Las caricaturas de Thomas Nast

Las caricaturas de Thomas Nast

Publicado por el may 20, 2015

Compartir

La caricatura, aquel retrato que exagera o distorsiona la apariencia física de una persona o varias, para crear un parecido fácilmente identificable y, generalmente, humorístico. Suelen encajar en el mundo periodístico perfectamente, siempre acompañadas de la sátira que se aplicará a un momento concreto que afecta a la sociedad sobre todo con tintes políticos. A esta ultima la denominamos caricatura política. Un género que nace en Inglaterra a raíz de la sátira impresa que evidenció las luchas entre el Papado y Lutero, e incluso Luis XIV fue víctima de tempranas caricaturas. Sin embargo, el género de caricatura política sólo se estableció hasta 1770, cuando en Inglaterra se tomó como un arma de defensa contra quienes manejaban asuntos de Estado.

En Estados Unidos su principal referente fue Thomas Nast (1840-1902) caricaturista de finales del s. XIX. A la edad de 15 años comenzó a trabajar como diseñador para el periódico Frank Leslies Illustrated Newspaper, y tres años después para el Harper’s Weekly. Dicha revista fue impulsada por los creadores del diseño editorial en Estados Unidos, Harper & Brothers. La publicación se inició en 1825 por los hermanos Harper. Siguiendo el ejemplo exitoso del Illustrated London News, uno de los hermanos, Fletcher, comenzó la publicación mensual de Harper en 1850. La revista fue interesante en la publicación de autores consagrados, como Charles Dickens y William Makepeace Thackeray.

En 1860 la circulación del semanario Harper’s Weekly, había llegado a 200.000 ejemplares. Las ilustraciones eran una parte importante del contenido del semanario, y desarrolló una reputación para el empleo de algunos de los ilustradores más reconocidos, en particular, Winslow Homer, Perkins Granville y Hopkins Livingston. Entre sus características recurrentes eran las caricaturas de Thomas Nast, que se quedaría con la semanal más de 20 años. Nast fue un caricaturista temido. Él fue el creador de la utilización de animales para representar a los partidos políticos-el ‘burro y los republicanos demócratas de elefante, así como el carácter familiar de Santa Claus.

La revista Harper’s Weekly y Nast desempeñaron un papel esencial en las elecciones de Ulysses S. Granten 1868 y en 1872. En la campaña de 1872, la ridiculización de la candidatura de Horace Greeley por parte de Nast no tuvo piedad. Compartía las opiniones políticas de su amigo Mark Twain y permaneció numerosos años fiel a las ideas republicanas. Desempeñó un rol importante en la elección presidencial de Rutherford B. Hayes en 1876. Hayes afirmó más tarde sobre Nast que éste era: “La más potente de las ayudas” que él había recibido. Pero el ilustrador pronto terminó por perder sus ilusiones sobre Hayes, quien criticaba la política de pacificación del Sur. El “Harper’s” se negó a darle libertad a Nast para atacar a Hayes. Nast había perdido un importante apoyo en la revista y sus contribuciones se hicieron cada vez menos frecuente por lo que se concentró en las pinturas al óleo y en la ilustración de libros, pero tal producción no puede compararse a la de sus caricaturas.

En 1890, publicó “Thomas Nast’s Christmas Drawings for the Human Race”. Además contribuyó con ilustraciones en distintas publicaciones, pero debido a las nuevas técnicas de ilustración y la llegada de jóvenes talentos, no disfrutó del éxito que tuvo en años anteriores. En 1892, tomó el control de una revista en decadencia, llamada New York Gazette, y la renombró como Nast’s Weekly. De vuelta en el seno republicano, Nast utilizó su revista para publicar caricaturas de apoyo a Benjamin Harrison, candidato a la reelección presidencial. Pero la revista apenas tuvo impacto y cesaron las publicaciones poco después de la derrota de Harrison.

Además Nast creó uno de los carteles más famosos de la historia el del Tío Sam, inspirado en el realizado anteriormente por Alfred Leed, en este caso es un homenaje a Abraham Lincoln (expresidente de los Estados Unidos y considerado un héroe nacional), que tuvo los trazos de su rostro como inspiración para el trabajo. Por lo tanto, el Tío Sam fue retratado como un hombre con el pelo blanco y barba de chivo, vestido con los colores de la bandera de EE.UU. (azul, rojo y blanco), y el sombrero con una estrella blanca. Sin embargo, en 1917, James Flagg, a petición de las Fuerzas Armadas de EE.UU., cambió el diseño original. Tío Sam ahora tiene el dedo en el aire y se le añadió la siguiente frase: “I Want You”. Este cambio fue una estrategia de marketing para favorecer la imagen hacia el reclutamiento de soldados para la llegada de la Primera Guerra Mundial.

En 1902 Theodore Roosevelt, lo designó cónsul general de los Estados Unidos en Guayaquil, Ecuador. Durante un brote mortal de fiebre amarilla, heroicamente Nast cumplió las numerosas misiones diplomáticas y comerciales que le fueron encargadas. A la edad de 62 años, en 1902, murió a causa de la fiebre amarilla contraída en Guayaquil. Su cuerpo retornó a los Estados Unidos y fue sepultado en el Cementerio Woodlawn, en Bronx, Nueva York.

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»

mayo 2015
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031