La confesión de Evo Morales

Publicado por el Sep 29, 2008

Compartir

Evo Morales ha dicho que por las buenas o por las malas su Constitución se va a aprobar. Pero el presidente de Bolivia dijo algo más: No quisiera pero obligado tengo que sentarme con estos señores para dialogar (sic). Los señores a los que se refiere son los gobernadores de los departamentos que forman la llamada Media Luna Oriental más el de Chuquisaca que administra la indígena Savina Cuellar. La “obligación” que menciona no es otra que el acuerdo al que llegó con el Unasur para aceptar la actual mediación internacional en el conflicto.
La confesión de Morales ha dejado al descubierto su verdadero ser. En su ánimo no está ni ha estado nunca- buscar consensos, ni escuchar, ni tratar de entender por qué su país sigue siendo una bomba de relojería. Tampoco preguntarse qué ha hecho él para que en tan poco tiempo afloren con tanta intensidad los odios y se cuenten por decenas los muertos bajo su breve mandato.
Los gobernadores mencionados, a excepción de Savina Cuellar, han actuado todos fuera de la ley. La mayoría y con especial virulencia Rubén Costas, el de Santa Cruz, han obrado de forma lamentable. Además de convocar consultas ilegales, han bailado la danza del rencor y la violencia que sonaba -y suena- en la sede del Ejecutivo de La Paz. Los insultos y el ojo por ojo, vengan de donde vengan, no son buenos consejeros en la discusión política. Esos dos pecados son atribuibles a los prefectos rebeldes pero también y en mayor medida a Evo Morales.
Conviene recordar que el actual Jefe del Estado fue el que lanzó la primera piedra al convertir la Asamblea Constituyente en dramática parodia de sí misma. Todo, por imponer su voluntad y evitar hacer eso que ahora le obligan: dialogar.

Compartir

ABC.es

El talón de América © DIARIO ABC, S.L. 2008

Más sobre «El talón de América»

Calendario
septiembre 2008
M T W T F S S
« Aug   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Archivo
Twitter
FB