El placer de ser diputado y no hacer nada

Publicado por el jul 17, 2009

Compartir

En lo que va de año el Congreso no ha celebrado ni media docena de sesiones. Al margen de la gripe porcina, los diputados argentinos hacen permanentemente pellas, novillos o la rata, como se dice por aquí al escaqueo escolar o de cualquier otro tipo. Esta afición a no dar ni golpe pasa desapercibida porque la practican en bloque sin distinción de colores- con una disciplina que ya quisieran para sí sus homólogos españoles.
Los grandes debates han desaparecido y con ellos los oradores que hicieron historia. Tras las elecciones del 28 de junio, donde se renovó la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado (aquí sí fichan), el próximo mes de diciembre se incorporarán caras nuevas. Entre ellas la del ex presidente Néstor Kirchner. Considerado el verdadero poder en Argentina, no hace falta ser pitonisa para saber que el Congreso resurgirá de sus cenizas y echará leña al fuego del marido (quemado) de la presidenta. La pregunta del millón es: ¿Dará el árbol caído la cara o dejará a su mujer más sola de lo que ya está?

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2009

Más sobre «El talón de América»

Calendario
julio 2009
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Twitter
FB