ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

El peine del tejedor

silwan

 Silwan es un barrio situado entre la Ciudad Vieja y el Monte de los Olivos, en el Jerusalén Este ocupado en 1967. Tiene cerca de 45.000 habitantes, la inmensa mayoría de ellos árabes.

En una zona de Silwan, llamada El-bustan, se encuentran unas ruinas descubiertas en el siglo XIX, donde la Autoridad de Antigüedades de Israel realiza unas excavaciones en lo que se conoce como la “Ciudad de David”.

Un trabajo de la arqueóloga israelí Kathleen Kenyon de 1997 identificó que unos restos podrían ser la muralla que cercó el patio del palacio de David que se menciona en la Biblia. Según el arqueólogo Rafi Grenberg, de la Universidad de Tel Aviv, no hay evidencia alguna que demuestre que esas ruinas pertenezcan a la capital del monarca.

Israel ha proyectado ampliar la Ciudad de David creando un parque arqueológico de 100.000 metros cuadrados.

El lunes, el Ayuntamiento de Jerusalén anunció la demolición de 22 casas palestinas para poder levantar ese parque. En total, hay amenazadas de derribo 88. Podrán reconstruirlas en la parte este del mismo barrio, aunque deberán correr con los gastos.

El Ayuntamiento de Jerusalén sostiene que se trata de tirar abajo viviendas construidas de forma ilegal y que la decisión no tiene nada que ver con el grupo étnico de sus habitantes.

Los palestinos afectados recuerdan que la burocracia muncipal niega sistemáticamente a los árabes permisos para construir o ampliar sus viviendas.

La ONU y EE.UU han mostrado su preocupación. La Alcaldía de Jerusalén ha puntualizadio que el plan está en una fase todavía “incial”.

El ministro de Defensa judío, Ehud Barak, ha dicho que, si las cincunstancias lo requieren, el proyecto tendrá que esperar.

Los esfuerzos de EE.UU por reanudar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos se frustraron de repente cuando Israel anuncio en marzo los permisos para construir 1.600 viviendas en el Jerusalén Este ocupado. Se teme que la demolición de casas en Silwan aseste un nuevo golpe a esas frágiles conversaciones, que se están desarrollando de forma indirecta.

El 26 de septiembre termina la suspensión de diez meses que Benjamin Netanyahu impuso a la construcción privada que se promueve en las zonas ocupadas. Ese mes también expiran los cuatro meses que la Liga Árabe dio de plazo a las conversaciones de paz para que se logren avances significativos. En septiembre también se habrán cumplido tres meses de la llegada a 22 hogares de Silwan de las órdenes de derribo.

 

  

Más blogs en ABC