La siesta argentina

Publicado por el jun 23, 2010

Compartir

 Desconozco si la palabra “siestario” es un invento argentino o ya circulaba en diccionarios y tertulias. Tanto si es nueva como vieja lo cierto es que en Buenos Aires se ha hecho fuerte y aspira, incluso, a ser negocio. El siestario, para los que como yo no sabían lo que era, es un salón de sueño, una parada en el estrés del ejecutivo para cerrar los ojos, ponerse en horizontal y entregarse a los brazos de Morfeo durante 45 minutos. Ese es el tiempo máximo que los especialistas recomiendan para una siesta con fines reparadores. Caer como un tronco o dormirse cual marmota, más allá de estos límites, suele provocar despertares de mal humor y por lo tanto, bajo rendimiento. El primer local de estas características se ha abierto en pleno centro de la ciudad y ofrece servicios complementarios como masajes y aromas personalizados. El cliente dormita en un ambiente de luz tenue y si lo necesita, puede recibir la asesoría de un especialista para inducirle al sueño. El precio es de 100 pesos equivalente a unos 20 euros.

 

 

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2010

Más sobre «El talón de América»

Calendario
junio 2010
L M X J V S D
« may   jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Twitter
FB