Marbella cambia de cara

Marbella cambia de cara

Publicado por el Mar 13, 2015

Compartir

Uno de los emblemas marbellíes, el Marbella Club que ha sido un lugar de encuentro de la jet set internacional durante los últimos 60 años, recibiendo desde Sean Connery a Audrey Hepburn, el duque de Windsor y los Rolling Stones han decidido que coincidiendo con el sexagésimo cumpleaños del resort de la mano del gran estudio londinense de diseño Pentagram, han realizado un importante proyecto de renovación. John Rushworth y su equipo han creado una nueva identidad visual, que expresa el estilo que ha hecho de este hotel un éxito perdurable en el tiempo.

La historia de este resort de lujo empezó más o menos en 1940. Un excéntrico aristócrata llamado Ricardo Soriano, Marqués de Ivanrey,  se obsesionó con la idea de adquirir un soleado terreno. De hecho, su determinación era tal que, sin tan siquiera visitar la zona, compró una finca llamada El Rodeo, cerca de Marbella y no muy lejos de lo que hoy es Puerto Banús.

El Príncipe Max, que había oído hablar mucho sobre los encantos de la vida a orillas del Mediterráneo gracias a su primo Soriano, decidió viajar allí para comprobarlo por sí mismo. El Príncipe jamás pensó que una breve parada para un picnic en un pinar de la costa supondría el nacimiento de una leyenda. Un año más tarde, su hijo el Príncipe Alfonso, regresó para comprar este enclave rural de 180.000 m2. Así fue como la antigua finca llamada Santa Margarita se convirtió en el maravilloso refugio mediterráneo de esta ilustre familia.

Durante la década de 1970, el aspecto de Marbella cambió de forma radical. José Banús organizó una gala para inaugurar su puerto deportivo homónimo: Puerto Banús. Su sueño era crear una comunidad idílica en torno a los deportes de vela y golf y convertir Puerto Banús en pieza central, rivalizando con los puertos deportivos de Monte Carlo y Saint-Tropez. Puerto Banús dio así inicio a una nueva era y durante los 70 Marbella se convirtió en el destino mundial de moda: era el lugar perfecto para visitar y, el Marbella Club, el lugar perfecto donde alojarse.

The-Marbella-club-edit.final_.006

The-Marbella-club

El principal material para la nueva identidad del club fue utilizar como modelo de inspiración la terracota, además de los cueros sin teñir y la arpillera como revestimiento, para emular los colores del sur de España. El azul aguamarina es el color que han elegido para la firma en todo el complejo.

The-Marbella-club-007

La experiencia del Marbella Club, pionero en el lujo de relax, combina la arquitectura rústica de una casa de campo española con muebles del castillo de von Hohenlohe.

The-Marbella-club-011

Una solución de identidad visual para un hotel clásico, se implementa representando lo formal. Esto se logra a través de una mirada atrás, hacia la historia de la familia, volviendo a dibujar su escudo de armas. El toque informal en el club lo logran imprimiendo varios menús con pinturas abstractas de famosos jardines tropicales del hotel.

Una visión refrescante para crear nuevas emociones y sensaciones en los huéspedes y celebridades que se vayan acercando de nuevo al complejo hotelero.

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»