ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

El peine del tejedor

La Pasión según Bollywood

 

Mel Gibson fue criticado por la violencia excesiva. Martin Scorsesse por el escándalo de las escenas sexuales. Los Monty Python por irreverentes… pero el riesgo de topar con la Iglesia no ha frenado a la industria de Bollywood, que el próximo octubre empezará a rodar en Tierra Santa un biopic sobre la vida de Jesús.

Chirría lo suyo pensar que los pasajes bíblicos puedan aparecer en pantalla envueltos en el histrionismo, la exhuberancia cromática y los numeritos musicales propios del Séptimo Arte en su inconfundible versión india. Y también que el director, el veterano Singeetham Sriniyasa Rao, de 78 años, haya anunciado que sus actores serán todos niños indios.

Al parecer, en las películas religiosas de su país se recurre a los más pequeños para representar la “inocencia, la santidad y la divinidad”. Pero como la cinta que va a rodar, aunque se centra en la infancia de Jesús, llega hasta la crucifixión, pues han hecho un fichaje a lo grande: el maquillador Christien Tinsley, nominado al Oscar por su trabajo en “La Pasión de Cristo”. A el le corresponderá simular el envejecimientos del elenco… aunque habrá que ver como se las apaña para sacar adelante con dignidad las caracterizaciones para los pasajes más sensibles que rodean a la Pasión. No está claro siquiera que el papel protagonista vaya a ser interpretado por un adulto. En la presentación del proyecto, Rao estuvo acompañado de la superestrella india Pawan Kalyah, pero rehusó confirmar que vaya a encarnar la figura central.

En la India solo un 2,3 por ciento de la población es cristiana, pero para el director eso lo de menos, en India “hay una gran tolerancia religiosa” y esta película va dirigida “al público global”. Se filmará en inglés, hindú, telugú y mayalam, idiomas estos últimos de la región de Andhra Pradesh y de Kerala, respectivamente, que serán narrados por el mencionado Kalyah.

Una producción bollywoodiense tiene un presupuesto medio de 500.000 dólares, esta cuenta nada más y nada menos que con 30 millones de dólares. Y empezará a rodarse en octubre en la Galilea, Jericó, en Belén y en Jerusalén, lo que no consiguió ni Scorsesse, ni Zeffirelli, ni tampoco Elie Chouraqui, cuando hace cuatro años tuvo que irse a Rodas para ambientar su “Oh, Jerusalén” de Dominique Lapierre.

Si la película acaba o no molestando a los de siempre, ya se verá. En lo que la productora ha querido ser clara es en que su guión no tiene nada que ver con esas teorías surgidas en el siglo XIX, (Louis Jacolliot, Holger Kersten, Robert Beckford…), que hablan de que, entre los 12 y los 30 años, Jesucristo pasó su vida entre en la India estudiando budismo, cuando todo el mundo pensaba que estaba tranquilamente creciendo en Nazaret. “Nadie ha probado nada semejante, nosotros nos concentraremos en los hechos tal y como los conocemos”, han despejado los miembros del equipo.

Más blogs en ABC