La minifalda, Lanata y Chávez

Publicado por el Oct 9, 2012

Compartir

Reconozco que estaba convencida de que Chavez se metería en el bolsillo las elecciones de Venezuela. Los colegas y amigos con los que hablé del tema, en vísperas de los comicios, lo saben. Dicho esto, no me sorprendió la victoria del bolivariano. Tampoco que le dedicara el triunfo a Cristina Fernández de Kirchner y que ésta lo celebrara como propio. El viaje de la tropa de La Cámpora a Caracas, debo confesar, me llamó la atención. También su lugar de privilegio en la comparecencia pública del re-reelecto presidente.

Superada la resaca de las urnas caribeñas por TV, el lunes nos acostamos con una noticia: El periodista argentino Jorge Lanata, conductor de un programa de máxima audiencia los domingos y personaje muy crítico del Gobierno K y del de Chávez, había sido retenido, con su equipo, en el aeropuerto de Caracas. Allí, denunciaba que le habían incautado y borrado los contenidos de su teléfono celular, ordenador etc La medida resultaba, a todas luces, un abuso de poder. La prensa se hizo eco del asunto y la condena, he aquí mi sorpresa, no fue unánime. Miembros del Gobierno pusieron, maliciosamente, en duda los hechos pero lo más llamativo no fue eso sino que en la prensa, algunos de sus propios colegas,  comenzaran a cargar las tintas contra él.

Naturalmente, se trata del llamado “periodismo militante” o de aquel que siente gran simpatía por el Gobierno de Cristina Kirchner. El resto, aunque “el gordo”, como le llaman a Lanata les caiga como una losa, censuraba la actuación del servicio secreto chavista en el aeropuerto Maiquetía Simón Bolivar. Las razones, sin hablar de compañerismo o solidaridad, son de manual: Todos los periodistas sabemos que hoy le tocó a él y mañana, en cualquier otro lugar o allí mismo, le puede tocar a cualquiera de nosotros.

La ola anti Lanata, estrella intermitente de televisión, radio y prensa escrita, llegó veloz a las redes sociales donde el comentario mas acertado fue el de un compañero de una televisión árabe que, por cierto, no le tiene en alta estima: “Lo único que voy a decir del tema Jorge Lanata es que no condenar lo que pasó y atacar al gordo es como decir que la chica a la que violaron es la culpable por usar minifalda”.

 

Foto de Nicolás Wiñazqui en La Nación

Reproduzco a continuación un extracto de la columna de Lanata de hoy en la radio, donde resume los hechos, expresa la tristeza que le reproduce tener que defenderse como si fuera un acusado y, de paso, ajusta cuentas con sus colegas, políticos y Carlos Cheppi, el embajador de Argentina en Venezuela:

-Me parece que estamos mal como país, que estamos muy enfermos si nosotros, que fuimos víctimas de un atropello tenemos que responder como si fuéramos culpables….  Como en la dictadura cuando decían: “Algo habrán hecho”. -Estuvimos dos horas en un pozo, en el segundo subsuelo del aeropuerto de Caracas interrogados por el servicio de inteligencia del Ejército, sin pasaportes, nos borraron las computadoras, nos borraron los teléfonos, nos borraron cosas personales, usaron esa información, se quedaron con los discos...

– Tengo que soportar que esta chica (Gabriela Cerrutti), que viene del lobby menemista, ponga en duda que a nosotros nos detuvieron en el aeropuerto de Caracas.

Reynaldo Sietecase dijo hoy a la mañana que dudaba de lo que nosotros habíamos contado y que, en cualquier caso, si esto era cierto, era un tema menor. Reynaldo, me parece que sos un tipo de mierda. Porque decir eso es ser un tipo de mierda…. Porque yo no voy a decir eso si alguna vez a vos te meten en el segundo subsuelo de un aeropuerto y te interrogan los servicios. Por lo menos te voy a llamar para preguntarte si es cierto.

Victor Hugo (Morales) dijo hoy en la radio que nosotros hacíamos esto por rating. Victor Hugo, sos vos el que necesita rating, no nosotros. .. Víctor Hugo, hace dos semanas nosotros hicimos 22 puntos de rating, que es lo que vos, en toda tu carrera no hiciste sumando todos los programas que hiciste. … Yo no necesito armar este escándalo para que hablen de mí. Hablan de mí igual. Sos vos el que hace 2 puntos… Inventá otra historia.

Ibarra (Aníbal) preocupate por la tira de coimeros (corruptos) que vos bancabas (mantenías) cuando eras intendente (alcalde), que provocaron las 200 muertes de Cromagnon (incendio de sala de fiestas). Es un milagro que vos estés suelto. Preocupate por eso, no por si lo que nosotros dijimos fue verdad o no fue verdad.

-Lo menos que nosotros podemos esperar como periodistas es, de nuestros colegas, una solidaridad básica. Que significa preocuparte por lo que pasó. Menos mal que yo no estuve solo cuando me detuvieron. Porque si éramos ocho y dicen que lo inventamos… Si hubiera estado solo era seguro que lo inventé. Es una locura que tengamos que estar aclarando esto. Estamos mal de la cabeza. Estamos enfermos si estamos en un país donde esto está pasando.

-Este no es un problema político, es un problema de solidaridad del gremio, es un problema de libertades individuales, un problema de respeto a las personas. Estamos hablando de eso. ¿Qué importa si somos kirchneristas o qué carajo somos?

-No puede ser que yo llame al embajador de la Argentina en Venezuela y que le diga: “estamos rodeados por seis personas de civil que en este momento nos están deteniendo” y el tipo me diga: “mandemé su número por mensaje de texto”. No puede pasar.
-A mí todo esto me da bronca y tristeza. Y no voy a seguir hablando mas de esto. Para mí se acabó esta historia.

Jorge Lanata

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2012

Más sobre «El talón de América»

Calendario
octubre 2012
M T W T F S S
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archivo
Twitter
FB