Un estudio clave para prevenir complicaciones en el embarazo

Un estudio clave para prevenir complicaciones en el embarazo

Publicado por el 18/01/2017

Compartir

Que no, que embarazarse no es coser y cantar. Existe una máxima que debe grabarse a fuego cualquier mujer que desee tener un hijo y que no nos inculcan en las consultas: realizarse un estudio ginecológico preconcepcional al menos seis meses antes de intentar quedarse embarazada. Es uno de los aspectos sobre el que alerta y aconseja el Doctor Gerardo Ventura Serrano Sánchez, especialista en obstetricia, esterilidad y reproducción asistida. Este chequeo incluiría:

Análisis de sangre en los que se pida grupo RH, función renal, hepática, tiroides, ETS, anticuerpos a rubéola, citomegalovirus, ferritina, ácido fólico, vitamina B12, etcétera.

Ecografía ginecológica.

-Prueba de genotipo PCR para detectar el HPV o papilomavirus en el cérvix uterino.

Citología cervicovaginal.

Exudado vaginal.

Ecografía mamaria y/o mamografía, según proceda.

Para este profesional de la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (AEGO), el término de “embarazos de alto riesgo” no es aconsejable utilizarlo “por su amplio y poco específico significado” y por “producir un estado de alarma en la mujer”; prefiere hablar de “alteraciones o complicaciones en la gestación producidas por desencadenantes multifactoriales”, algunos de los cuales se pueden prever y reconducir con el estudio preconcepcional antes citado.

El doctor Serrano informa de que las complicaciones no solo se desencadenan por factores físicos, sino también por causas laborales, ambientales, sociológicas o personales. Como anécdota, narra el caso de una paciente que llegó a su consulta después de haber sufrido seis abortos seguidos. Consiguió que el séptimo embarazo y parto salieran adelante con tratamiento médico y, además, aconsejándola que llevara una vida más relajada sola (se fue a su pueblo), alejada de todos los factores que contribuían al fracaso de la gestación.

Las pautas

Serrano habla de la importancia en el primer trimestre de la gestación de seguir la viabilidad del embrión. “A partir de la semana 12 de gestación es fundamental, ya que no supone ningún riesgo para la embarazada, efectuar ADN fetal en sangre materna, mediante el cual podemos detectar con una fiabilidad del 99,9% defectos de los cromosomas: 13, 18, 21 y sexual”, señala. La amniocentesis estaría indicada para confirmar alguna anomalía de la prueba anterior o si se quiere hacer un estudio completo de los 23 pares de cromosomas.

Pero este profesional subraya la relevancia de un virus del que poca gente ha oído hablar –me incluyo- y que puede provocar problemas al futuro bebé: el “Citomegalovirus”(CMV). “Infecta por primera vez aproximadamente al 4% de las embarazadas, se transmite al feto, y el 40% de estos presenta infección congénita. Es importante que la embarazada conozca este virus y que los expertos aconsejen su vacunación”. Sin embargo, haced la prueba en vuestra consulta y preguntad por su detección y prevención. Le restan importancia pese a las graves consecuencias que puede generar a tu hijo.

Para prevenirlo se aconseja, entre otras medidas, no compartir alimentos, bebidas, utensilios de comer con niños, no besar en los labios a los pequeños y, sobre todo, lavarse bien las manos.

El sexo no beneficia

Para el doctor Serrano es fundamental que la mujer esté informada de su vida reproductiva desde la primera visita al ginecólogo. “Hay que indicarle que su aparato reproductor tiene 400 ciclos (ovulaciones) y que a partir de los 35 años la fertilidad disminuye”, considera.

Otra de las claves sobre las que pone el foco el especialista de AEGO es el sexo en el embarazo. No beneficia, dice, sino más bien todo lo contrario: puede perjudicar a su evolución. ¿A alguien le habían comentado esto? ¿Cómo os quedáis? Según explica Serrano, “muchos partos prematuros podrían evitarse si se hiciera más hincapié en este aspecto. La carga vírico-bacteriana-fúngica del semen puede producir corioamnionitis y, por ende, provocar contracciones uterinas”.

Hay otras circunstancias que no se pueden prever y que se desarrollan durante la gestación como la hipertensión, la eclampsia, la diabetes gestacional, la placenta previa, etc. Hoy en día todas ellas se pueden conocer y poner remedio con un resultado satisfactorio. Más aún si nos hacemos un examen exhaustivo antes de proceder a la concepción. Cualquier diagnóstico, a tiempo, proporciona mayor garantía de éxito.

Cualquier duda que tengáis sobre el embarazo, podéis hacer la consulta a los profesionales de la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia en este link.

Compartir

ABC.es

Embarazo contra las cuerdas © DIARIO ABC, S.L. 2017

Dicen que la gestación es una de las etapas más ilusionantes de la mujer y su pareja. Lo que se obvia es que el "milagro de la vida" en ocasiones se convierte en una aventura de alto voltaje, un viaje lleno de obstáculos y golpes que te arrinconan en un cuadrilátero inesperado cada día…

Más sobre «Embarazo contra las cuerdas»

Contacto: tgarcia@abc.es

Categorías