De La Habana a Madrid pasando por…

Publicado por el Nov 24, 2018

Compartir

Al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se le está poniendo un rictus a lo Marco Polo… caribeño. Pareciera que en la Moncloa está cumpliendo su sueño de dar la vuelta al mundo, a trompicones, en tiempo récord. Su afición por los aviones, dentro y fuera de la península, resulta sorprendente. Pero mucho más, su obsesión por desenterrar la momia de Franco y resucitar todo el veneno de las dos Españas que, en paz descansen ambas, vertieron su sangre en la guerra civil de 1936.

En simultáneo a esa obsesión, que nada bueno le está deparando a él ni al resto de los españoles, Sánchez pasó unos días en la Habana con su mujer, Begoña Gómez. En la isla caribeña  la dictadura de Castro que ahora escenifica Díaz Canel (Raúl sigue siendo el poder real) fusiló a más de tres mil personas, mantiene encarcelados a miles de opositores y a los que les deja en la calle les hace la vida imposible o aparecen, como Oswaldo Payá, muertos en lo que parece un accidente.

La doble vara de medir entre los dictadores, para el cadáver del fascista una sin piedad y para los comunistas que están vivos como Castro y su sucesor, una mágica a lo Harry Potter, son una gota más en el océano de actos y declaraciones contradictorias de un presidente que no puede sostener un discurso coherente, ni dentro ni fuera de España. Seguro que su consorte, feliz como él en los aviones, lo tiene más claro cuando va al Instituto de Empresa a justificar sus ausencias… por razones de Estado.

Compartir

Siguiente

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2018

Más sobre «El talón de América»

Calendario
noviembre 2018
M T W T F S S
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Archivo
Twitter
FB