Macri, Odebrech y el jefe de los espías

Publicado por el Jan 15, 2017

Compartir

El escándalo de la constructora Odebrech se derrama desde el 2015 y se extiende por toda la región. Las pedradas de la corrupción en forma de sobornos se esparcen por Panamá, Colombia, Perú, Ecuador y Argentina, entre otros países que hicieron negocios sucios con Brasil.

La onda expansiva del terremoto desatado por Marcelo Odebrech y alguno de sus colaboradores, al empezar a cantar para conseguir rebajas en las condenas, le revienta los tímpanos a Temer pero también le hace ruido a Mauricio Macri, cuyo jefe de los servicios de Inteligencia se encuentra en aprietos para justificar diversas transferencias de la firma por más de medio millón de dólares.

De momento, el sucesor de Cristina Fernández, en la Casa Rosada, aguanta la lluvia de cascotes sobre su subordinado y amigo. Macri no parece estar dispuesto a tomar nota de los presuntos desmanes de Gustavo Arribas, como se lleva el jefe de los espías. Quizás pueda mantener esa posición en el futuro inmediato pero sería poco recomendable.

Las voces que intentan defender a Arribas observan que no hay base sólida para acusarlo (arrepentido del Lava Jato) pero si la hubiera, añaden, se trataría de hechos previos a la gestión en la Administración del hombre que tiene a la vista las “carpetas” de todas las personas que son alguien en Argentina y de los don nadie también.

En año electoral la noticia no es buena para un Gobierno que se esfuerza en reformar Argentina, por dentro y por fuera, y cambiar  el rostro de la corrupción por el de la honestidad. ¿Podrá?

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2017

Más sobre «El talón de América»

Calendario
enero 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archivo
Twitter
FB