La “fuga” obligada de “El Chapo” a EE. UU

Publicado por el Jan 20, 2017

Compartir

El presidente Donald Trump (sí, cuesta trabajo escribirlo pero es un hecho) recibió un regaló inesperado de Enrique Peña Nieto. Un día antes de jurar el cargo, el mexicano le mandó a “El Chapo” Guzmán. Se lo entregó afeitado, limpio y con cara de, qué he hecho yo para merecer esto, según las fotografías que publica Excelsior.
El gesto de Peña Nieto, cuyos índices de popularidad no llegan al 15 por ciento, tiene diferentes lecturas. Para unos se trata de una declaración de buena voluntad con la flamante Administración estadounidense que le permitirá conseguir algo a cambio. Para otros, de un nuevo acto genuflexo o de sometimiento al vecino que insiste en construir un muro entre ambos y pasarle la cuenta a los de abajo. En cualquier caso, el Tratado de Asistencia Jurídica Mutua, prevé este tipo de acciones. Aunque, la abogada de El Chapo asegura que el procedimiento ha sido ilegal porque están pendiente por resolver los recursos interpuestos.


Cuando el mundo de los medios de comunicación y la farándula estaba en pie de guerra contra la campaña de Trump, Peña Nieto le abrió la puerta de los Pinos. La lluvia de piñas que le cayeron por hacerlo, dentro y fuera de su país, pareció no tener límites. El presidente de México, entonces, esbozó una justificación que se tradujo a algo parecido a, la culpa la tiene otro y puso en la calle a su ministro de Finanzas y Hacienda.
“El Chapo” cruzó la frontera protegido por un formidable dispositivo de seguridad. Atrás dejó una decena de causas pendientes donde se le acusa por lavado de dinero, crimen organizado, delitos contra la salud pública y otros propio de su profesión de narcotraficante.

En Estados Unidos, el jefe del cartel de Sinaloa, se sentará en el banquillo acusado de delitos, prácticamente, idénticos. La Fiscalía de Brooklin (NY) le aguarda con los brazos abiertos y las esposas en las muñecas. Pero al hombre que soñaba con batir un récord de fugas de prisiones también le espera la justicia de Texas, Arizona, Floridad, Illinois y New Hampshire.
Hoy Donald Trump es el presidente más poderoso del mundo y guste o no, el planeta tiene que tratar con él. Quizás Peña Nieto, al final, no hizo tan mal al recibirlo en campaña y mucho menos al entregarle a un narcotraficante capaz de escurrirse por los barrotes de las prisiones de México. De las de EE. UU está por ver.

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2017

Más sobre «El talón de América»

Calendario
enero 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter
FB