El efecto Fibertel, Telefónica y política

Publicado por el ago 20, 2010

Compartir

Cuatro años después de dar su bendición a la fusión de Clarín entre Cablevisión (Fibertel) y Multicanal , el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha dado, a su manera, marcha atrás. El jueves, Julio De Vido, ministro y compañero de ruta política de su marido desde hace dos décadas, anunció el fin del servicio de internet de Fibertel. Un millón de argentinos tendrá que buscarse otro operador, de aquí a noventa días, salvo que la justicia o cualquier cambalache lo impida.

Los grandes beneficiarios de la medida, sin duda y aunque no lo reconozcan, serán españoles con Speedy (Teléfonica) y Arnet (Telecom), las dos compañías, con alcance en la mayor parte del territorio argentino.

La noticia, si no estuviera en el marco de esa gran batalla que libra el Gobierno argentino contra los medios de comunicación críticos y en especial con Clarín, tendría únicamente la trascendencia que tiene dejar colgados, de la noche a la mañana -en tres meses-, a más de un millón de abonados. Hasta es es posible que, con la lupa legal en la mano, al Gobierno le pueda asistir la razón para dar por caducada la licencia de Fibertel.

Pero los antecedentes, el actual contexto y el tiempo transcurrido desde que Fibertel pasó a manos de Cablevisión, -en el 2003 y Cablevisión a Clarín (en el 2006) y se fusiona con Multicanal-, obligan a hacer otro análisis que el meramente técnico o de daño colateral para semejante cantidad de afectados. El más sencillo es que, una vez rota la sintonía entre Héctor Magnetto (CEO de Clarín) y el ex presidente Néstor Kirchner, bajo cuyo mandato Clarín se benefició con la operación Cablevisión (Fibertel)-Multicanal, la represalia estaba cantada y era sólo cuestión de tiempo. El resultado, a largo plazo, está por ver.

Otras reflexiones surgen al ver la reacción en la calle y el Congreso por el corte Fibertel. El paso dado por la actual Administración ha provocado un efecto político contraproducente para los intereses del matrimonio Kirchner. La mayoría del arco opositor ha hecho causa común para denunciar el “atropello”, la “ilegalidad”, el “abuso de poder”, el “totalitarismo” y las “prácticas chavistas” del Gobierno. Políticos a los que cuesta más que sudor, y alguna que otra lágrima, unificar criterios, se encuentran, en menos de 24 horas, subidos en el mismo barco para hacer frente “al hegemonismo” kirchnerista.

Como consecuencia, se vuelve a tirar de la manta de los personajes y episodios más oscuros del poder. Vuelve a ser noticia la suerte milagrosa en los tribunales de justicia para el matrimonio que parece tener bula en materia de caudales públicos. También la ley de la jungla que encarna el inefable secretario de Comercio, Guillermo Moreno salta a los titulares y a la justicia tras quedar al descubierto con un vídeo. La verdad de la leyenda del “buen salvaje”, no se puede negar tras ver su intervención en Papel Prensa, empresa de distribución de papel de periódicos donde el Estado es -mientras no se la expropie- socio minoritario con La Nación y Clarín.

Para la prensa española estas situaciones hace tiempo que dejaron de ser una sorpresa pero, todavía, son noticia. Triste y, por desgracia, negativa para Argentina.

El vídeo es del día en que Moreno llevó los guantes de boxeo a un Consejo en Papel Prensa.

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2010

Más sobre «El talón de América»

Calendario
agosto 2010
L M X J V S D
« jul   sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter
FB