor: el documentalismo antropológico, el retrato y los bodegones inspirados en Morandi. Este volumen es un homenaje a uno de los pioneros del documentalismo fotográfico, maestro de muchos de los grandes fotógrafos contemporáneos, que no hay que dejar en el olvido y que hay que seguir difundiendo su obra. Se lo merece.

Rafael Sanz Lobato // PhotoBolsillo. La Fábrica Editorial // 112 páginas | Español-Inglés | 12,50 euros.

rafael-sanz-lobato

 

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»