Arancibia Clavel, el fin de un asesino

Publicado por el abr 29, 2011

Compartir

Arancibia Clavel, agente de inteligencia de la dictadura de Pinochet, condenado por el atentado que le costó la vida a Carlos Prats, último jefe del Ejército de Salvador Allende, fue hallado muerto en Buenos Aires. Su cuerpo, cosido a navajazos, lo descubrió ayer su joven pareja, un muchacho de 21 años.

El asesino le asestó veinte puñaladas “en el pecho y en la espalda”, según el diario Clarín. Sin embargo, La Nación asegura que “el cuerpo presentaba una herida punzocortante en su pecho”. Ambos coinciden en que no hay certeza sobre la fecha del crimen ya que los investigadores encontraron sangre seca y ciertos signos de descomposición en el cadáver.

Los motivos del asesinato tampoco están claros al “no haber signos de robo o violencia” ni haberse forzado la cerradura de su domicilio. La Nación no descarta el suicidio y Clarín apunta a un crimen pasional o  venganza por su historial delictivo como espía de Pinochet, el dictador que gobernó Chile entre 1973 y 1990.

Clavel, de 57 años, vivía en Buenos Aires desde hace cinco y era propietario de varios taxis. En el 2004 la justicia argentina le condenó a doce años de prisión por su participación en la colocación de una bomba en los bajos del vehículo del general Prats y su mujer, Sofía Cuthbert. El matrimonio y el conductor del vehículo murieron en el atentado del 30 de septiembre de 1974.

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2011

Más sobre «El talón de América»

Calendario
abril 2011
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Twitter
FB