Diseñador / ciudadano

Diseñador / ciudadano

Publicado por el Apr 1, 2015

Compartir

Como diseñadores debemos estar siempre alerta ante los estímulos y fuentes que la sociedad nos sirve. Por eso es muy importante estar informado de todo lo que ocurra en el mundo, pero no solo en el mundo de la información, sino también en el mundo cultural, científico y sobre todo profesional. ¿Y cómo hacemos esto último?, pues muy simple, escuchando, viendo y leyendo a los más grandes diseñadores actuales e históricos. Entre ellos se encuentra el estadounidense Milton Glaser (1929), figura más que reconocida en el ámbito del diseño. Es para muchos la personificación del diseño gráfico americano. Fue cofundador de los revolucionarios Pushpin Studios, fundó la revista New York junto con Clay Felker, creó Milton Glaser, Inc. y la firma de diseño editorial WBMG en colaboración con Walter Bernard. También diseñó la célebre campaña I love NY. Glaser ha expuesto su obra por todo el mundo; ha realizado exposiciones individuales en el Centre Georges Pompidou de París y en el Museum of Modern Art de Nueva York y es de los pocos diseñadores/artistas que su trabajo se exhibe en vida en varios museos.

Si hay alguna característica de estilo que distingue el trabajo de Milton Glaser, estas son la honradez y el sentido de la justicia combinadas con una libertadora actitud lúdica e imaginativa. Mantener la integridad ética frente a las seducciones del mercado y hacerlo con sentido del humor se plantea como un auténtico reto para todo diseñador.

Gracias a Gustavo Gili con al edición de “Diseñador/Ciudadano” podemos acercarnos a los pensamientos y forma de trabajar de Glaser. Ya que al encontrarse al otro lado del charco es complicado asistir en primera persona a las diversas conferencias que ha realizado. Unas conferencias que lo único que hacen es ENRIQUECER tu intelecto, haciéndote reflexionar sobre el camino que has emprendido y dónde quieres llegar, pero sobre todo y muy importante el cómo quieres alcanzar esa meta o proyecto final.

Todo diseñador tiene una influencia muy importante en la sociedad, aunque no nos lo creamos, así es, desde el diseñador que realiza el trabajo más “ridículo” hasta el gran diseñador de un grandioso proyecto. Porque nuestro trabajo va a ser visto por una persona o por millones y ese hecho ya es influenciable aunque sea solo en una sola persona. Nos debemos plantear si podemos servir al cliente y al público al mismo tiempo. 

En el caso de intervenciones individuales, el mayor reto del diseño es cómo lograr visibilidad, cómo inocularse en la circulación sanguínea de una cultura. Podemos rechazar la pasividad y el narcisimo que conducen a la desesperación y optar en cambio por participar en la vida de nuestro tiempo.

Este libro reúne cuatro charlas de lectura rápida y amena que el célebre artista norteamericano dirigió a estudiantes de diseño. En ellas nos da algunas pistas sobre la respuesta del propio Glaser a este desafío, así como sobre su forma de entender y abordar los procesos creativos. Glaser analiza cómo el marketing y la publicidad han ido modificando nuestra cultura en las últimas décadas y reflexiona sobre el papel fundamental de los diseñadores en esta evolución. Defiende que el arte es, actualmente, la forma más benigna y esencial de crear comunidad, y que todas las personas vinculadas con el ejercicio de la creatividad tienen, por tanto, una función importante que desempeñar en esa transformación de la sociedad. La función del arte es instruir y deleitar. Isntruir o informar es distinto de persuadir. Cuando alguien se instruye se fortalece. La persuasión no garantiza los mismos resultados, por lo que ¿puede el diseño ser arte?

Es así como Glaser llega a proponer en estas páginas una nueva denominación para el diseñador: «He cambiado de opinión sobre mi autodesignación: diseñador/ciudadano me parece una descripción más satisfactoria. Nunca existió mejor momento para asumir esta función.»

Todo diseñador debe leer y aplicar, aunque solo sea un poco, la filosofía y consejos que nos brinda Milton Glaser en estos textos, para así conseguir de forma inteligente y creativa los objetivos que nos propongamos y así satisfacer a los clientes, y lo más importante, aportar a la sociedad trabajos de calidad que cumplan la función de hacer una ciudadanía mejor.

Diseñador / Ciudadano. Cuatro lecciones breves (más o menos sobre diseño) // Milton Glaser // 64 páginas // 12  euros

diseñador ciudadano

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»