¿Por qué es imprescindible trabajar la Inteligencia Emocional desde pequeños?

Publicado por el Oct 28, 2018

Compartir

Hoy quiero traer al blog la opinión de una gran psicóloga amiga mía, Amparo Calandín para que nos hable de un tema que considero de especial importancia. Se trata de la Inteligencia Emocional y la necesidad de educar las emociones desde que nuestros hijos son bien pequeños si queremos prepararlos para afrontar la vida en las mejores condiciones. Puedes leer el artículo completo aquí:

“Vivimos en un mundo en el que cada vez vamos más rápido y tenemos menos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y a los demás y, todo esto, se está palpando en nuestros hijos. Cada vez los niños tienen más cosas materiales, más objetivos académicos, más extraescolares pero todo esto está haciendo que… ¿tengan más recursos personales? Yo creo que no, porque al final hacemos las cosas rápido, sin estar en el presente.

Nuestros pequeños cada vez juegan menos, piensan menos y son menos creativos, está claro que la vida va evolucionando en muchas cosas a mejor, pero en muchas otras. estamos retrocediendo y, en numerosas de las habilidades que engloba la inteligencia emocional se está observando claramente este retroceso.

Los niños que estamos observando, cada vez son menos tolerantes a la frustración, quieren las cosas y las quieren ya, la era de la tecnología también está acelerando esto, queramos lo que queramos lo tenemos a un clic en el móvil y esto los niños también lo respiran, tienen de todo, no les falta de nada pero, en la mayoría de casos, no lo valoran. Te has dado cuenta de esto?

La capacidad de esfuerzo también está mermando y hay que enseñarles desde muy pequeños que las cosas se consiguen si te esfuerzas y luchas por ellas, si no de mayores el “batacazo” va a ser duro, y eso es lo que está ocurriendo con muchos adolescentes, no quieren trabajar, ni estudiar, ni hacer nada, no les apetece, pero para que van a hacerlo si lo han tenido todo a cambio de “casi nada”?

Otro factor imprescindible en una persona es su autoestima y seguridad en sí mismo, cada vez hay más niños inseguros y dependientes, con poca iniciativa, esto se debe a qué les damos las cosas demasiado hechas y eso no es bueno. Los niños tienen que hacer sus cosas, cometer errores y demostrarse a sí mismos que mejoran y que cada vez se superan a sí mismos. Este aprendizaje personal hace que vayan cogiendo cada vez más autoestima y se quieran a sí mismos. Estos son factores imprescindibles en la sociedad actual, fortalecer la autoestima de los pequeños en un momento en el que cada vez escuchamos más casos de bullying tanto físico como cibernético, se tiene que convertir en una prioridad. O nuestros hijos están fuertes emocionalmente o pueden ser, desgraciadamente, “carne de cañón”.

La fortaleza de sus habilidades sociales y su capacidad de ser asertivos es fundamental para que sepan relacionarse en la sociedad en la que viven. Aunque cada vez nos miremos menos a los ojos, por tiempo o por qué ahora mismo nuestra vida con los demás es más habitual delante de una pantalla, indiscutiblemente estamos en sociedad y es imprescindible para estar a gusto con nosotros mismos relacionarnos de manera sana con los demás y saber posicionarnos cuando haya que hacerlo. En las consultas vemos muchos adultos poco asertivos y que no saben decir que “no” o ceder tanto ante los demás les ha pasado factura a lo largo de su vida, esto se solucionaría trabajando la comunicación y las habilidades sociales desde pequeños, crecerían mucho más seguros y sin miedos para que en la edad adulta sean más libres en sus vidas.

Es preocupante la poca cultura emocional que tenemos los adultos y, si no sabemos nosotros, como vamos a transmitirlo a nuestros pequeños. Cada día al preguntar tanto a adultos cómo a niños cómo se han sentido hoy, la respuesta que recibo es “bien o mal”, señores eso no son emociones, tenemos un gran léxico emocional y un grandísimo repertorio de emociones que explican con más exactitud cómo nos sentimos en cada momento y habría que utilizarlo. Cuando más concretos seamos con nuestras emociones y sepamos identificarlas más exteriorizamos y menos reprimimos, lo que se traduce en una buena gestión emocional y una salud mental más sana.

Esta semana la OMS señalaba que la mitad de las enfermedades mentales comienzan a los 14 años, y parece que, la mayoría de casos ni se detectan ni se tratan, lo que hace que vayan creciendo los niños con déficits y que en las etapas siguientes sus recursos de afrontamiento sean más limitados. Si a los 14 años comienzan principalmente los trastornos de ansiedad, depresión, etc. hay que empezar a prevenirlos mucho antes. Esto deja en evidencia que si se entrenara a los niños en diversas habilidades, se les ensañara a gestionar sus emociones y se les enseñarán técnicas para aprender a pensar diferente, estarían protegidos frente a estos trastornos mentales, como los trastornos de ansiedad y la depresión  que cada vez son más precoces y más habituales en las consultas. El momento de la prevención es a partir de 6 años donde los niños ya saben transmitir sus emociones y empiezan a sacar sus “pequeñas” conclusiones sobre lo que les pasa.

Cómo veis, es imprescindible abordar cada una de estas habilidades y nosotros como padres, a veces, nos encontramos limitados para trabajarlas con nuestros hijos por diversos motivos, es posible que tus padres carecieran de ellas y no te las transmitieran, hayas escogido caminos vitales donde no hayas encontrado cómo trabajarlas o no le des importancia pero, sea cuál sea el motivo es imprescindible que lo trabajes contigo mismo y obligado con tus hijos, puesto que, cuanto más inteligente emocional sea, más lejos llegará y más feliz será en su vida. Hay numerosos estudios que demuestran que es más importante para el éxito personal ser inteligente emocionalmente que académicamente, ya que, puedes ser un portento en las matemáticas pero si no tienes confianza en ti mismo es posible que no llegues a tu objetivo.

Es importante entrenar a tus hijos en algún deporte, su salud física lo agradecerá, es importante llevar a tus hijos al dentista, su salud bucodental es imprescindible para tener dientes fuertes y sanos, es importante que tus hijos tengan una buena alimentación, así crecerán y aprenderán a comer de todo para en el futuro ser personas más saludables pero con quién aprenden habilidades que les ayudarán a enfrentarse a la vida? En la vida hay que tomar decisiones, hay que quererse ya que estarás contigo toda la vida, tienes que confiar en ti mismo, tener confianza para luchar por lo que quieres, saber relacionarte con los demás, ser buena persona y saber ponerte en el lugar de los otros, saber decir que NO cuando te ofrecen algo que no quieres,  y todo esto aprenderlo  con lo que tenemos a nuestro alrededor o mejor aún, y como debería ser, con el profesional que sabe las técnicas para trabajar todo esto, un psicólogo”.

Compartir

ABC.es

Escuela de padres con talento © DIARIO ABC, S.L. 2018

Este blog es un espacio de reflexión desde el que pretendo promover un cambio necesario para la educación del siglo XXI. En él abordaremos temas como la relación familia-escuela, Más sobre «Escuela de padres con talento»

Categorías