In Memoriam. José Ignacio González-Aller. La fuerza del honor y la pasión de un marino ilustrado

In Memoriam. José Ignacio González-Aller. La fuerza del honor y la pasión de un marino ilustrado

Publicado por el oct 26, 2014

Compartir

 

 

El contralmirante Jose Ignacio González-Aller, en una de sus últimas entrevistas publicadas. Junto a su querido hijo. Beni.

El contralmirante Jose Ignacio González-Aller, en una de sus últimas entrevistas publicadas. Junto a su querido hijo. Beni.

Hoy, Domingo 26 de Octubre de 2014, fallecía el contralmirante José Ignacio González Aller en la ciudad de Madrid. Ni la más honrosa, bondadosa y épica elegía le hace justicia a tan grandísimo ser humano, que nos deja además un enorme y generoso legado científico. Fue exponente de la mejor tradición de los marinos ilustrados de la Armada española. Su siempre afectuosa presencia y su enorme entrega y trabajo por la patria y la cultura, marcaron su existencia. Sisiño, como cariñosamente se le conocía, vivió una vida plena, con la fuerza del honor y la pasión. Singular biografía de un ser humano brillante y excepcional que intentaremos reflejar en este breve post de espejo de navegantes. Hablamos de un marino ilustrado. De los más notables, que ha podido tener nuestro país en los últimos tiempos. Sirvan pues estas humildes y torpes palabras escritas rápidamente, entre todas las que tendrán que venir, para recordarle.

 

Sisiño con el historiador Británico Geoffrey Parker, en la presentación de su libro. La Gran Armada. Madrid. 2013

Sisiño con el historiador Británico Geoffrey Parker, en la presentación de su libro. La Gran Armada. Madrid. 2013

El camino del honor, lo lucía con orgullo, junto a su uniforme de botón de ancla. De antigua y recia familia de marinos. Como decía, su estirpe naval se remontaba allá los siglos a un pequeño pueblo de Málaga, montañoso, llamado Alozaina. A unas cuantas colinas del “Yo solo”, de otro grande,  Bernardo de Galvez, del que compartió ese adn ancestral, que es el de la valentía y que bien conoció su linaje. Cristóbal González-Aller, teniente coronel de Caballería en el s.XVIII y uno de los primeros condecorados con la laureada de San Fernando, o el de su bisabuelo,  el primero de su familia en la Armada y que llegó a capitán de fragata desde el pequeño pueblo blanco de la serranía de Ronda anteriormente comentado. Que decir de su padre. Del cual recordaba emocionado muchos capítulos de su vida. El capítulo de la trágica misión del Canarias con el Bismarck, la narraba perfectamente, como si hubiese sido ayer. Recientemente nos lo contaba él mismo en espejo de navegantes. Contaba tan solo con seis años, y su memoria prodigiosa (de la que hizo gala a lo largo de su vida), ya era capaz de recordar y retener con detalle aquellos momentos de su vida. Así fue,  como veremos era capaz de recordar hasta los más mimios detalles del pasado, y contarlos en el presente con una tremenda viveza. Desde el origen y las andanzas de cualquier pieza del museo, pasando a la genealogía de casi todos los oficiales insignes de la armada o muchas de las importantes referencias que los archivos le irían mostrando a lo largo de años de lectura. De casi todo se acordaba magistralmente. Como no iba hacerlo de su tierna infancia, y de la ya itinerante vida, de de mar en mar que marcaría toda su vida.

Fotografía del capitán de navío del "Canarias". Benigno González-Aller.

Fotografía del capitán de navío del “Canarias”. Benigno González-Aller.

 

Y junto a su padre, seguir con el actual almirante Gonzalo Gonzalez-Aller, que hasta ayer le pudo abrazar y que continuó magistralmente la labor de Sisiño a bordo del Museo naval de Madrid durante una serie de años más. O su hijo “Beni”. Su adorado hijo. Que siguió sus pasos, tal y como soñó a lo largo de sus destinos de puerto en puerto. De navío en navío. Hijo del que se enorgullecía con el simple hecho de escuchar su nombre.  Enamorado fervientemente de la patria y la corona, de su profesión y de la familia. Su sencillo y vital credo diario. Fue todo un ejemplo. En el camino del honor. Fiel a las tradiciones de la armada, como bien podrán atestiguar todos sus compañeros, oficiales, y hombres de armas que pudieron compartir con él destinos y estado mayor. Bien lo saben ellos y mejor podrían escribir esta parte de su vida que dedicó a la marina de guerra.

 

EL almirante Gonzalo-González-Aller. Director del museo naval y marino . Familiar y compañero de corporación, como le gustaba decir a Sisiño

EL almirante Gonzalo-González-Aller. Director del museo naval y marino . Familiar y compañero de corporación, como le gustaba decir a Sisiño

En su carrera militar y sus destinos de la mar, ejerció con aquella agresividad y firmeza en la conducción de la fuerza que hizo grandes a los españoles del pasado. Ingresó en la Escuela Naval Militar el 1º de septiembre de 1954. Siendo especialista en Submarinos, Artillería y Tiro Naval y diplomado en Guerra naval. Estuvo embarcado como oficial en el crucero Galicia,  los submarinos G-7 y S-22, así como los destructores Alcalá Galiano y Jorge Juan. Fue Jefe de Órdenes de la Flotilla de Submarinos y Jefe de Operaciones del Grupo Aeronaval de la Flota, a bordo del portaaeronaves DédaloTambién fue segundo comandante del submarino Isaac Peral y comandante del patrullero Gaviota, del submarino Cosme García, del destructor Lángara y del transporte de ataque Castilla, así como Jefe de la Flotilla de Submarinos de Asalto. Participó en las operaciones de evacuación de Sidi-Ifni a bordo del destructor Alcalá Galiano (1965), en la vigilancia del banco pesquero sahariano al mando del patrullero Gaviota (1971) y en las operaciones desarrolladas en el Sahara Español y Marruecos siendo comandante del submarino Cosme García (1975). intervino en actividades de vigilancia de las unidades del Pacto de Varsovia en el Mediterráneo, y contra el Frente Polisario en aguas de Canarias, Sahara y Mauritania al mando del destructor Lángara (1985).

 

Sisiño como oficial al mando, en la vela del submarino.

Sisiño como oficial al mando, en la vela del submarino.

 

Y luego vino la tierra…Entre otros destinos desempeñados en la firme, fue vocal-secretario de la Junta de Doctrina de Guerra, profesor adjunto de la Escuela de Submarinos, Jefe de Sección en las Divisiones de Logística y Táctica del Estado Mayor de la Armada, Jefe de la Unidad de Estudios y Planes en la Dirección General de Política de Defensa y ayudante personal de los almirantes generales Suanzes de la Hidalga y Salas Cardenal, jefes del Estado Mayor de la Armada.

Sus historias, ya que su humildad y natural modestia le impedían vanagloriarse, quien mejor las contó en vida, fue el gran escritor Arturo Perez Reverte. Gran amigo y compañero, le retrato perfectamente en su: “los torpedos del amirante”. Nadie mejor que él para escribir con su sensibilidad de gran escritor y su enorme intuición, a quien conoció bien. Con su característica maestría, en esas columnas que nos acerca lo mejor, y lo peor de nuestro país, podemos conocer a ese hombre cuya “ delicadeza y su hombría de bien me sedujeron en el acto, y desde entonces le guardo un aprecio especial y un respeto…”.

 

Conferencia en el bicentenario de Trafalgar. Dos grandes en la misma. Almirante Jose Ignacio González-Aller y el escritor Arturo Pérez Reverte.

Conferencia en el bicentenario de Trafalgar. Dos grandes en la misma. Almirante Jose Ignacio González-Aller y el escritor Arturo Pérez Reverte.

 

Como al describir y al recordar lo del Sahara Español, cuando con el submarino Cosme García (1975), estuvo aferrado a los mandos de su periscopio en las dársenas de los puertos marroquíes. En aquella delgada línea roja en tiempos de la marcha verde. Menos conocida, pero que personalmente siempre me arrancaba una sonrisa, fue las actividades de vigilancia de las unidades del Pacto de Varsovia en el mediterráneo. De nuevo Reverte, que tan bien lo describió, “cuenta las cosas como nadie-, veo que se enciende una llama de excitación y de nostalgia en sus ojos, y le tiembla la voz, y se yergue como el joven oficial que fue en otro tiempo”. Y así de esta manera, Sisiño te narraba con su contagiosa sonrisa, como  fotografío e investigó desde su submarino a un oficial soviético que dirigía el cotarro en el Mediterráneo. Y que con el tiempo,  ya diluido el pacto de varsovia y los conflictos, conoció en un congreso, no recuerdo si dijo en Moscú o donde. Lo excepcional, fue que sin dudarlo, nada más reconocerlo le dió un gran abrazo. “Yo te conozco de hace mucho tiempo, tu eres tal y tal, y estabas con la flota en tal sitio”. Terminaron, como siempre forjaba Sisiño, siendo  amigos. Su gran simpatía, fue una de las más profundas huellas que dejará en el corazón de todos los que quedamos en tierra.  Aquella sonrisa y aquella mirada quedarán siempre marcadas más allá del tiempo y el espacio. Eran marinos de guerra. Camaradas de servicio. Lean a quien dedica su trabajos de años en Trafalgar. “A los valientes marinos franceses, ingleses y Españoles que lucharon en la  batalla”. El valor no conoce fronteras. Menos en la marina.

Sisiño mostrando el museo naval de Madrid. En la escalera monumental del Cuartel de la armada junto a los responsables y técnicos del Instituto Cervantes.

Sisiño mostrando el museo naval de Madrid. En la escalera monumental del Cuartel de la armada junto a los responsables y técnicos del Instituto Cervantes.

La carrera militar fue su médula. Su savia. Su vida. Pero donde tuve el honor y el privilegio de conocerle fue en la fuerza de la pasión de la cultura. De la  historia naval. Ser evolucionado en singular maestría que fue capaz de brillar en ambos hemisferios. El de las artes. Y el de la carrera militar. Y es precisamente este singular binomio. El de notable marino, el que le otorgó ser un excepcional historiador. Conocía los hechos de la mar. Las decisiones de los marinos y las lecturas de los acontecimientos como pocos. Nada de buena parte de su obra hubiese sido posible si no hubiese navegado las miles de millas que hizo en la vida. Junto a esos años y años de marino, los siguientes años y años de historiador, cotejando legajos y documentos antiguos le permitieron conocer detalladamente como y porque se comportaban así los navegantes, los exploradores, los capitanes de mar y de guerra. Su interpretación de la historia naval ha sido posiblemente, una de las contribuciones más importantes a la ciencia y a la cultura naval de todos los tiempos en España.

DSC01561

Actos del bicentenario de Trafalgar. Conferencia de Sisiño sobre la batalla, en la que terminó emocionado, describiendo las ceñidas y los movimientos de las flotas, con la derrota de la flota Española. En la foto de abajo, en el momento de su presentación, junto a su mujer Victoria.

DSC01553

 

Tras una vida dedicada a la marina de guerra, el 6 de noviembre de 1991 se encargó de la Dirección del Museo Naval y del Instituto de Historia y Cultura Naval, modernizándolo, ampliándolo, como dice el redactor de Cultura de ABC Jesus Calero: dotándolo de la sabiduría de un marino ilustrado”. A fuerza de la razón y el tesón del trabajo, lo convirtió en referencia internacional en materia naval. Hasta prácticamente su último día le dedicó toda su pasión, contando la mejor historia de España que estaba en el olvido. De sus exploraciones, a sus marinos, a sus descubrimientos. Su ingente trabajo nos dejó un legado científico e irrepetible a las generaciones futuras.

Desde entonces, y con las diferentes responsabilidades en nombre de la insigne cultura. Con sus compañeros marinos, conservadores e historiadores del museo naval, vivieron una singular aventura profesional. Con todos trabajó codo a codo. Desde los archivos, a la sala. Del espacio de los conservadores al Instituto de cultura naval. Para él, todo aquel equipo era el mejor. Y así, de esa forma pudieron reconstruir, con buena parte de los mejores profesionales y entendidos de la historia naval de este país, buena parte de la historia que ahora vertebra en decenas de libros, artículos especializados y ponencias. De todo ello he tomado buena nota, y he creído oportuno disponerlo al final de este post. A modo de bibliografía. Especialmente dedicado a todas aquellas personas que quieran seguir investigando en el futuro en este campo. En su obra se encuentran miles de horas de estudio. De literal transcripción de documentos que andaban por aquí y por allí desperdigados. Olvidados. Durante más de dos decenios, y casi hasta el último día de su vida, su vida fue la Cultura. Engrandecer la historia de España, de la que tenía gran conocimiento y sobre la cual, aún había que investigar y publicar muchísimo.

 

Sisiño, junto a un grupo de investigadores y responsables de la Universidad de Murcia y su cátedra naval, mostrando el museo. En esta ocasión ante la maqueta de la Carraca que da lugar al vestíbulo de los Austrias.

Sisiño, junto a un grupo de investigadores y responsables de la Universidad de Murcia y su cátedra naval, mostrando el museo. En esta ocasión ante la maqueta de la Carraca que da lugar al vestíbulo de los Austrias.

El director del naval era un  insondable pozo de conocimiento, de impresionante exactitud nmemotécnica, en temas relacionados con la historia militar y naval. Hasta el 26 de marzo de 2000 dirigió la remodelación integral del Museo Naval. Con Dolores Higueras, como directora técnica del museo, hicieron un tándem excepcional. Con natural profesionalidad alzaron una nueva estructura,  comenzaron entre otros con la catalogaciôn y restauración e incremento de los fondos patrimoniales.

En la sala del patronato con su directora técnica, Dolores Higueras, con la que trabajaría incansablemente en mil y un proyectos. Y que junto a buena parte del equipo del museo naval desarollaron un gran trabajo.

Y que hablar del catálogo. Con Siro el armero real, con el archivero de cualquiera de las esquinas de nuestro país o con quien hiciese falta, para describir hasta el detalle, la ingente historia marítima de nuestro país, de aquellas maravillosas piezas que alberga nuestro querido museo. Desde la Real Academia de la Historia, al CSIC, a la Universidad de tal o de cual,a la Biblioteca Nacional o cualquier archivo insigne en nuestra tierra o allende los mares que tuviese una porción o un fragmento de nuestra historia relevante que contar. Allí estaba él.  En el palacio de El Viso del Marqués, Archivo-Museo de la Armada, promovió la restauración de los frescos del siglo XVI y del mobiliario antiguo, así como la reestructuración, reacondicionamiento e incremento de las colecciones museísticas. En la Torre del Oro de Sevilla restauró íntegramente los interiores del edificio y el almenado exterior. Reestructuró la parte expositiva del Museo Marítimo allí instalado. En el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz), restauró y colocó placas conmemorativas en la nave central. Promovió la restauración de gran parte del patrimonio pictórico de la Armada en las Zonas Marítimas y Jurisdicción Central de Marina.Pero fue especialmente en su labor como historiador, en la que trabajó tenazmente y sería internacionalmente reconocido. Como hemos mencionado incrementó notablemente los fondos de la Biblioteca y el Archivo del Museo Naval de Madrid, así como los patrimoniales de los Museos de Ferrol, San Fernando y Cartagena.

Viso del marques. vestíbulo principal.

Viso del marques. vestíbulo principal.

Buena parte de todos estos  archivos los escudriñó detallamente. Y fue aquí, en su sesuda tarea donde realizó una magnífica recopilación de la correspondencia de Felipe II sobre la empresa de Inglaterra, en los cinco tomos de la obra -todavía inacabada- La batalla del Mar Océano; y, por supuesto, la reciente, monumental e indispensable Campaña de Trafalgar: dos grandes volúmenes con todos los documentos españoles sobre el desastre naval de 1805.  Como director del Instituto y Cultura naval, tuvo la oportunidad de seguir en su mismo origen, todo el proceso de planificación para el logro de dichos estudios históricos. En el caso de la  conmemoración del bicentenario de Trafalgar, consiguió lo que perseguía con ahínco. Una historia digna, respetuosa y sobre todo históricamente sería y esclarecedora. La aportación más relevante que podría hacerse, desde España y por historiadores españoles, a  los actos del bicentenario, sería el abordar una magna obra de investigación que permitiera recopilar, analizar y difundir todo el fondo documental existente en los archivos españoles, relativos a la campaña naval. En palabras de Fernando Riaño Lozano.”Entre su brillante estela de publicaciones me interesa especialmente destacar, una de carácter enciclopédico…La batalla del mar océano 1586-1604. Valiente determinación en la que emprendió hace años, no puede dar la medida de la talla humana e intelectual del autor y servir de garantía plena para encomendarle nuevos afanes históricos de parecida dificultad”.

P1070302

Sisiño mostrando algunas de las colecciones en persona del museo naval de Madrid.

 

Como Director del Instituto de Historia y Cultura Naval, presidió el Consejo Rector de la Revista de Historia Naval,  publicó numerosas obras de tema naval, y promovió la celebración de numerosos simposium por toda España. El 26 de marzo de 2000 pasó a la situación de retirado y fue designado Vocal del Real Patronato del Museo Naval. El mismo mes de marzo de 2000 sería nombrado por la Presidencia de la Sociedad Estatal para la conmemoración de los centenarios de Felipe II y Carlos V, comisario de la Exposición Carlos V, la Náutica y la Navegación, celebrada en Pontevedra. Formó parte del Consejo asesor de la Exposición 1802 España entre dos siglos y la devolución de Menorca, celebrada en el Museo Arqueológico Nacional de diciembre de 2002 a marzo de 2003. Hasta su fallecimiento, ocurrido en el día de hoy, fue;  vocal del Real Patronato del Museo Naval, vocal de la Academia Belgo-Española de la Historia, miembro correspondiente del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, Membro Associado da Academia de Marinha na Classe de Artes, Letras e Ciências (Lisboa) y Académico de Mérito de la Academia Melitense Hispana. Es de justicia recordarlo. Por una vez haremos gala, con mucho esfuerzo, pero sin lugar a dudas sin el mismo resultado, de la gran memoria que tenía el mismo, bien sabrán los que lo conocían.

 

sisññi e instituto cervantes

Sisiño con la comitiva del Instituto Cervantes en el museo naval.

Y así hasta el día de hoy. Hasta muy recientemente se le podía ver por las salas del Museo atendiendo a tal o a cual, como tuve la suerte de conocerle hace ya algunos años . Allí estaba siempre,  colaborando en cualquier asunto importante. Apoyando a su gran museo del cual ya no era director, pero si era admirador. Sisiño era un nombre y un hombre muy grande. Le toco vivir tiempos difíciles, en una encrucijada histórica. Y siempre estuvo a la altura del reto. En bien de España y de la armada. En bien de nuestra historia y cultura marítima. Los hechos y los resultados de su vida y de su obra están ahí. Todo cultivado con la fuerza de la pasión y el honor. Descanse en paz egregio contralmirante. Le lloraremos. Le recordaremos y brindaremos por usted. Fue uno de los grandes. Y ahora, en estos días tan aciagos, arropen a su querida familia. Culmen de la bondad y la sencillez, que en piña, evocan su nombre. También al de su querida viuda. Victoria. Malagueña y encantadora, por ella, su boca desgranaba dulzura de joven enamorado cuando hablaba de su esposa. Era normal. Es la fuerza de la pasión por la vida. Y el honor de no vivirla a cualquier precio.

 

Sisiño.

Sisiño.

 

In Memorian. José Ignacio González-Aller. La fuerza del honor y la pasión de un marino ilustrado.

Listado de trabajos publicados.

 

  • El navío Triunfante, su pérdida y recuperación, Imp. Z.M. Mediterráneo, Cartagena, 1974 (Folleto).
  • La Armada Española y el Programa Naval, Imp. Z.M. Mediterráneo, Cartagena, 1977 (Folleto).
  • Crónica del Arma Submarina Española (1917-1936), Imp. Base Submarinos, Cartagena, 1977
  • El Puerto de Cartagena, Cap. IV, Ed. Athenas, Cartagena, 1979
  • El Buque en la Armada Española. Caps. XIII, XIV y XV, Ed. Silex, Madrid, 1981

En la 2ª edición de 1999, publicó la Relación de los buques de la Armada Española en los siglos XVIII, XIX y XX, de la que es autor

  • Submarinos Republicanos en la Guerra Civil Española, Ed. Poniente, Madrid, 1982 (en colaboración con Gonzalo Martín Granizo) (191 págs.)

2ª edición revisada y aumentada de la misma obra, sin colaboración, Librería Gabriel Molina, M. Abella y Asociados, Madrid, 2003. (389 págs.)

  • “Consideraciones sobre la táctica y comunicaciones navales en el siglo XVIII”, en la Revista de Historia Naval,n.º 3. Madrid, 1983
  • “El navío San Hermenegildo”, en la Revista de Historia Naval, nº 4, Madrid, 1984
  • “El navío de tres puentes en la Armada Española”, en la Revista de Historia Naval, n.º 9, Madrid, 1985
  • “El navío Real Felipe”, en la Revista de Historia Naval, n.º 14, Madrid, 1986
  • “Don Álvaro de Bazán y la Empresa de Inglaterra”, en la Revista General de Marina, Tomo 214, Madrid, 1988
  • España y el Mar en el siglo de Carlos III. Caps. 3.º y 8.º, Marinvest, Madrid, 1989
  • “Los Príncipes en la Armada”, en la Revista General de Marina, Tomo 218, Madrid, 1990
  • “Bustamante, científico”, en la Revista de Historia Naval, n.º 34, Madrid, 1991
  • La batalla del Mar Océano. Corpus Documental de las Hostilidades Navales entre España e Inglaterra (1568-1604).

Publicados 3 volúmenes en 5 tomos, en colaboración

Volumen I (578 págs. y 518 docs. transcritos). Autor de la Introducción (52 págs.)

Volumen II (636 págs. y 695 docs. transcritos). Autor de la Introducción (50 págs.)

Volumen III en 3 tomos (1.999 págs. con 2.885 docs. transcritos). Autor de la introducción (124 págs.)

Volumen IV en redacción, con cuatro tomos.

Volumen V en redacción.

Turner Libros, S.A., Madrid, 1988-1993

  • El Museo Naval en su bicentenario, Museo Naval, Madrid, 1992 (Folleto)
  • Obras españolas de Náutica relacionadas con la Casa de la Contratación de Sevilla, Madrid, 1993 (folleto)
  •  Exposición conmemorativa del 150 aniversario de la muerte de Martín Fernández de Navarrete.Catálogo de las obras impresas de Fernández de Navarrete y las fichas del catálogo de los incunables y obras impresas de gran rareza pertenecientes a la biblioteca de Fernández de Navarrete, Madrid, 1994 (folleto de 80 págs.)  
  • “La presencia de Drake y Cavendish en la costa americana del Pacífico Sur: las incursiones antárticas”, enDerroteros del Mar del Sur, Lima, 1994
  • Presentación de la edición del Álbum del Marqués de la Victoria, Museo Naval y Lunwerg Editores S.A., 1995 (folleto, 47 págs.)
  • Obras clásicas de Náutica,  en CD Rom de la Colección Clásicos Tavera (1997)
  • “La Armada ante la crisis de 1898”, en la Exposición España fin de siglo; Madrid, Centre Cultural “La Caixa”, 1997 (págs. 363-367)
  • Catálogo-Guía del Museo Naval de Madrid. 

Tomo I, Ministerio de Defensa, Madrid, 1996 (266 págs.)

Tomo II, Ministerio de Defensa, Madrid, 2001 (300 págs.)

Tomo III, Ministerio de Defensa, Madrid, 2003 (419 págs.)

Tomo I (2ª edición), Ministerio de Defensa, Madrid, 2006 (695 págs.)

  • “Náutica y Navegación en la España de los siglos XVI y XVII”, en el Catálogo de la Exposición Las Sociedadesibéricas y el mar a finales del siglo XVI, de Lisboa, 1998. Ediciones El Viso, Madrid, 1998 (págs. 19-42).
  • España en la Mar. Una historia milenaria, Lunwerg, Barcelona, 1998 (263 págs.). Tres ediciones
  • “La arribada de la Gran Armada a Galicia (junio-julio de 1588)”, en el tomo LI de las publicaciones del Museo de Pontevedra, Pontevedra, 1997 (34 págs.)
  • “Instrumentos científicos del Museo Naval de Madrid”, en Arbor, CLXIV, Madrid, 1999 (21 págs.)
  • Artículos “Monturiol, Narcís”, “Morales, Andrés de”, “Nájara, Antonio de”, “Nao”, “Naval, industria”, “Navegación” y “Navío”, en la Gran Enciclopedia de España, Barcelona.
  • “Depósito en el Museo Naval de Madrid de los restos de la nao San Diego”, en la Revista General de Marina, junio de 1999 (págs. 759 a 766)
  • “La Navegación”, capítulo de Hacedores de América, Lunwerg, Barcelona, 2000
  • Introducción y 17 fichas catalográficas del Catálogo de la Exposición Carlos V, la Náutica y la Navegación,celebrada en Pontevedra (2000), Barcelona, Lunwerg, 2000
  • “Objetos de la Casa Real depositados en el Museo Naval durante el siglo XIX”, en la Revista de Historia Naval, n.º 75, Madrid, 2002
  • “Origen e identificación de algunos modelos de barcos del Museo Naval”, en la Revista de Historia Naval, n.º 76, Madrid, 2002
  • Catálogo de medallas históricas del Museo Naval de Madrid. Dirección científica de la obra. Museo Naval y Fundación Alvargonzález, Gijón, 2002
  • “Puntualizaciones sobre la voladura del acorazado Jaime I”, en la Revista General de Marina, Tomo 243, Madrid, 2002
  • “Honor y Gloria (Placa conmemorativa de la Armada en el Panteón de Marinos Ilustres” en la Revista Generalde Marina, Tomo 244 (marzo 2003), Madrid, 2003.
  • “Historial de Buques. El navío Terrible (a) San Pablo Apóstol (1755-1811)”, en la Revista de Historia Naval, 2003.
  • “Appendix 3 (Officers and Supernumeraries on the Malaspina Expedition) y Appendix 4 (The CorvettesDescubierta and Atrevida)”, en el vol. III de la obra The Malaspina Expedition, London,  The Hakluyt Society, 2004 (págs. 333 a 360).
  • La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental conservado en los archivos españoles. Ministerio de Defensa, Madrid, 2004. 2 volúmenes, 1.814 págs.
  • Los modelos de arsenales del Museo Naval de Madrid.  En colaboración. Lunwerg Editores, Barcelona, 2004 (328 págs.) (Dos ediciones)
  • La Familia Real en la Armada Española según los estudios pictóricos de Guillermo González de Aledo. Ediciones El Viso, Madrid, 2004. (285 págs.)
  • “Algunas consideraciones estratégicas y tácticas sobre la campaña de Trafalgar”, en Trafalgar y el mundo atlántico. Marcial Pons, Historia, Madrid, 2004 ( págs. 177 a 194)
  • “Besamanos en Ferrol en honor de José I Bonaparte en el día de su santo(19 de marzo de 1809)”, en la Revista de Historia Naval, año 2004, núm. 86 (2 páginas)
  • “El significado de Trafalgar”, artículo en el periódico ABC, 10 de octubre de 2004
  • “El combate de San Vicente y sus consecuencias” en los Cuadernos monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval, N.º 47, Madrid, 2004 (19 páginas)
  • “La guerra contra la Gran Bretaña (1804-1808) en el manuscrito 472 del Museo Naval”, en la Revista de Historia Naval, año 2005, núm. 88, suplemento n.º 7 (68 págs.)
  • “La vida a bordo en la época de Trafalgar”, en la Revista General de Marina, Tomo 249, Madrid, 2005 (págs. 187 a 218)
  • “21 de octubre, el combate”, en la Revista Española de Defensa, suplemento del número 212/octubre de 2005, págs. 24 a 35
  • “Trafalgar, el enfrentamiento y consecuencias del combate”, en los Cuadernos monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval, N.º 48, Madrid, 2005 (págs. 149 a 190).
  • “Última carta de Gravina a Talleyrand (10 de enero de 1806)”, en la Revista de Historia Naval, año 2006, núm. 95 (6 páginas)
  • “Great Powers: Spain, 1500-1805”, en  The Oxford Encyclopedia of Maritime History, Oxford University Press, 2007, vol. 3 (págs. 10 a 14).
  • “Un óleo anónimo del Museo Naval. Revelación a san Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto (7 de octubre de 1571)”, en la Revista de Historia Naval, año 2007, núm. 98 (17 págs.).
  • “Documento. Real Cédula de Felipe II por la que se crea la escuela de artillería en La Coruña a semejanza de la de Ferrol (29 de noviembre de 1589)”, en la Revista de Historia Naval, año 2007, núm. 98 (4 págs.).
  • “Antonio de Escaño y la Guerra de la Independencia (1808-1811). Un relato autobiográfico”, en Navigare nacesse est. Estudios de Historia Marítima en honor de Lola Higueras, Gijón, Fundación Alvargonzález, 2008 (págs. 229 a 260).
  • “Los últimos preparativos ingleses ante la amenaza de la Gran Armada de 1588”, En la Revista de Historia Naval, año 2008, núm. 100 (págs. 59 a 83).
  • “Documento. Noticias del desastre del navío La Limeña (1785)”, en la Revista de Historia Naval, año 2009, núm. 105 (págs. 131 a 138).
  • “Las galeras en la Gran Armada de 1588”, en la Revista de Historia Naval, año 2010, núm. 110 (págs. 53 a 74).
  • “El combate de isla Flores (8 de septiembre de 1591)”, en la Revista de Historia Naval, año 2012, núm. 116 (págs. 9 a 23).
  • “Resumen del historial de los navíos portugueses que participaron en la jornada de Inglaterra de 1588”, en el Suplemento n.º 16 de la Revista de Historia Naval, año 2012, núm. 116 (84 páginas).
  •  

 

 

TRABAJOS INÉDITOS

 

  • La Agresividad, un factor olvidado. Memoria de ingreso en la Escuela de Guerra. 1978.
  • El Apoyo Logístico Integrado. Tesis de fin de curso en la Escuela de Guerra Naval. 1980.
  • Los Submarinos Legionarios Italianos en la Guerra Civil Española.
  • Los acuerdos de Nyon.

 

CONDECORACIONES Y DISTINCIONES

 

Con los dos primeros volúmenes de La batalla del Mar Océano obtuvo el Premio Virgen del Carmen, 1991. Con la obra La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental conservado en los archivos españoles, obtuvo el Premio Virgen del Carmen, 2005. Con el artículo La vida a bordo en la época de Trafalgar, obtuvo el premio “Álvaro de Bazán” de la Revista General de Marina (BOD n.º 122 de 23.06.2006).

 

Está en posesión de las siguientes condecoraciones:

 

-         Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio

-         Gran Cruz del Mérito Naval

-         Gran Cruz, Placa, Encomienda y Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo

-         Cuatro Cruces al Mérito Naval con distintivo blanco

-         Medalla del Sahara

-         Medalla de la Paz de Marruecos

-         Mención Honorífica sencilla de la Armada

-         Comendador de la Orden de Mayo al Mérito Naval, de la República Argentina

-         Medalla de la Orden Tamandaré, de Brasil

-         Condecoración Orden Francisco de Miranda en la Primera Clase, de la República de Venezuela

-     Es caballero honorario de la Legión.

 

Si en algo tenemos que sentirnos orgullosos los españoles es de saber la historia magnífica que tenemos a nuestras espaldas". Con un fuerte abrazo. Sisiño. Málaga 2 de Abril 2007.

Si en algo tenemos que sentirnos orgullosos los españoles es de saber la historia magnífica que tenemos a nuestras espaldas”. Con un fuerte abrazo. Sisiño. Málaga 2 de Abril 2007.

 

 

Compartir

ABC.es

Espejo de navegantes © DIARIO ABC, S.L. 2014

Si te apasiona la historia de la navegación, los naufragios históricos, la Carrera de Indias, los corsarios y las batallas navales, este es tu sitio. La historia sumergida te la cuentan quienes bien la conocen Más sobre «Espejo de navegantes»

Twitter
Entradas anteriores
Calendario
octubre 2014
L M X J V S D
« sep   nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031