El proceso creativo lateral y lógico

Publicado por el ene 27, 2015

Compartir

El proceso creativo que lleva al ser humano a realizar proyectos diferenciadores en los que queda la impronta personal de cada uno, es un proceso que puede ser complejo dentro de cada persona, que nunca ha salido ni saldrá, o puede ser un proceso de lo más fácil que fluye por una persona de una forma constante, o simplemente se adquiere con trabajo y metodología. Cuando uno sabe lo que quiere, pero no sabe cómo conseguirlo, tiene un problema cuya solución requiere de lo que el escritor ensayista Edward De Bono llama “pensamiento lateral”, este es un pensamiento creativo que en el fondo es una manera diferente de usar el cerebro sin utilizar la lógica. Esto puede sonar algo raro, porque el pensamiento humano se caracteriza por emplear la lógica que es unidireccional, sigue el camino que ella misma se traza; el pensamiento lateral cuenta con infinitas maneras de llegar a una solución, porque llega a ella por caminos distintos a los del pensamiento lógico. Pero un pensamiento no puede convivir sin el otro ya que el pensamiento lateral es creativo y sirve para crear las ideas, mientras que el lógico sirve para desarrollarlas.

Todo esto lo podemos ver y poner en común en la Fundación Telefónica de Madrid ya que todavía se pueden ver las exposiciones de Paco Roca. Dibujante ambulante, Nikola Tesla. Suyo es el futuro y Ferrán Adriá. Auditando el proceso creativo. Tres personajes que no tienen nada que ver entre ellos, pero que tienen en común la creatividad, cómo llegan a ella y cómo la desarrollan en sus obras.

La exposición Paco Roca. Dibujante ambulante (20 de noviembre al 15 de febrero de 2015) es un recorrido que invita a comprender el trabajo creativo del dibujante, Premio Nacional del Cómic 2008, desde 1995 hasta la actualidad. Entre las novedades, se exponen algunos de los bocetos y originales de sus últimas obras: “Surcos del Azar” y “Andanzas de un hombre en pijama publicadas” por Astiberri. En total, pueden verse más de 200 piezas, desde bocetos, dibujos, apuntes, álbumes y audiovisuales, entre las que destaca uno de los dos Goya que obtuvo por la película “Arrugas”, la obra más conocida del autor, de la que se han vendido más de 60.000 ejemplares y ha sido traducida a ocho idiomas. La muestra permite entender el proceso creativo de Roca, maestro en el género del cómic, y refleja desde la generación de una idea hasta su plasmación en el soporte final. De este modo, la exposición penetra en las entrañas de su trabajo y nos muestra desde sus herramientas de trabajo hasta la técnica usada para dar vida a sus ideas en forma de dibujo. Él mismo la define así: “No se trata de una retrospectiva, ya que se han quedado muchas cosas fuera, pero si es una muestra de los caminos en los que me encuentro a gusto narrando: el cómic, la ilustración y los cuadernos de viaje”. El visitante podrá conocer el proceso de creación e ilustración de este personaje, con el que Roca se identifica y que constituye un símbolo de libertad, un cuarentón que por fin ha conseguido su sueño: quedarse en casa todo el día en pijama. Además, se podrá ver una muestra de sus trabajos desde 1995 hasta la aparición de su última novela gráfica “Los surcos del azar” (Astiberri), a finales de 2013, y contemplar bocetos, apuntes, publicaciones e ilustraciones de obras tan emblemáticas y conocidas como El invierno del dibujante”, “Las calles de arena” o “El Faro” (todas en Astiberri).

Otra persona que se diferencia por su creatividad y que está influyendo en varias generaciones actuales es Ferrán Adriá. Todo empieza con la frase “La creatividad es no copiar”. Para entender este termino hay que remontarse a 1987, cuando durante un stage culinario de Adrià en la Costa azul francesa, el gran chef francés, Jacques Maximin, afirma que “la creatividad es no copiar”. Esta frase fue el inicio del cambio revolucionario en la cocina de elBulli, Adrià dejó atrás los recetarios e inició su propia andadura, que cambió la manera de entender y degustar la cocina. Desde entonces, Adrià empezó a cuestionarse los límites establecidos. ¿Por qué un helado no puede ser caliente? ¿Quién dice que no pueden mezclarse dulce y salado? De aquí, la imagen que se ha elegido para representar esta exposición, un dibujo hecho por él mismo con la transcripción a mano de la palabra WHY? Durante 25 años, de 1987 a 2011, el equipo del restaurante de Cala Montjoi trabajó incansablemente con el fin de evolucionar el lenguaje de la cocina y encontrar un estilo propio, siempre con la exigencia de ser lo más disruptivos posible. ElBulli creó una partida dedicada exclusivamente a la creatividad. Estaba la partida de la carne, el pescado, los entrantes, los postres y … la creatividad. Con el cierre de elBulli en 2011, esta tarea continuó a través de el Bullifoundation, Adrià y su equipo se han dedicado a investigar y continuar experimentando sobre su propia disciplina. Han sistematizado una “fórmula de la creatividad”, tomando elBulli como ejemplo, que aspira a que sirva de modelo para otras disciplinas y de autoanálisis para encontrar el método de cada uno. Aseguran que no se trata de un modelo único, pero sí de un modelo válido para quien quiera mejorar el rendimiento y la eficacia de su empresa, negocio u oficio.

Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo (29 de octubre 2014 al 8 de marzo 2015) es el primer resultado surgido del trabajo de elBulliDNA, un equipo multidisciplinar de una decena de personas que, desde la sede en elBulliLab, en Barcelona, está estudiando y decodificando el proceso creativo, y que dialogará con elBulli1846 en Cala Montjoi. La exposición más completa jamás producida en torno a la obra del cocinero catalán. Un auténtico mapa de toda una vida dedicada a la creación. Esta creación que podría a atreverme a calificarla de lateralidad, ya que emplea múltiples caminos para llegar a una solución creativa.

Y para terminar y el más importante, sin quitar mérito a los anteriores, es Nikola Tesla. Suyo es el futuro (3 de noviembre de 2014 al 15 de febrero de 2015) que gracias a el podemos disfrutar del mundo en el que vivimos ahora con sus avances. El inventor norteamericano de origen serbio es una figura fundamental de la historia del progreso. Podemos afirmar que sus descubrimientos, inventos, aportaciones y vaticinios permitieron el desarrollo de la civilización eléctrica en la que todavía vivimos. Tesla concibió la corriente alterna y la radio, también fue pionero en tecnologías visionarias para su época como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad… Y sin embargo, tras caer en desgracia en los albores del siglo XX, murió y residió en el olvido hasta los albores de nuestro siglo XXI.

Resulta incomprensible, dada la enorme trascendencia de su trabajo, comparable a la de sus rivales Thomas A. Edison y Guglielmo Marconi, ambos por cierto aficionados a husmear en sus patentes. Tesla, epítome del genio romántico, obsesionado con su trabajo y poco dado a los asuntos mundanos, tuvo mala suerte en los negocios y perdió el mérito histórico de sus contribuciones a favor de otros inventores más hábiles comercialmente hablando. A la postre, el nuevo capitalismo surgido de la Segunda Revolución Industrial desconfió de aquél que no se había hecho rico con sus inventos y lo relegó a la soledad de una habitación del hotel New Yorker. Allí murió Tesla, que había pasado de ser un atractivo y brillante científico europeo a un viejo que daba de comer a las palomas y mascullaba locas ideas sobre un futuro inalámbrico.En este caso vemos cómo se ha desarrollado la idea, una idea que está totalmente ejecutada.

Por todo esto el proceso creativo lo podemos aplicar al día a día de nuestras vidas, ya sea empleando la lógica o la lateralidad para desarrollar y pensar nuestras ideas.

EDWARD DE BONO “EL PENSAMIENTO LATERAL” EDITORIAL PAIDÓS.

Compartir

ABC.es

Fahrenheit 451 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Bienvenido al magnífico y excéntrico mundo del diseño gráfico, a la imaginación de la ilustración, a la puesta en escena de la fotografía, a la pincelada sutil del arte, a la grandiosidad de la arquitectura y todo ello relacionado y puesto en común en ese formato con obsolescencia programada, o no, que es el papel.Más sobre «Fahrenheit 451»

Categorías
¡Sígueme en twitter!

Más sobre «Fahrenheit 451»

enero 2015
L M X J V S D
« dic   feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031