ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

El peine del tejedor

Las verduras salen de Gaza

Lo ha dicho hoy el Gobierno de Israel: que van a dejar salir de Gaza productos de la agricultura, muebles y cerámica. No será de repente, sino de forma “gradual” y según las “evaluaciones logísticas y de seguridad”, pero si, que van a permitir las exportaciones.

En el lenguaje de los titulares, esto se llama “suavizar el bloqueo”, en el de Israel “ facilitar la vida a la población que vive bajo el régimen de terror y represión impuesto por Hamas” y en el de la Comunidad Internacional, “es un significativo paso adelante”, palabras del enviado del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair.

Me pregunto qué pensará de la buena nueva Sobhi Heschazi, miembro de la que fue una de las empresas familiares más importantes de la franja dedicadas a la floricultura, y que el año pasado empezaron a destinar sus tierras al ruinoso negocio del tomate y las patatas. Lo hicieron después de sus vacas se tuvieran que comer diez millones de flores, las que Israel no les autorizó vender a Holanda entre 2008 y 2009, gracias a lo cual tuvieron que echar a 20 trabajadores a la calle.

Otra plantación, esta vez de huertos e invernaderos, la “Gran Compañía Huerto Verde”, no aguantó tanto y cerró directamente en 2008 porque ya no podía pagar los sueldos a sus 200 empleados. Para su propietario, Majed Hadaye, esta generosidad de Benjamin Netanyahu de consentir otra vez el tráfico de hortalizas llega demasiado tarde.

Hace una semana, el miércoles 1 de diciembre, el depuesto primer ministro palestino, Ismail Haniye, convocó la prensa internacional en Gaza e hizo un repaso de varias cuestiones de actualidad. Habló del embargo a la franja, para decir que cualquier información sobre su levantamiento es “una gran mentira” y “un engaño al mundo”. Que las carencias siguen siendo las mismas, que el cerco es “financiero, humanitario y social” y es la otra cara de la moneda de la “ocupación directa”.

Israel empezó a “suavizar el bloqueo” el pasado junio, cuando tenía a gran parte de la Comunidad Internacional en su contra por el asalto el 31 de mayo a la flotilla que intentó romper el bloque de Gaza, operación en la que el Ejército judío mató a nueve personas.

Ahora Israel ha vuelto a “suavizar el bloqueo” seis días después de anunciar que va a construir 620 casas en el asentamiento de Pisgat Zeev y a la vez que EE.UU ha anunciado que se da por vencido y que abandona los intentos de que Netanyahu congele esa actividad colonizadora, aunque sea temporalmente.

Por cierto, Tony Blair -que representa por aquí a EE.UU, a la UE, a Rusia y a la ONU- ha añadido que recibe “con agrado” la noticia de que las verduras podrán salir de Gaza.

Más blogs en ABC