¿De verdad es tan mala esta gripe?

Publicado por el Jan 22, 2014

Compartir

Según la red centinela del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, la onda epidémica de gripe sigue en ascenso en 2014. El aumento en la circulación de virus gripales se asocia a la circulación mixta del virus de la gripe A H1N1 (74%) y A H3N2 (26%). La tasa global de incidencia de gripe en la segunda semana del año ha aumentado a 160 casos por 100.000 habitantes, duplicando la tasa de la semana previa. Desde el inicio de la temporada se han notificado 239 casos graves hospitalizados confirmados de gripe en España. El mayor número de casos se ha registrado en los grupos de adultos jóvenes y de mediana edad (56%), seguido del de mayores de 64 años (32%), niños entre 5-14 años (22%) y menores de 1 año (7%). El 77% de los pacientes presentaban factores de riesgo para sufrir complicaciones, siendo los más frecuentes la enfermedad pulmonar crónica y cardiovascular (21%) seguida de la diabetes (20%). El 69% de los pacientes desarrolló una neumonía y el 45% ingresó en una UCI. Sólo el 33% de los pacientes habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada. Desde el inicio de la epidemia se han registrado 11 muertes por el virus de la gripe. El 90% de estos pacientes presentaba alguna enfermedad crónica subyacente.

La malaria causa 300 millones de casos nuevos y casi un millón de muertes anualmente en el mundo. El 90% de estas muertes ocurren en niños subsaharianos, de hecho, la malaria mata un niño en África cada 30 segundos. Es difícil explicar a esos niños subsaharianos por qué media España tiembla a causa de la gripe (11 muertes en España hasta la fecha. Es decir, por cada fallecido en España mueren más de 90.000 personas en el mundo debido a la malaria). Hoy en día 2.400 millones de personas (un 40% de la población mundial) viven en zonas de riesgo, es decir, en zonas con mosquitos capaces de transmitir la enfermedad. La mayoría de casos se producen en las zonas más desfavorecidas del planeta (África subsahariana, Centro y Sudamérica, Sudeste Asiático…).

Un año más la malaria, la tuberculosis o  el sida en África nos siguen importando lo mismo, es decir, más bien poco. Debemos poner las cosas en contexto y reflexionar si tenemos que causar tanta alarma social por una enfermedad que nos afecta cada año, que origina una mortalidad muy reducida y para la que tenemos vacunas eficaces (que, por cierto, no usamos). Y es que el ser humano, y no el virus de la gripe, es el misterio más grande de la naturaleza.

 

 

Compartir

ABC.es

Enfermedades infecciosas © DIARIO ABC, S.L. 2014

Enfermedades infecciosas. Los avances tecnológicos, la investigación y el desarrollo de nuevos antiinfecciosos han permitido un notable descenso en la mortalidad relacionada con la infección y un mejor control de la misma. Pero pese a ello, el 22% de las consultas de atención primaria tienen su origen en una infección. Más sobre «Enfermedades infecciosas»

Categorías
Etiquetas