El otro hijo de Pinochet

Publicado por el Jun 15, 2009

Compartir

Después de los hijos de Lugo parecía difícil descubrir otro caso de paternidad en las alturas, -políticas y eclesiales-, tan polémico. Pero, una vez más, la realidad desborda la imaginación más audaz. Prueba de ello es el libro La Familia, historia privada de los Pinochet, donde sus autores, Mónica Farfán y Fernando Vega, sacan a la luz el secreto íntimo del hombre que fue amo y señor de Chile entre 1973 y 1989: tenía un hijo extramatrimonial.

Según los escritores, ambos periodistas, el militar se enamoró durante su destino en Quito, -a finales de los años 50-, de una mujer de clase alta con la que mantuvo relación, primero carnal y después epistolar, hasta el fin de sus días. Conocida como La pianista ecuatoriana, su verdadero nombre era Piedad Noé, madre de un varón que hoy debe tener unos 50 años y que, de momento, se mantiene en un discreto segundo plano.

Lucía Iriart, legítima del general, descubrió la infidelidad aunque no las consecuencias de la misma. Mujer de carácter, hizo las maletas y volvió a Santiago con sus hijos mayores, Lucía, Augusto y Verónica. No mucho tiempo después su marido volvería al redil en una reconciliación que aumentó la descendencia con Jacqueline y Marco Aurelio, los menores de la saga.

Desde entonces, según el libro, La pianista, una bella mujer de origen árabe, pelo castaño y ojos claros, no dejó de mantener el contacto con su amante quien, poco antes de morir, decidió desprenderse de todas sus cartas menos una. La última que le envió la mujer antes de morir

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2009

Más sobre «El talón de América»

Calendario
junio 2009
M T W T F S S
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Archivo
Twitter
FB